HistoriasNegocios

Samo, un sombrerero nada loco

“Este lugar no es solo mío. Es de todos los involucrados, de quienes se han sumado, incluyendo a los fans apasionados”. @samoALLSTAR

30-04-2012, 1:20:26 PM
Samo, un sombrerero nada loco
Rodrigo Mora | Fotos Olga Laris

Los sueños de Samo fueron sembrados hace ya muchos años.
Durante este tiempo trabajó en cada uno de ellos. Por un lado, se concentró en
convertir su voz en un sello característico del grupo más importante del pop
romántico en español.

Camila ha rebasado todas las marcas logradas por los
artistas de nuestro país, con más de 200 shows con su gira Dejarte de amar.
Lograron llenos totales seis veces en el Auditorio Nacional, cuatro en el
Palacio de los Deportes, uno en el Foro Sol, para sumar 180,000 espectadores en
una sola ciudad. Además, superaron el millón de copias vendidas y conquistaron
todo el continente, pasando del público mexicano al público angloparlante de
Estados Unidos y al portugués de Brasil.

Pero la vida de Samo no es Camila. Ha invertido sus ingresos
de las giras en cumplir muchos sueños.

“De ellos nacen los grandes proyectos. Soy una persona que
no se pone límites. Desde la primera gira de Camila adopté el sombrero como un
trazo de mi personalidad y vi que el público lo adoptaba. Entonces decidí que
era el momento de crear Samohats”, nos cuenta Samo desde su camerino en el Foro
Sol antes de salir al último concierto de la gira.

La marca hoy se encuentra en grandes cadenas departamentales
y recientemente  abrió las puertas de su
propia boutique en la calle Belgrado, en la Zona Rosa de la ciudad de México.
Su sombrero ha dado la vuelta al mundo, al grado de convertirse en un accesorio
básico de moda, con reseñas en revistas especializadas en moda.

“Yo mismo me involucré en cada uno de los 35 diseños. El
modelo que utilizo desde hace seis años se llama Fedora y solo lo hace Samohats
en México. Esta marca es un proyecto que lleva mucha pasión, constancia y
ambición, en el buen sentido de la palabra. Planeamos exportar pronto.”

Al igual que su visión en el ámbito musical, en la industria
de la moda ha descubierto elementos para llegar al éxito. Si bien pueden
apoyarse en la imagen pública que lo acompaña, no se basan en ello.

“Lo primero es seguir creando nuevos modelos de Samohats.
Los pasos siguientes dependen de marcar tendencia.”

Al parecer, el resultado 
es el esperado: entre los clientes que entran a la tienda, podemos ver
un abanico demográfico: desde niños que adquieren su Samoshat Kid hasta
personas de 70 años que se identifican con una tendencia de sus tiempos, que
regresó renovada por un cantante tan universal como sus diseños.

Un gran mérito de la marca es la capacidad de crear una
industria que haga crecer al sector textil y manufacturero.

“Samohats es un
producto 100% hecho por manos mexicanas. Sin embargo, su talón de Aquiles es la
economía del país. Lo bueno es que, a pesar de que un Samohat es casi un
trabajo artesanal, los costos se mantienen muy por debajo de la competencia”,
asegura Samo, orgulloso de apoyar en esta dirección la manufactura mexicana.

Sus consejos para los CEO

  • Los proyectos personales requieren tres elementos: pasión,
    constancia y ambición.
  • Cualquier industria es complicada, pero no  imposible; el chiste es marcar tendencias.

Egresado de Camila

¿A qué industria te gustaría entrar con un negocio?

Para saber más:

Coaching para emprendedores

Solo 4% de Mipymes maneja tarjetas empresariales

Emprendedores: primera generación de una empresa familiar

Relacionadas

Comentarios