HistoriasMarketing

La publicidad llega a los libros

En marzo de este año, China publicó el primer libro con publicidad en su portada para revitalizar la industria del libro impreso, frente a la popularidad de los e-books.

17-07-2012, 1:21:05 PM
La publicidad llega a los libros
Altonivel

Los libros son de los pocos medios de expresión que no han
tenido una participación verdadera de la publicidad dentro de su contenido. Algunos
pueden tener ciertos patrocinios, pero casi siempre se ocurre cuando la obra hace su transición a otros medios como la
televisión o el cine. No obstante, esto puede estar a punto de cambiar.

En marzo de este año China decidió hacer el experimento y
publicó el primer libro con publicidad entre su empastado: Mi hijo, Yo-Yo. Este libro habla de la vida de un violonchelista chino desde
la perspectiva de su madre y cuenta con los anuncios de una marca textilera.

 

Photobucket

 

 

La Asociación de Editores de China ya firmó un contrato con la
agencia de publicidad de Pekín Jinghua Aobo para generar campañas y anuncios
que vayan publicados en la cubierta  y
contra cubierta de los libros publicados en los próximos meses. De hecho, Jinghua Aobo ya firmó contratos con otras 100
casas editoriales que publicarán 10 libros con publicidad en los próximos
meses.

Sin embargo, estos anuncios deberán cumplir con ciertas
reglas como que el producto o marca esté relacionado con la temática de la obra,
pero jamás podrán ser colocados los precios de las ofertas.  La agencia de publicidad sólo pagará  uno o dos centavos a la casa editorial cada
libro que sea vendido.

Según apunta el rotativo China Daily, las ganancias anuales de
la industria editorial china rondan los 6.3 billones de dólares, mientras que
las del sector publicitario ronda los 500 billones de yuanes.

Esta estrategia busca revitalizar la industria de la palabra
impresa
frente al auge de los e-books. De acuerdo con una infografía de Buzz
Marketing Networks
, la venta de los e-books creció 117%, mientras que las de
los libros de pasta dura bajaron 36%.

Este modelo parece ser muy eficaz en China, donde hay un
control sumamente escrito sobre lo que se escribe, se imprime y se lee, pero,
¿podría ser replicado en otros países?

Como apunta el sitio Liketing, habría que considerar la opinión de los
autores al vincular sus obras con marcas más comerciales e incluso, el
sentimiento de los lectores al ver publicidad también en sus libros.

Y es que no se trata de sólo hacer product placement en el
argumento -como decir que un personaje está utilizando tenis Converse-, sino poner de frente a una marca o anunciante junto al nombre del autor y el título del
libro.

¿Te gustaría ver publicidad en tus libros favoritos? ¿Tendrían algún efecto esos anuncios sobre tu decisión de compra?

Para saber más:

Ebooks protagonizan mayor feria de libros en EU

En 2012, el contenido seguirá siendo el rey

Ventajas y desventajas de la fusión libros e Internet

Relacionadas

Comentarios