HistoriasTecnología

Internet cuántico, el futuro de la red

Físicos alemanes lograron construir un sistema que puede ser el primer paso para un red de muy alta velocidad.

19-04-2012, 7:27:34 AM
Internet cuántico, el futuro de la red
Altonivel

En las dependencias del Instituto
Max Planck de Óptica Cuántica
, en .Alemania, Stephan Ritter y Gerhard Rempe,
crearon un sistema de Internet cuántico de dos nodos. Esta tecnología
permitiría el envío y recepción de información a larga distancia, de forma fiable
y con una seguridad absoluta. La información fue publicada por la reconocida
revista científica Nature.

A pesar de ser un pequeño
sistema, el Internet que ocupamos en la actualidad comenzó en los años sesenta
de la misma forma. Por lo mismo, en el futuro podría extenderse para crear
replicarse a gran escala, conformando una inmensa red de información cuántica.

El equipo de físicos construyó un
nodo universal que cuenta con la capacidad de recibir la información cuántica,
almacenarla y, por supuesto, transmitirla.

La red primaria fue creada
utilizando átomos de rubidio, atrapados en cavidades ópticas de reflexión en cada nodo de la red,  mientras los nodos se encuentran enlazados
por fibra óptica.  Cada átomo de rubidio
puede almacenar un estado cuántico (qubit), y cuando el átomo emite el fotón,
el qubit (estado del átomo respectivo), queda codificado en la polarización del
fotón. Así, el nodo de destino adquiere el estado del qubit que emitió dicho
fotón.

En palabras simples, este método permite utilizar átomos
para almacenar qubits, mientras que los fotones son quienes transmiten el estado
cuántico. El átomo de recepción toma el estado cuántico recibido.

“Los átomos individuales son
excelentes memorias cuánticas, y los fotones individuales son ideales para la
transmisión”, señala Ritter.

Por décadas, las redes cuánticas de información han sido un
tema de real fascinación científica. Charles Bennett y Gilles Brassar en 1984,
describieron la criptografía cuántica, basada en la transferencia de
información codificada, mediante estados cuánticos de los fotones. Lo que fue
considerado como el código final inquebrantable. Otro caso se vivió en 2008,
cuando se instaló otra red de información de estas características, patrocinada
por la .Unión Europea, que sólo podía enviar datos, mientras que otros nodos
sólo podían recibir.

Gerhard Rempe pasó gran parte de la última década trabajando
en el desarrollo y mejora de sistemas de cavidad de un solo átomo, en una
interfaz reversible entre luz y materia, lo que permitió la concreción del
proyecto, con la primera demostración de red en base a cuantos de energía.

La decodificación cuántica es un proceso difícil, debido a
que es extremadamente frágil. Por lo tanto, es una opción que plantea un seguridad casi absoluta, porque al ser hackeada se modifica o destruye. “Con el fin de evitar su alteración, o
incluso la pérdida de la información, es necesario tener un perfecto control de
todos los componentes de la red cuántica”, señaló Ritter.

Aunque son términos y materias muy difíciles de comprender
para el público no especializado, los posibles efectos de la implementación de
esta tecnología sí se pueden ejemplificar. Las velocidades de navegación y
descarga se volverían, literalmente, increíbles: una descarga podría finalizar
antes de que el usuario termine de hacer clic. Por lo mismo, los tiempos de
espera desaparecerían.

A pesar de ser un significativo avance en el mundo
científico, sus implicancias en el mundo cotidiano sólo se podrían ver en un
futuro lejano.

 

¿Qué otros beneficios traerá esta tecnología?

Para saber más:

.Qué pasa en internet en un minuto

.Los países con internet más rápido

.Cambia tu percepción con el coaching cuántico


Relacionadas

Comentarios