HistoriasNegocios

Desafíos económicos de México hacia 2018

El nuevo Gobierno deberá garantizar el acceso al crédito, impulsar la educación técnica e incluir una estrategia medioambiental en el Plan Nacional de Desarrollo.

02-07-2012, 9:22:20 AM
Desafíos económicos de México hacia 2018
Elie Smilovitz

Twitter: @smilovitz

México, como país en vías de desarrollo, tiene por delante un gran
desafío: elevar la calidad de vida de sus ciudadanos y la
calidad de sus servicios públicos y privados, para así transformarse
en una potencia.

Para Enrique Presburger, experto en finanzas y director de Operaciones
en una entidad financiera, entre los principales retos del nuevo Gobierno en
materia económica se encuentra detonar el mercado interno.

“Hay que generar incentivos laborales y fiscales para que las empresas
contraten más gente e inviertan más en tecnología productiva”, asegura
Presburger, quien explica que al carecer de estas subvenciones la productividad
se ve lastimada por la carencia de innovación.

Bancarización

Presburger señala que uno de los pendientes que más preocupan a los bancos y
al sector financiero, a las empresas minoristas y a las Pymes, es la
bancarización. Abordar este asunto, asegura Presburguer, será clave para el
crecimiento económico durante el próximo sexenio.  

“Activar la banca de desarrollo es urgente para que la bancarización del
país suba cuando menos al 50% y así llegar a los niveles de Brasil. El acceso
al crédito es la llave a nuestro crecimiento en el futuro”, asegura el experto,
que es autor del libro “Sofomes ENR, la puerta a la revolución financiera en
México”, publicado por el ITESM en colaboración con la
empresa de consultoría Deloitte.

En México, sólo 20% de las Pymes pide crédito, lo que Guillermo
Ortiz
, ex gobernador del Banco de México y presidente del Consejo de Administración
de Banorte califica como “un hecho preocupante”.

La banca tradicional comercial es la principal fuente de financiamiento de las empresas mexicanas. En total, el crédito otorgado por la banca comercial suma 3,16 billones de pesos, unos 249,000 millones de dólares (mdd), el equivalente a 20% del PIB nacional, según Reuters. Si comparamos este rubro de crédito con Brasil, el principal competidor de México en captación de IED, el país sudamericano otorga créditos por un equivalente al 50% de su economía. Mientras que la cartera de crédito en Chile supera 70%. 

Educación especializada y técnica

“El otro gran reto consiste en generar empleos técnicos y
especializados, para lo cual habrá que impulsar las universidades técnicas de
bajo costo, corta duración, y alto nivel y especialización de egresados”,
declara Presburger, quien sostiene que los oficios tienen una ventaja sobre
otros tipos de enseñanza debido a que preparan a los estudiantes para ejercer
un trabajo que, por una parte, requiere de un nivel de cualificación
especializado y, por otra, se obtiene en un periodo de tiempo más corto que una
licenciatura universitaria.

La meta consiste en fortalecer el vínculo entre las instituciones educativas y el entramado empresarial, con el objetivo de que las universidades puedan satisfacer la demanda de profesionales en los diferentes sectores del mercado e impulsar aquellas carreras que permitan a los egresados obtener un empleo bien remunerado y con alta demanda en el mercado laboral.  

Medio ambiente y pobreza

A los anteriores hay que sumar el desafío de la sostenibilidad. Según el
portal Mexicohazalgo.org, que reúne a más de 40 ONGs, de continuar el ritmo de deforestación
actual, para 2025 México habrá perdido la mitad de su superficie de manglares.
También destaca que ya se ha perdido 34% de los bosques y selvas.  

Los ambientalistas mexicanos advierten de que en 2006 más de 14 mil
muertes estuvieron asociadas a la mala calidad del aire. Por estos y otros
motivos, el tercer sector propone como uno de los principales desafíos del
próximo sexenio la inclusión de un eje transversal centrado en el combate al
cambio climático y el impulso del desarrollo sustentable en el Plan Nacional de
Desarrollo 2012-2018.

El desafío ambiental no sólo se vincula a la protección de la flora y la
fauna, está relacionado con los presupuestos en materia de Salud, recursos
naturales, subsidios a los combustibles y combate a la pobreza. De hecho, una
de las cuatro conclusiones principales del B20 –el grupo que representa a las
empresas del sector privado en el marco del G20– durante la cumbre de Los Cabos
señaló la “seguridad alimentaria” como una de las principales prioridades
económicas. Según los empresarios, para combatir la pobreza extrema en México es necesaria una política de reforma del sector agrícola que permita una mayor
eficiencia en la cosecha de alimentos, ante la creciente demanda nacional e
internacional.

Por su parte, el Banco Mundial dejó claro durante el Foro Económico
Mundial
para Latinoamérica, celebrado este año en Puerto Vallarta, que la
entidad está desarrollando una estrategia para eliminar los subsidios a los
combustibles fósiles en los próximos cuatro años, lo que incentivaría la
búsqueda de energías alternativas limpias para sustituir al petróleo. En México
estos subsidios son otorgados por el Gobierno Federal y superan los 200,000 mdd anuales.

La industria del reciclaje, del tratamiento de residuos, del mercado de
bonos de emisiones de carbono y de reutilización del agua, son otros de los
sectores económicos vinculados al desarrollo sostenible en los que México
deberá avanzar durante los próximos seis años para mitigar los daños ambientales
y apuntalar una economía sostenible.

¿Qué te parecen estos desafíos y qué
otros deberá enfrentar el nuevo Gobierno?

Para saber más:

EPN camina hacia Los Pinos

Banca popular, el negocio que da crédito a los pobres

Elecciones y bancarización en México

Relacionadas

Comentarios