HistoriasManagement

Los errores de liderazgo de Steve Jobs

El fundador de Apple revolucionó la industria tecnológica, pero no carecía de defectos, como la incapacidad para recibir críticas.

13-02-2012, 12:03:04 PM
Los errores de liderazgo de Steve Jobs
Altonivel

Durante el último siglo han existido grandes empresarios que
han logrado transformar al mundo gracias a su inventiva, genialidad y visión,
pero ninguno ha resonado tanto en la mente de los consumidores como Steve Jobs.
Sin embargo pese a su indiscutible genio, el fundador de Apple era considerado
como una persona con la que era difícil de trabajar y con una visión rígida del
trabajo en equipo.

Steve Jobs es una figura fascinante porque logró transformar
una empresa que parecía desconectada de la industria, supo descubrir las
necesidades del consumidor y detectó la importancia del diseño en la
electrónica de consumo.

No obstante, el Wall Street Journal apuntaba  que los malos jefes no pueden ocultarse detrás
de su éxito empresarial. La publicación recordaba que en 2010 el diario The
Toronto Star publicó un artículo llamado “Jobs Is a Genius and a Jerk” para
referirse a su tendencia de presionar de más a sus empleados. En 2009, Alan
Deutschman publicó su libro “The Second Coming of Steve Jobs” en el
que describe al fundador de Apple como “un jefe ególatra abusivo, aficionado de
impartir humillaciones públicas”.

Por otro lado, Noah Wyle, quien interpretara al empresario
en “Pirates of Silicon Valley”,  publicó
un artículo en Fortune en el que decía que los ejecutivos de Apple “no vivían con
temor de él, pero sin duda dependían de su voluntad y su capricho”.

El blog New Business Hawk de Sanders Consulting Group señala que este visionario líder
rompió todas las reglas típicas de liderazgo y que pudo evitar sus efectos contrarios
gracias a su amplia inteligencia.  Errores que según el portal, no todos podemos
darnos el lujo de cometer si no se tiene la habilidad que tenía Steve Jobs para
la invención.

Estos son los errores que puedes evitar:

  • No ser cruel: Jobs era reconocido tanto por su talento como
    por su poca paciencia y su tendencia en
    poner en duda la inteligencia de sus trabajadores.  Se estacionaba en los lugares para discapacitados
    de su propia empresa y ordenaba juntas de trabajo en horarios increíbles.  No es necesario ser arrogante para hacerle
    entender a los subordinados que se tiene capacidad. Un verdadero líder trabaja
    con su equipo para desarrollar las
    capacidades de cada miembro y que la empresa trabaje en su ausencia.

 

  • Vivir con las malas decisiones: cuando Jobs era más joven
    trajo a John Sculley para ayudarle a dirigir Apple, sin embargo Sculley no
    llega a comprender la cultura de la firma y tras consolidar el poder suficiente,
    sacó al fundador de la empresa. La marca estuvo al borde de colapso. Los
    expertos de New Business Hawk señalan que Jobs tardó en reconocer su error de
    contratar a Sculley y en actuar  para
    corregirlo; se debe ser lento para contratar pero rápido para sacar a los malos
    miembros
    de un equipo.

 

  • No comunicar expectativas y metas: muchas veces Jobs no
    entendía porque la gente no hacía lo que el esperaba por que para él era muy
    obvio y en lugar de aclarar qué era lo que él quería, humillaba a las personas.
    Como resultado el creador de las tiendas de retail, Rob Johnson, y la
    vicepresidente de marketing global de la marca, Alison Johnson, dejaron la
    empresa.  Es indispensable que todo el
    equipo conozca las expectativas del líder para que todos trabajen por un
    objetivo común.

 

  • No formar e invertir en el personal: Jobs no terminó un
    entrenamiento formal pero lo compensaba por su capacidad de tomar decisiones
    acertadas basadas en su instinto. Eso puede aplicarse a un visionario talentoso
    como Jobs, pero el verdadero líder se preocupa de la formación de su equipo
    para generar nuevos líderes en caso de que él falte. Esta es una de las razones por lasque muchas publicaciones
    han mostrado preocupación sobre la capacidad de Tim Cook, nuevo CEO de
    Apple,  para llevar a la empresa al
    siguiente nivel y alejarla de su emblemático fundador.

 

  • No fomentar la iniciativa: hay cientos de relatos en los que
    Jobs despedía a personas por tomar una iniciativa que se alejara de su visión.
    Para algunos equipos, el miedo puede ser un buen motivador, pero a la larga
    representará un problema para retener y atraer talento. Es mejor crear un
    ambiente donde se recompense la iniciativa y los errores sean vistos como
    oportunidades para aprender.

 

  • Construir paredes: para algunas empresas, como Apple, el
    secrteto es indispensable pero para la gran mayoría la colaboración es donde se
    encuentran las buenas ideas.  Los programadores
    que trabajaron el iPhone trabajaron en secciones separadas para no ver el
    diseño completo y se rumora que menos de 12 prsonas vieron el iPhone en su
    versión final antes de ser presentado en el MacWorld de 2007.

 

  • No aceptar retroalimentación: Steve Jobs encarna la visión y
    el éxito de Apple, pero no hay mucha gente que como él pueda lograr entender
    las tendencias del mercado. Es bien sabido que Jobs no escuchaba críticas constructivas
    hacia su persona y pocas veces incluyó a otras personas en su proceso de toma
    de decisiones.

 

Lo qué hizo bien

Sin  duda, Steve Jobs
acertó en algunas de sus acciones, de lo contrario Apple no sería el gigante
tecnológico que es hoy. Supo distinguir que su visión, de la electrónica de
alto diseño y capacidades como un elemento de consumo, era la correcta.

El fundador de Apple estaba completamente comprometido con
el éxito de su visión y no temía rechazar productos prácticamente terminados si
no alcanzaban sus estándares de calidad.

Asimismo, supo rodearse de los mejores talentos para lograr
que su visión instintiva fuera plasmada tal como él la vislumbró.

¿Por qué crees que Steve Jobs logró destacarse tanto en los
negocios?

 

Para saber más: 

¿Qué sigue para Apple después de Steve Jobs?

Apple sin Steve Jobs, en manos de Tim Cook

¿Cómo resolvía Steve Jobs sus problemas?

Relacionadas

Comentarios