ActualidadHistorias

Gobierno Paraguay se aísla del resto de Latam

Diversas naciones sudamericanas reforzaron un cerco diplomático al país en protesta por la destitución del mandatario izquierdista Fernando Lugo el viernes pasado.

25-06-2012, 8:25:43 AM
Gobierno Paraguay se aísla del resto de Latam
Reuters

Sudamérica reforzó el domingo un cerco diplomático a
Paraguay que podría golpear su economía en protesta por la destitución del
mandatario izquierdista Fernando Lugo, mientras el nuevo Gobierno que lo
reemplazó brega por tener el reconocimiento regional.

La presión sudamericana sobre el Gobierno del reemplazante
de Lugo en el poder, el centroderechista Federico Franco, se acentuó con la
decisión del bloque Mercosur de suspender la participación de Paraguay en una
cumbre y con el freno de los envíos de crudo de Venezuela, mayor proveedor del
atribulado país.

Venezuela, como Argentina, retiró a su embajador de Paraguay
ante la destitución del presidente socialista Lugo en un veloz juicio político
en el Congreso, que fue considerado a nivel regional como un quiebre del orden
institucional, que el nuevo Gobierno paraguayo niega con vehemencia.

Un funcionario brasileño de alto rango explicó que había
consenso para sancionar a Paraguay y dijo que “el punto es transformar al
nuevo Gobierno en un paria”.

Brasil, Uruguay, Colombia y Chile llamaron a consultas a sus
jefes de misión en Asunción, mostrando su malestar por el desplazamiento de
Lugo, que precipitó la asunción de Franco, su vicepresidente, como nuevo jefe
de Estado.

El senador Miguel Abdón Saguier, un estrecho aliado de
Franco, consideró “grave y arbitraria” la decisión del venezolano
Hugo Chávez, y dijo a Reuters que el Gobierno resistiría “esta especie de
Triple Alianza del siglo XIX”, en alusión a una cruenta guerra concluida
en 1870 luego que los ejércitos de Argentina, Brasil y Uruguay devastaran
Paraguay.

La presión regional es potencialmente peligrosa para la
pobre y mediterránea economía paraguaya, que depende de los puertos de sus
vecinos Argentina, Brasil y Uruguay para el transporte y el abastecimiento y
exportación de bienes.

Paraguay se enfrenta además a más sanciones de los entes
regionales que integra, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el
bloque aduanero Mercosur.

El depuesto Lugo dijo que el Gobierno que encabeza Franco es
“trucho” (falso) y no colaborará con él. Además anunció que
concurriría a la cumbre del Mercosur esta semana en Mendoza para explicar la
situación.

Los representantes del Gobierno de Paraguay no podrán
hacerlo, ya que el Mercosur suspendió la participación del país por considerar
que había quebrado el orden institucional, según informó en una nota la
cancillería de Argentina, a cargo de la presidencia rotativa del bloque.

Regresar al poder

Lugo dijo que acompañaría todas las manifestaciones
pacíficas en favor del retorno de la democracia. Uno de sus colaboradores más
estrechos, Augusto Dos Santos, quien era ministro de Comunicaciones, dijo que
el ex obispo socialista tenía como objetivo ser reconducido al poder.

En la sede del canal estatal de televisión, varios cientos
de partidarios de Lugo, muchos de ellos empleados públicos o del mismo canal,
se reunieron para darle su apoyo. Campesinos, militantes de izquierda y
estudiantes también se acercaron para dar discursos en defensa del ex obispo.

“Lugo debe volver al poder. Vamos a resistir
pacíficamente. No me siento representado por Franco ni por este Congreso lleno
de intereses particulares”, dijo Christian Rappenecker, un estudiante de
22 años.

Lugo dijo el viernes tras ser destituido que aceptaba la
decisión del Congreso de apartarlo del cargo pese a que la consideraba injusta.

El domingo, sin embargo, fue más enfático en condenar la
forma en que fue separado del cargo, que calificó como un golpe de Estado
parlamentario. “Este es un Gobierno que no es un Gobierno legítimo. Aquí
se ha interrumpido un proceso democrático”, dijo.

Las calles de Asunción estuvieron semidesiertas en el
soleado y fresco domingo invernal, excepto frente a la sede del canal estatal.
Ese hecho era destacado por el nuevo Gobierno, que indicó que el cambio de
mando se ajustó a pleno derecho.

Muchos ciudadanos expresaban indiferencia ante la situación
política, aunque algunos reprochaban al Congreso la forma en que Lugo fue
destituido y al mismo tiempo criticaban al ex obispo socialista.

“Lugo era un inútil, pero lo del Congreso fue un
chiste, eran como chanchos hablando de higiene”, dijo Benjamín Aguayo, un
estudiante de 18 años.

En busca de diálogo

El nuevo Gobierno de Paraguay dijo que buscaba dialogar con
la región para apaciguar los cuestionamientos de Argentina, Brasil y Uruguay,
sus socios en el Mercosur, que siguieron a la destitución de Lugo.

Franco asumió tras un procedimiento que él mismo calificó
como inusualmente “rápido y sorprendente”, pero que defendió como
legal. El nuevo Gobierno recibió el apoyo de Alemania, España, Canadá y el
Vaticano.

“Entiendo que no es fácil entender la forma
absolutamente sumaria, casi express con que se hizo esto (…) vamos a poner
todo nuestro esfuerzo para que el concierto de las naciones pueda entender que
en el Paraguay no hubo golpe”, agregó el nuevo mandatario.

El canciller José Félix Fernández Estigarribia
había señalado, antes de la suspensión a Paraguay decidida por el Mercosur, que
pretendía concurrir a la cumbre en la provincia occidental argentina de
Mendoza.

¿Crees que la destitución de Lugo tuvo fundamentos? ¿Cómo
crees que afectará su salida a Paraguay?

Para saber más:

.Mercosur “no invita” a Paraguay a cumbre próxima

.Congreso destituye al presidente de Paraguay

.Gas de esquisto, ¿el próximo petróleo?

Relacionadas

Comentarios