ActualidadHistorias

VI Cumbre de las Américas termina sin consensos

Estados Unidos y Canadá vetaron posibles declaraciones conjuntas sobre Cuba y las Malvinas, oponiéndose al resto del conglomerado.

16-04-2012, 9:59:08 AM
VI Cumbre de las Américas termina sin consensos
Agencias

La cita continental
patrocinada por la Organización de Estados Americanos (OEA), terminó sin
consensos en temas de interés para la región. La exclusión de .Cuba y la disputa
por las Malvinas absorbieron la discusión y por primera vez los países de América Latina confrontaron en bloque la postura de Estados Unidos.

La VI Cumbre de las
Américas
(Colombia) también registró el retiro anticipado de dos
mandatarios antes del cierre de la cumbre. Cristina Fernández y  Evo
Morales, abandonaron el encuentro al no alcanzar sus objetivos. 

A pesar que el
Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, mencionara el caso cubano en el
discurso inaugural, apoyando la presencia de Raúl Castro en una próxima cita
continental, no se logró un apoyo de Estados Unidos ni Canadá, lo que impidió
emitir una declaración conjunta. Situación similar se vivió con el caso de
Argentina, que reunió el apoyo de todos los países América Latina, pero que también
sufrió el veto por parte de EE.UU. 

El caso cubano

América Latina, en su totalidad, mostró un claro apoyo
a la incorporación de Cuba al foro de la Organización de Estados Americanos
(OEA), instancia de la cual fue expulsada en 1962 al no ser considerada una
nación democrática.

Estados Unidos, con el apoyo de Canadá, vetó una posible declaración
conjunta en la materia, siendo los únicos países asistentes a la cumbre que
continúan con la política de exclusión de Cuba de estas instancias
internacionales.

Los argumentos de Estados Unidos siguen haciendo referencia hacia la falta
de democracia, razones por las que también se mantiene embargo comercial desde
hace más de medio siglo.  A pesar de ello, el discurso oficial fue cauto.
El presidente .Barack Obama señaló, “Tengo esperanzas de que una transición
está comenzando a ocurrir dentro de Cuba”.

La situación también provocó que países de la Alianza Bolivariana para
América (ALBA)
, como Bolivia, Nicaragua y Venezuela, condicionaran su participación en
el próximo encuentro mientras Cuba no sea invitada. A esta medida, se suman dos
gigantes de la región: Argentina y Brasil.

“Parece que Estados Unidos todavía quiere aislarnos del mundo, piensa
que va a seguir manipulando a Latinoamérica, (pero) eso va terminando”, fueron
las duras declaraciones del presidente de Bolivia, Evo Morales.

El enojo de Cristina Fernández

Uno de los objetivos de la mandataria argentina era conseguir el apoyo de
la organización en la disputa con Reino Unido por la soberanía de las .islas
Malvinas
. Nuevamente, Estados Unidos y Canadá vetaron la iniciativa.

La prensa argentina señala que el prematuro abandono de Cristina Fernández
de la cita continental se debió a un “fuerte enojo”, por el fracaso en sus
gestiones para lograr una declaración conjunta que apoyara a su país.

Sin embargo, a pesar que la declaración final de la cumbre no incluyó la
demanda por las islas, Argentina cosechó el apoyo de todos los países de
América Latina.

Por su parte el balance del canciller chileno, Alfredo Moreno, se centra en
la imposibilidad de emitir declaraciones conjuntas por la falta de apoyos de
Estados Unidos y Canadá.

“Los acuerdos en la cumbre se toman por unanimidad, basta que un país
no esté de acuerdo para que no se pueda tomar ese acuerdo, por ejemplo, en el
caso de las Malvinas hubo un apoyo de todos los países sudamericanos y del
Caribe, sin embargo la posición de Estados Unidos y Canadá era distinta y por
lo tanto no se pudo tener una declaración final sobre esto. Lo mismo sucedió
sobre Cuba, donde ambos países tenían una posición divergente a la que tenía el
resto del continente, entre ellos Chile”, afirmó el ministro chileno.

La VI Cumbre de las Américas dejó en evidencia la
pérdida de influencia estadounidense en América Latina, donde Obama sólo pudo
anunciar un tratado de libre comercio con Colombia y tuvo que hacer frente al
escándalo de prostitución de su personal de seguridad, que involucró a 16
miembros de su equipo.  Para el
presidente anfitrión, Juan Manuel Santos, la cumbre y sus disensos reflejan que
se optó por “hablar francamente, poner los temas que nos unen y nos dividen
sobre la mesa. Demostramos que no hay temas vedados”.

Con información de EFE, La Tercera y Crónica. 

Para saber más:

.Argentina demandará a petroleras de las Islas Malvinas

.Los republicanos critican la política exterior de Obama

.Sector privado crea 200 mil empleos en Estados Unidos

Relacionadas

Comentarios