HistoriasNegocios

Irlanda, el otro lado de la crisis del euro

Aunque su PIB ha caído 11% desde 2008, la isla mejora en competitividad y cumple los objetivos fiscales de la Troika.

13-02-2012, 9:47:11 AM
Irlanda, el otro lado de la crisis del euro
Altonivel

Mientras que las preocupaciones sobre Grecia se han intensificado, Irlanda ha progresado de manera considerable hacia una restauración de la sostenibilidad fiscal, recapitalizando y desapalancando su sector bancario, mejorando las probabilidades de una recuperación económica durante los últimos trimestres.

En efecto, Irlanda ha superado en desempeño los objetivos fijados por la Troika (Chart 1). De manera correspondiente, el sentimiento del mercado ha mejorado notablemente, por ejemplo, los retornos irlandeses a 10 años han caído de los picos de 14% en el verano de 2011, hasta alrededor de 7% recientemente.

Mientras que permanecen ciertos riesgos considerables, pensamos que bajo el escenario actual, Irlanda podría, posiblemente, sobrevivir sin el paquete de apoyo de la Troika a fines del 2013, como se planeaba. Los motivos:

  • El PIB de Irlanda decreció 11% desde su punto más alto en el 2008 y el 2009. Sin embargo, han habido ganancias modestas – lo que explica por qué las exportaciones netas contribuyeron +3.3 puntos porcentuales en promedio al crecimiento del  PIB desde fines del 2008. También se han logrado grandes mejorías en competitividad: desde el 2008, los costos unitarios de la mano de obra en el sector manufacturero han caído 30% aproximadamente, en relación con el promedio de la eurozona. Con vistas al futuro, prevemos que Irlanda crezca alrededor de 0.6% este año, fortaleciéndose para llegar a 2.2% en el 2013.
  • Alrededor del 65% de las medidas de constricción fiscal que debían imponerse para el 2015 ya entraron en efecto. Así, el peso de la austeridad fiscal en el crecimiento del PIB irá desvaneciéndose en el futuro.
  • El apoyo al sector bancario ha tenido un costo directo para Irlanda de aproximadamente 40 puntos porcentuales del PIB. Sin embargo, el apalancamiento total bajó a alrededor de 10 puntos. Gran parte de los peores activos de los bancos ya han sido amortizados de manera considerable y transferidos a un “mal banco” establecido por el Gobierno.

Actualmente, Irlanda planea hacer un regreso modesto a los mercados financieros a finales de 2012. En ese contexto, el éxito de un reciente swap de bonos fue alentador. De manera amplia, parece que la posición fiscal irlandesa soportaría un escenario un tanto más negativo (Chart 2).

 

Nick Bate, economista de Bofa Merril Lynch. 

Para saber más: 

Relacionadas

Comentarios