HistoriasNegocios

Suben los precios, pero no los salarios

En 2006 se necesitaban 134 horas de trabajo para adquirir productos de la canasta básica, hoy 193. El consumo de productos de lujo crece pese a la crisis.

10-07-2012, 2:47:04 PM
Suben los precios, pero no los salarios
Elie Smilovitz

Twitter: @smilovitz

El Índice Nacional de
Precios al Consumidor
(INPC) subió 0.46%, tres décimas por encima de las expectativas.
Fue impulsado por la subida del precio de los alimentos y otros productos
agrícolas. Sin embargo, los productos no alimenticios registraron su primera
caída del año, sobre todo por un descenso del 0.65% en la ropa, que refleja un
posible aumento de la competencia entre minoristas. Por su parte, los precios en
el sector turismo aumentaron 0.35% por la temporada vacacional.

La inflación anual subió a 4.34% en junio,
la tasa más alta en 18 meses, desde el 3.85% registrado en mayo. La inflación subyacente -que no toma en cuenta productos con precios altamente volátiles- subió un 3.5%. 

Salarios
mínimos

En relación al aumento de los salarios, la
empresa AON Hewitt realizó una encuesta entre más de 200 empresas mexicanas,
cuyos resultados afirman que los sueldos mínimos aumentarán en torno al 5%
durante 2012. Es decir, tendrán un vínculo directo con la inflación por décimo
año consecutivo, lo que, según expertos ha traído como consecuencia un
deterioro de la capacidad adquisitiva de los hogares, ya que existen ciertos
productos básicos, como el jitomate, cuyos precios han subido en mayor proporción.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) los sueldos reales en México han aumentado a un ritmo de 0.4% desde el año 2005, lo que ha limitado su capacidad adquisitiva respecto a otros países, como Brasil, en donde el aumento ha sido del 3.4% en el mismo periodo. 

Según un estudio del INEGI, los hogares mexicanos ya cuentan con dos proveedores de ingreso, mientras que hace dos décadas sólo contaban con uno y, sin embargo, una encuesta de la Organización  para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), afirma que cerca de la mitad de la población mexicana considera difícil vivir con su salario. 

Por su parte, una encuesta elaborada por El Universal afirmaba que, en 2012, son necesarios hasta tres salarios mínimos para tener la capacidad adquisitiva que un solo salario mínimo aportaba a una familia mexicana en 1970, lo que refleja una erosión de la capacidad de compra de las familias. 

Canasta
básica 2006-2012

Entre diciembre de 2006 y junio de 2012,
con base en un sueldo de 54 pesos diarios, se ha pasado de necesitar 134 horas
de trabajo a 193 para poder adquirir los productos de la canasta básica, según el blog del INPC. 

En dinero, la misma canasta que costaba 812
pesos en 2006, en 2012 alcanzó un precio de mil 326 pesos. Es decir, su precio
aumentó 285 pesos.  

Entre los productos cuyo precio se ha
comportado de forma más vulnerable en los últimos años se encuentran: los energéticos, como luz, gas y gasolina,
así como la harina de maíz, las frutas y las verduras, sobre todo el jitomate,
cuyo precio ponderado es el segundo en importancia dentro de la canasta básica
en los últimos seis años, sólo por detrás de la luz eléctrica, aumentó de
precio un 27% en junio de 2012. Otros productos básicos, han visto aumentar su
precio hasta un 80% en los últimos seis años.

Productos de la
canasta básica

La canasta básica
está compuesta por 89 bienes y servicios agrupados en las siguientes categorías
como: alimentos, ropa, calzado y accesorios, salud y cuidado personal y
transporte, y conforman los productos y servicios necesarios para garantizar un
desarrollo físico y mental adecuado, con base en la definición del Inegi.  

Entre los productos que integran la canasta básica, se
encuentran: arroz, aceites vegetales, huevo, pan de caja, galletas, harina de
trigo, pollo, leche y frijol.

Productos de lujo

El alza de los precios de la canasta básica no tiene un
vínculo directo con el de las compras de productos de lujo. Según KPMG, en
México, un 5% de la población puede comprar este tipo de productos, como
relojes de marcas finas, ropa de diseñadores reconocidos, autos lujosos e incluso
vehículos como helicópteros o aviones privados.

El crecimiento de este sector es constante tanto en México
como en otros países de América Latina. Según la consultora Boston Consulting Group,
el consumo de lujo crece a un ritmo del 
15% anual en México. Sólo en 2010, otro estudio de
KPMG señalaba un crecimiento del 12% en el consumo de productos de lujo en toda América Latina.

Así, si bien la evolución de los salarios mínimos permanece
anclada a la inflación, el  consumo de
productos de alta gama por parte del 5% de la población mexicana aumenta a un
ritmo tres veces más veloz.

La inflación de junio
desde 2007

La inflación calculada al mes de junio, durante los últimos
seis años, ha aumentado de la siguiente manera: 2007, 3.98%; 2008, 5.26%; 2009,
5.74%; 2010, 3.69%; 2011, 3.28% y 2012, 4.34%. Así, en total, el incremento del
INPC de junio, durante el último sexenio, supera el 26%.

¿Consideras que tu sueldo te alcanza para adquirir más productos básicos este año en comparación a años anteriores?

Para saber más:

Brasil tiene su menor tasa de inflación en casi 2 años

Deterioro salarial en México suma 40 años

Cuando el salario determina el trabajo

Blog: La clase alta, por Elie Smilovitz

Relacionadas

Comentarios