ActualidadHistorias

AMLO desconoce resultado de las elecciones

El izquierdista argumentó falta de equidad en la contienda electoral del 1 de julio y supuestas irregularidades como la compra de millones de votos.

09-07-2012, 10:22:05 AM
AMLO desconoce resultado de las elecciones
Reuters

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador dijo el lunes
que desconoce los resultados de la elección presidencial en la que triunfó
Enrique Peña Nieto, argumentando falta de equidad en la contienda y supuestas
irregularidades como la compra de millones de votos.

El candidato, postulado por tres fuerzas de izquierda
lideradas por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), obtuvo el segundo
lugar de la elección del 1 de julio con una diferencia de más de 6 puntos
respecto a Peña, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

López Obrador dijo que el jueves en la tarde dará a conocer
los detalles del recurso legal que presentaría ante el Tribunal Federal
Electoral, y agregó que está considerando la posibilidad de pedir la anulación
de los comicios.

El izquierdista aseguró que el PRI y sus gobernadores
realizaron una compra masiva de votos y que Peña sobrepasó por mucho el límite
establecido en las leyes para gastos de campaña.

“Nosotros no podemos aceptar esos resultados (…)
tenemos elementos para sostener, vamos a probarlo en su momento, que se
compraron alrededor de cinco millones de votos“, dijo el candidato en
conferencia de prensa en la Ciudad de México.

Según los resultados finales del instituto electoral, Peña
ganó la elección del 1 de julio con un 38.21% de los sufragios, mientras que
López Obrador obtuvo un 31.59% de los votos y la oficialista Josefina Vázquez
Mota quedó tercera con un 25.41 por ciento.

Bendición y maldición para izquierda mexicana

Una vez más, en las recientes elecciones presidenciales de
México, López Obrador probó que los partidos de la izquierda no pueden competir
sin él.

Pero, después de su derrota del domingo, también mostró que
es difícil que prosperen con él como líder.

El caudillo con más fuerza que ha tenido la izquierda en los
últimos años tocó la presidencia con la punta de los dedos en el 2006 y en los
comicios del 1 de julio quedó en segundo lugar por poco margen; rechazó los
resultados en las dos ocasiones y terminó en un duro enfrentamiento con sus
rivales.

Seis años después de haber bloqueado con campamentos zonas
neurálgicas de la congestionada Ciudad de México por lo que consideró un fraude
en las elecciones, López Obrador también ha reclamado ahora por el resultado de
los comicios, levantando temores de que se repitan las protestas de entonces.

Pero además, hay un riesgo de que la izquierda se divida
después de haber ganado terreno en estos comicios tras los cuales volverá a ser
la segunda fuerza en el Congreso detrás del PRI.

López Obrador construyó una red de leales seguidores que van
desde sectores pobres de la sociedad hasta intelectuales que se sintieron
capturados por su discurso enfocado a terminar con la extendida corrupción y la
pobreza.

Pero el líder no logró conseguir los votos necesarios para
llegar al poder y es difícil que consiga a ampliar su capacidad de arrastre,
con muchos votantes preocupados de que se convierta en un dirigente radical y
provocador de divisiones.

Pero su postura beligerante y su reclamo de que se recuenten
todos los votos, a pesar de que la ventaja de Peña fue de casi 7 puntos
porcentuales, sólo ha sido respaldada por una parte de la alianza que lo
postuló, encabezada por el PRD.

“No deberíamos cometer el error de 2006”, dijo
Jesús Ortega, ex presidente del partido, que en alianza con el Partido del
Trabajo y el Movimiento Ciudadano impulsó la candidatura de López Obrador.

Impulsado por el surgimiento reciente de un movimiento
estudiantil
contrario al PRI y sus vínculos con medios de comunicación
dominantes, el PRD también está montado en la ola de demandas populares que
exigen el fin de la dominación de las cadenas Televisa y TV Azteca.

Pero si López Obrador sigue fustigando a Peña y se niega a
reconocerlo como presidente, el Congreso probablemente estará dominado por los
esfuerzos del nuevo mandatario para tratar de sacar reformas con el gran
perdedor del domingo, el PAN.

Célebre como defensor de los pobres y los oprimidos, López
Obrador ha sido un operador político astuto que cuando fue alcalde tuvo la
posibilidad de crear una relación cercana con Carlos Slim, el hombre más rico
del mundo.

El trabajoso camino de la izquierda

En el 2006, López Obrador ganó 2.5 millones de votos más que
los que el candidato izquierdista Cuauhtémoc Cárdenas obtuvo en las dos
elecciones presidenciales anteriores conjuntas; sin embargo no le ha alcanzado
para ganar la presidencia en medio de temores entre la clase media.

El PRD no ha podido ganar el poder desde que se formó a
finales de la década de 1980, con una mezcla de comunistas y socialistas
disidentes del PRI, como el mismo López Obrador.

Al interior del partido hay seis facciones identificables y
la agrupación debe mantener un tira y afloje con los pequeños grupos de
izquierda.

Sus seguidores dicen que solamente López Obrador puede
aglutinar a los distintos sectores.

La popularidad en la administración de López Obrador tiene
un cimiento que se ha mantenido en la metrópoli, pero también se ha creado
competencia ahí para él.

El actual jefe de gorbierno Marcelo Ebrard, más moderado y no tan
polarizante, desafió a López Obrador en la carrera en el PRD por la candidatura
a la presidencia, pero perdió por un estrecho margen. Sin embargo, se lo ve
como un potencial candidato en las elecciones del 2018.

Austero y orgulloso de su incorruptibilidad, López Obrador
nunca aceptó en 2006 su derrota ante el presidente Felipe Calderón, del PAN, al
que llamó “espurio”.

¿Cuál crees que sea el desenlace de esta controversia
electoral?

Para saber más:

.México elige Presidente

.Consejos distritales decidirán el conteo voto por voto

.Conteo final de votos confirma ventaja de Peña Nieto

 

Relacionadas

Comentarios