ActualidadHistorias

Sarkozy descarta acuerdo con extrema derecha

Ganar los votos de Le Pen es un dolor de cabeza para el presidente y su rival Hollande, quien se impuso en la primera vuelta con un 28,6% ante un 27,2% del mandatario.

26-04-2012, 8:03:14 AM
Sarkozy descarta acuerdo con extrema derecha
Reuters

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, descartó cualquier
acuerdo con el Frente Nacional de extrema derecha de Marine Le Pen, respaldado
por casi un quinto de los votantes en la primera vuelta presidencial, para
darles puestos en un gabinete o ayudarlos a ganar escaños en el Parlamento.

Una encuesta de opinión mostró que dos tercios de los
partidarios de Sarkozy quiere que el mandatario forje una alianza con el Frente
Nacional después de que Le Pen lograra un 17,9% el domingo, convirtiendo
a sus 6,4 millones de partidarios en clave para el balotaje del 6 de mayo.

“No habrá pacto con el Frente Nacional”, dijo a la
radio France Info, agregando que había demasiados temas en que no estaban de
acuerdo.

Sarkozy usó un acto de campaña en la región oriental de
Alsacia, un bastión de la derecha, para dirigirse a los votantes del Frente
Nacional citando los valores de la “Francia que trabaja”, la familia,
el cristianismo y el patriotismo.

También señaló que convocaría a un referendo para adoptar
una norma de presupuesto equilibrada si el Senado liderado por los socialistas
se niega a ratificar un tratado europeo sobre disciplina fiscal, que el
socialista Francois Hollande prometió renegociar para sumar medidas que
reactiven el crecimiento.

Ganar los votos de Le Pen es un gran dolor de cabeza para
Sarkozy y Hollande, quien se impuso en la primera vuelta con un 28,6% ante un
27,2% del mandatario y encabeza las encuestas de opinión para el balotaje.

Francia celebra elecciones parlamentarias en junio y Le Pen,
cuyo partido no tiene escaños en la legislatura saliente, espera capitalizar el
apoyo registrado en la contienda presidencial.

Sarkozy, el primer presidente en funciones en perder una
primera ronda para la reelección, está siendo castigado por los problemas
económicos, un desempleo de casi el 10% y un estilo personal exuberante.

Con sólo 10 días para revertir la opinión pública, prometió
endurecer los controles a la inmigración y combatir la fuga de trabajos
industriales.

Su Gobierno también señaló que se opondría a un aumento en
el presupuesto de la Unión Europea luego de que el ejecutivo del bloque propuso
un alza del 6,3% el próximo año.

Hollande, que tiene una ventaja de 10 puntos sobre Sarkozy
en la intención de voto para la segunda vuelta, dijo que si era elegido tratará
de evitar una serie de despidos industriales, que aseguró estaban siendo
deliberadamente retenidos hasta después de las elecciones.

Sarkozy buscó diferenciar a Le Pen, que propone que Francia
abandone al euro como moneda y cierre sus fronteras a algunas importaciones, de
sus votantes.

“No habrá ministros del Frente Nacional, pero me niego
a demonizar a los hombres y mujeres que votaron por Marine Le Pen, que
emitieron un voto de crisis, un voto de ira, un voto de sufrimiento y un voto
de desesperación. Tengo que escuchar su mensaje y tenerlos en cuenta”,
agregó.

En tanto, Hollande dijo a la cadena de televisión France 2
que no haría concesiones a la extrema derecha pero aseguró que quería demostrar
que entendió el miedo y la ira de los votantes sobre el cierre de fábricas.

“He oído la ira. Veo a los trabajadores que se
preguntan sobre el futuro de sus puestos de trabajo (…) que expresan su
malestar votando a favor de Marine Le Pen”, dijo Hollande.

“En cuanto a los planes de despido, quiero que tengamos
las medidas que permitan proteger y reforzar nuestra industria”, dijo, sin
entrar en detalles.

Relacionadas

Comentarios