Economía y FinanzasPara Entender

2017 será un año duro para el consumo

El consumo privado en México crecerá a un magro ritmo de 2% en 2017, presionado por el alza en las tasas de interés, según estimaciones de Barclays.

15-12-2016, 3:17:19 PM
Depositphotos.com El consumo aporta poco más del 50% del Producto Interno, según Inegi.

El ‘milagro’ del consumo en México, que sorprendió por su fuerte crecimiento desde 2015, podría desvanecerse en 2017. Ante un panorama de bajo crecimiento económico y los esperados aumentos en las tasas de interés por parte de Banxico, el sector tendrá un avance de apenas 2 por ciento, aseguró Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays México.

“2016 fue bueno para el consumo, pero para el próximo año habrá una desaceleración que, esperamos, será temporal”, comentó en entrevista Oviedo tras una reunión con medios de comunicación.

Esta desaceleración representa un importante descalabro para un sector que se ha convertido en uno de los principales motores de la actividad económica nacional.

El consumo aporta poco más del 50% del Producto Interno (PIB), de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al cierre de 2015, el consumo privado registró un crecimiento de 3.5 por ciento, su mejor indicador del año, impulsado por los bienes nacionales.

Durante 2016, Oviedo recordó que, el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) reportó “subidas y bajadas”, a tal grado que en abril apenas creció 1.3%. Para septiembre el indicador se recuperó y avanzó 3.6% (última cifra publicada por Inegi).

A pesar del avance, el economista en jefe no se mostró muy optimista para el próximo año, pues advirtió que otros factores que se relacionarán con la desaceleración, que no estuvieron presentes en 2016, son el aumento de la inflación y la liberación de los precios de la gasolina prevista para enero de 2017.

“Todos estos elementos presionarán el poder de compra de los consumidores. Sin duda, va ser un año complicado para el consumo.”

Efecto Trump

Sobre las implicaciones negativas para México por el “efecto Trump”, Oviedo aseguró que las perspectivas no son tan lúgubres. “Todo lo malo que debía ocurrir ya ocurrió”, pero consideró que todavía existe un motivo de preocupación en el horizonte: la posible salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Si esto sucediera, explicó, México correría el riesgo de caer en recesión, sentimiento que se alinea con las declaraciones que Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de  la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), hizo este jueves.

Sin embargo, pidió que antes de sacar cualquier conclusión, se analicen los primeros 100 días del mandato de Trump.

Oviedo aseguró que, por ahora, los inversionistas extranjeros mantienen un “optimismo cauteloso” sobre lo que ocurrirá con la segunda mayor economía en América Latina, pues tienen los ojos puestos en otros sucesos nacionales como en el proceso electoral de 2018, los ajustes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y las decisiones de política monetaria del Banco de México.

“También les preocupa lo que ocurrirá con Pemex, pues todavía no le creen a Hacienda, ya empiezan a preguntar por Andrés Manuel López Obrador, por el temor de que ‘eche para atrás’ la reforma energética.”

Al cuestionarle sobre las expectativas para el banco central tras la salida de su gobernador, Agustín Carstens, en julio de 2017, se limitó a responder que ya tiene a un par de candidatos “favoritos” y espera que el sucesor no esté vinculado con la actual administración.

Relacionadas

Comentarios