ActualidadHistorias

FMI busca nuevas aportaciones

Estados Unidos se mantiene al margen del acuerdo del G20 para inyectar recursos, mientras países emergentes piden mayor influencia en el organismo.

20-04-2012, 10:05:45 AM
FMI busca nuevas aportaciones
Agencias

Este
viernes países del G20 se reúnen en Washington para cerrar un posible
acuerdo de aportaciones al Fondo Monetario Internacional (FMI), pacto
del que Estados Unidos se niega a participar.

Con
una revisión a la baja de las expectativas, debido a la negativa de
Washington, la directora gerente del fondo, Christine Lagarde, espera
que 400 mil mdd sean inyectados al organismo, en vez de los 600 mil mdd
antes esperados.

“Los miembros del G20 tienen diferentes problemas (pero) están comprometidos con el multilateralismo“, declaró Lagarde.

El
secretario del Tesoro estadounidense, .Timothy Geithne, señaló que el
fondo “tiene capacidad de obtener financiamiento suplementario de otros
países muy rápidamente si es necesario”,

El
motivo de la iniciativa es preparar una fuerza de choque robusta en
materia económica, ante la eventualidad de nuevos pedidos de ayuda,
principalmente, provenientes de Europa.

En
la actualidad, el FMI dispone de cerca 382 mil mdd para préstamos,
cifra que podría ser insuficiente ante la nueva caída de un país
europeo, como España.

La
información conocida registra que Suiza, en conjunto con otros países
no identificados, comprometieron 26 mil mdd al Fondo, mientras que
Polonia prometió 8 mil mdd. Suecia, Noruega y Dinamarca, sumarían una
inyección de 24 mil 600 mdd. Desde Asia, Japón aportaría 60 mil mdd.

La
cifra recaudada, se sumará a mil mdd en fondos de emergencia para
naciones de la eurozona, que los líderes de la Unión Europea acordaron
hace un mes, que fue una de las condiciones previas para que países
externo al bloque contribuyeran al FMI.


Países emergentes

Países
emergentes han tenido una participación más prudente ante la solicitud
del FMI. Sus reticencias se basan en la responsabilidad de la zona euro,
que se erige como el principal flanco de la comunidad mundial. Por lo
mismo cuestionan el dominio europeo en el Fondo Monetario Internacional.

Sin
embargo, el apoyo de Rusia, China y Brasil es fundamental para alcanzar
las cifras estimadas por Lagarde. Mientras Europa y Japón ya
comprometieron 320 mil mdd, se espera que el aporte de los países
emergentes, por lo menos, alcance los 100 mil mdd.

A
pesar de ello, el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, señaló
que el grupo .BRICS, no estaba preparado a comprometer un aporte
específico.

Aunque
no se manejan cifras oficiales, China podría aportar 60 mil mdd,
igualando el monto japonés. Se espera que Brasil y Rusia, ofrezcan ayuda
por 20 y 10 mil mdd, respectivamente. Si estas estimaciones se cumplen,
se podría pasar la meta de 400 mdd fijada por la directora del
organismo internacional.

La
delegación rusa puso paños fríos ante la incógnita, señalando que los
países industrializados y emergentes, agrupados en el G20, reunirán los
suficientes fondos para satisfacer la solicitud de Christine Lagarde.

“Créanme
que el G20 anunciará la cifra final. Esta será una cantidad que
satisfará a la dirección del Fondo Monetario Internacional”, señaló el
viceministro de Finanzas de Rusia,  Sergei Storchak.

Las
potencias emergentes han mostrado una vez más sus discrepancias con el
Fondo Monetario Internacional. Brasil ha condicionado la entrega de
fondos a nuevos compromisos para aumentar la influencia en el organismo.
Están cansados de las demoras en la implementación de un acuerdo que
logre reducir el poder de Europa en el FMI, convirtiendo a China en el
tercer votante con mayor peso, iniciativa en que Estados Unidos se
muestra más reticente.

“Lo
que queremos y exigimos en todas las reuniones es que este compromiso
sea reafirmado”, dijo el ministro de Finanzas de Brasil, Guido Mantega.

Por
su parte, el gobierno canadiense apoya el cuestionamiento hacia los
mecanismos de votación del organismo internacional,  por el dominio de
Europa en el directorio de 24 miembros. Por lo mismo, propone realizar
dos votaciones en el momento en que se decida utilizar nuevos recursos.
Por una parte, los países de la zona euro, que se verían beneficiados
por el destino de los recursos, y la segunda votación, en que participen
naciones externas al viejo continente.

“Dado
que el mayor desafío aquí es un problema de deuda soberana en los
países de la zona euro, y que los países de la zona euro están pidiendo a
los países externos al bloque que contribuyan con recursos para el FMI,
nuestra postura es que debería haber dos votaciones”, dijo el ministro
de Finanzas canadiense, Jim Flaherty.


Zona Euro, el punto débil

El
mayor riesgo para el crecimiento económico mundial proviene del bloque
monetario de Europa, según advirtió el FMI. La situación de España e
Italia generan la mayor preocupación en los mercados financieros, ante
la posibilidad de que requieran rescates, medida que ya se tomó con
.Grecia, Portugal e Irlanda.

El
Fondo Monetario Internacional también puso en la mesa la situación de
los bancos de la eurozona. La posibilidad de reducción de sus balances
en más de 2 mil mdd para finales de 2012, podría generar una nueva
crisis financiera mundial.

Por
 este motivo, el organismo señaló que las autoridades deben llevar una
cuidadosa supervisión del sector. Las posibles consecuencias de una
reducción sincronizada, la gran escala de las carteras de los bancos
podría provocar daños serios en los precios de los activos, créditos y
actividad económica, según indica el nuevo informe de la entidad.

Las
políticas necesarias para evitar el peor de los escenarios se
fundamentan en un mayor apoyo del banco central, acelerar reformas en el
sistema financiero y ampliar el uso de fondos de emergencia en la
región para invertir en la banca, como forma de inyectar capital y
suavizar el impacto de la reducción de activos de riesgo.

Un
mal manejo de la situación podría forzar una liquidación internacional
de activos bancarios, provocando una crisis de crédito y un aumento en
el riesgo de no pago en la eurozona, causando una reacción en cadena a
nivel internacional.

“A
través de los mercados de derivados, la tensión puede trasladarse a los
bancos estadounidenses, incluso aunque su exposición directa a los
bancos europeos y la deuda soberana sea relativamente baja”, indica el
FMI.

El
informe es el resultado del análisis de los 58 mayores bancos de la
zona, entre los que se incluye el Deutsche Bank, Banco Santander SA y
BNP Paribas.

 

Con información de Reuters, El Economista y Vanguardia

Para saber más:

.Diputados aprueban aumento de cuota al FMI

.Lagarde espera 400 mil mdden nuevos fondos para el FMI

.G20 aprobaría recursos FMI por hasta 500,000 mdd

Relacionadas

Comentarios