CarreraHistorias

Estrena la UNAM posgrado para la industria automotriz

Abrirá sus primeros cursos en agosto de 2012. Está orientado a la innovación tecnológica, sin dejar de lado el componente de la investigación.

19-07-2012, 11:37:40 AM
Estrena la UNAM posgrado para la industria automotriz
Altonivel

En México la ingeniería automotriz representa más del 14% del PIB nacional y toda una industria que requiere capacitación de vanguardia. Por ello, la Universidad Autónoma de México (UNAM), diseñó el posgrado en ingeniería, con el propósito de contribuir al desarrollo de la industria automotriz mexicana, que hoy registra entre mil 200 y mil 600 empresas de autopartes, más las armadoras, proveedores de servicios y mantenimiento, sin olvidar a los fabricantes de vehículos pesados.

El contexto profesional de la nueva área de estudios está determinado por una revolución tecnológica. “Hace 20 años las empresas del ramo diseñaban y desarrollaban todo el vehículo, de defensa a defensa, y por el impacto de la globalización en los procesos, empezó a diversificarse la producción”, comentó Saúl Santillán Gutiérrez, miembro del grupo que coordinó el plan de estudios.

Estos procesos provocaron un fenómeno particular en la cadena productiva: de ser un país manufacturero –las empresas de autopartes únicamente recibían los planos del cliente automotriz y fabricaban– se pasó a generar experiencia, conocimiento y tecnología.

“Empezó a alterarse gradualmente el paradigma y ahora los grandes fabricantes piden a los especialistas en autopartes piezas para vehículos híbridos, como bancos de capacitores, suspensiones ‘inteligentes’ que operan en determinados rangos y velocidades. De manera que esos fabricantes ahora hacen diseño, innovan y compiten”, abundó Santillán Gutiérrez.

Según el investigador, esta industria se globalizó, por lo que hay enormes inversiones en India, donde se establecieron centros de diseño para las grandes empresas; lo mismo en Rusia, China y México, donde hay gente preparada en este rubro.

Para apuntalar este posgrado, los organizadores han colaborado con la Secretaría de Economía, ProMéxico, con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA); asimismo, con la Industria Nacional de Autopartes A. C. (INA) y con la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, A.C. (ANPACT), para conocer los requerimientos de esa industria.

Estos últimos abarcan diseño, desarrollo e innovación tecnológica; en concreto ingenieros con buenas bases científicas y tecnológicas que se especializaran en un posgrado.

El posgrado, aprobado por las instancias universitarias hace un año, abrirá sus primeros cursos en agosto próximo, y una de sus sedes será la Facultad de Ingeniería (FI). Está orientado a la innovación tecnológica, sin dejar de lado el componente de la investigación. “Tanto el doctorado como la maestría se enfocan a que los alumnos desarrollen proyectos bajo los requerimientos de la industria y con la participación de las empresas”, informó.

Respecto a las razones sociales, destacó el empleo. La industria automotriz mexicana registra cerca de un millón 200 mil plazas. En otros países se considera que cada una hace la derrama económica de siete puestos. Ello dimensiona la importancia de mantener y hacer crecer esta industria en la nación.

Además, añadió, “no hay inversiones si el territorio receptor no cuenta con gente capacitada para desarrollar los procesos productivos y de innovación. Tenemos ese reto: no se trata de hacer sólo manufactura, sino desarrollar nuevos sistemas”.

Un argumento más para crear este posgrado, insistió Santillán, es el momento de cambio tecnológico global. “Los consumos y la escasez de combustible provocan que aparezcan innovaciones; de estas últimas, hay algunas que competirán para sustituir a los combustibles fósiles; se buscan nuevos materiales, autos más ligeros, nuevos principios para hacerlos más rápidos y más eficientes y, al mismo tiempo, habrá una revolución en el transporte por lo que hay que mantenerse en esa línea”.

Si hay 16 chinos, 11 hindús, siete europeos, cinco rusos, cuatro estadounidenses y tres brasileños por cada mexicano, no podemos quedarnos con la expectativa de ser mano de obra, estaríamos perdidos, concluyó.

Para saber más:

.México eleva aranceles a autos argentinos

Relacionadas

Comentarios