HistoriasManagement

Decálogo del CEO sobre ‘cloud computing’

Todo lo que debes saber respecto del crecimiento, seguridad y aplicaciones 'en la nube' para mejorar el desempeño de tu empresa.

13-02-2012, 12:55:34 PM
Decálogo del CEO sobre ‘cloud computing’
Altonivel

Twitter: @altonivel

Debido a lo competitivo que se ha vuelto el mercado producto de la globalización, las empresas necesitan generar y demostrar sus ventajas competitivas, para lo cual la tecnología juega un rol importante.

La experiencia demuestra que todas aquellas organizaciones que no son capaces de crecer y actualizar sus tecnologías a la velocidad que lo hace el mercado, están destinadas a desaparecer.

Sin duda, uno de los principales focos de la actualidad están puestos en el Cloud Computing; una tecnología que permite aprovechar los recurso que ofrece Internet para ahorrar espacio y consumo en los equipos físico, al trasladar varias de las funciones (o todas las funciones) de las herramientas que se utilizan normalmente en la empresa, además de un ahorro considerable en los costes.

Dicha se está volviendo cada vez más popular entre las empresas. De acuerdo con un sondeo de la consultora Gartner, casi un tercio de las organizaciones ya utilizan o planean utilizar una solución cloud o en modalidad software-as-a-service (SaaS) para aumentar su base de funciones de Business Intelligence.

Tan rápida ha sido su masificación, que los cálculos realizados por la alemana SAP y Roland Berger, el Cloud Computing permitirán crear 800 mil empleos en los principales países europeos entre 2010 y 2015, lo que además muestra la relevancia que puede tener esta tecnología para la recuperación económica.

Como una forma de guiar a los CEOs en su proceso de incorporación, la agencia Deloitte abordó diez aspectos claves del cloud, que van desde su impacto en la estrategia corporativa hasta sus implicaciones en gastos operativos e inversión de capital, incluyendo los desafíos de índole organizacional, de seguridad e integración.

1. ¿Por qué se denomina cómputo ‘en la nube’?

Durante los 60’s, los ingenieros dedicados a diseñar redes computacionales solían diagramar sus trabajos con figuras de nubes, las que buscaban representar cómo era enviada la información en distintas direcciones.

“Así como las partículas de gas se desplazan en una nube, el camino preciso que sigue
un paquete de información que viaja de un punto a otro “en la red no es necesariamente importante”, dice Deloitte.

De forma similar, los recursos en un sistema de cloud computing  están a completa disposición del usuario, sin que la ubicación exacta de estos servicios le sea relevante. De este modo, los usuarios no se preocupan del hardware, software o cualquier otra cosa, pues todo está en la nube.

2. La estrategia corporativa debe tener en cuenta al cloud computing

“Determinar la manera en la que los servicios de cloud computing pueden ayudar a alcanzar metas corporativas es de gran trascendencia”, asegura Deloitte. ¿Por qué?  Ante los cambios en el panorama de TI corporativa, resulta prioritario alinear la TI con la estrategia del negocio, de forma que puedan aprovecharse sus nuevas capacidades.

Los servicios otorgados por la nube permiten dejar de lado el manejo de hardware y el mantenimiento de software. De este modo, las compañías pueden concentrarse en las actividades clave del negocio y despreocuparse del control operacional y la propiedad de los recursos de TI.

3. La computación en nube permite ajustar la inversión en TI mediante gastos operativos

Gran parte de los presupuestos de las empresa se destina a las Tecnologías de la Información (TI).

Adicionalmente, para la mayoría de las compañías, la TI tiene por lo general una amplia función de soporte, que no se relaciona directamente con las operaciones que generan ingresos. Cuando se contrata un servicio de cloud computing, las compañías incluyen el hardware y software dentro de los gastos operativos.

Aunque no hay una ventaja inherente en cambiar las inversiones de “capital” por gastos “operativos”, reducir las primeras permite a las empresas, especialmente en industrias cíclicas, pagar por lo que necesitan sólo cuando lo necesitan.

4. Agilidad en los negocios y flexibilidad en TI

El cloud computing funciona según la necesidad, es decir, se recurrir a la tecnología  únicamente por el tiempo en que sea requerida. No hay necesidad de instalaciones, ni de pagar por tecnología que no se utiliza.

¿Qué significa eso? Mayor agilidad organizacional. No solo en términos prácticos sino también en cuanto a los negocios. Por ejemplo, a medida que se aceleran los ciclos de negocios, muchas compañías requieren de manera repentina e inmediata la implementación, adaptación o desinstalación de aplicaciones, lo que se elimina totalmente con la nube.

5. Los usuarios de negocios están al volante de las TI

Si se cumple la promesa del cloud computing, los usuarios de negocios elegirán y solicitarán los servicios de acuerdo con sus necesidades, pasando por alto al departamento de TI, cuya tarea será asignar los recursos y solucionar las limitaciones técnicas.

6. El mercado todavía no está maduro

Importantes proveedores de servicios de Cloud Computing han comenzado a ingresar al mercado, como consecuencia, la oferta de este tipo de servicios tercerizados está creciendo rápidamente. Ejemplos como la plataforma Azure de Microsoft y la nube de Sun, destacan entre ellos,  aunque al momento todavía sea muy limitado.

7. Disponibilidad de servicios

Hoy los proveedores de servicios en la nube ofrecen menos garantías de disponibilidad de lo que requieren algunas aplicaciones esenciales de negocio. Por ejemplo, el servicio de almacenamiento simple basado en la nube de Amazon cuenta con 99.9% de disponibilidad, por debajo de los necesario.

En el caso de una falla en infraestructura, los sistemas de nivel empresarial cuentan con mecanismos de migración automática hacia otras ubicaciones, pero con frecuencia son los clientes mismos quienes tienen que activarlos.

De todos modos, tanto el tiempo como las posibilidades de fallas, mejorarán con el tiempo.

8. Integración con la nube

De acuerdo con Forrester, la integración es una de las principales preocupaciones acerca de los servicios de Cloud Computing, y desempeñará un papel clave para que los usuarios la adopten.

Según Deloitte, a medida que aparezcan nuevas aplicaciones en el mercado de tecnología nube, los proveedores de integración deberán proponer nuevas soluciones. “Consideramos que las herramientas de integración desempeñarán un papel esencial en el crecimiento, aceleración y aceptación del Software como un Servicio”, dice Frank Kenney, director de Investigación en Gartner.

9. Desafíos importantes para la seguridad de la información

Uno los principales desafíos que tiene el Cloud Computing tiene directa relación con la seguridad de estos servicios. Por ejemplo, cómo controlar el acceso a la información y garantizar su confidencialidad.

Típicamente los usuarios de la nube no tienen control sobre los recursos que hay en ésta, y existe el riesgo inherente de que los datos se expongan a los proveedores mismos del servicio o incluso a terceros.

Hay otras inquietudes en cuanto a la seguridad de la información como: los proveedores de servicios en la nube, ¿están almacenando y manejando los datos de una forma segura? ¿Cómo se está garantizado la confiabilidad y disponibilidad de los datos? Los proveedores de servicios en la nube, ¿cuentan con las protecciones suficientes en contra de ataques informáticos?

10. La nube pone en riesgo las normas de privacidad

Con el advenimiento de la computación en nube, la información ya no tiene que estar en una ubicación geográfica específica. Sin embargo, la “localización” física constituye un elemento esencial para determinar cuáles normas de privacidad se aplican.

Un ejemplo es Europa, donde los datos recopilados y “situados” en dicho territorio quedan bajo la protección de las normas europeas de privacidad. Sin embargo, si los datos personales utilizados por la nube, o alojados en ésta, pueden cambiar de ubicación regularmente o situarse en múltiples puntos al mismo tiempo, resulta difícil supervisar su flujo.

Es importante abordar asuntos legales y de auditoría relacionados con la naturaleza transfronteriza del cloud computing.

Si quieres obtener mayor información, puedes hacerlo aquí.

Relacionadas

Comentarios