C4090-958 1Z1-551 000-632 LOT-710 S10-210 HP0-G13 C_TERP10_60 1Z0-874 000-N34 HP2-K22 ISSAP 642-081 A2090-552 000-104 200-310 >> 070-410 >> C2180-401 >> 1Z0-457 >> 1K0-001 >> 1Y0-253 >> 312-49V8 >> E10-002 >> 400-101 >> CA0-001 >> 070-516 >> 70-482 >> C_HANAIMP151 >> MB2-708 >> JN0-690 >> C2020-703 >> 300-208 >> 1Z1-507 >> PMI-SP >> 642-732 >> 70-486 >> CSSGB >> NS0-157 >> BH0-006 >> 712-50 >> 1Z0-414 >> 4A0-M02 >> 210-065 >> M2090-733 >> 3I0-012 >> 1Z1-574 >> HP0-S42 >> 070-483 >> 1Y0-301 >> AHM-520 >> CCA-500 >> 102-400 >> 600-455 >> C_TBIT44_73 >> CISSP >> 640-911 70-243 98-349 BCCPA 70-534 AHM-250 C2090-620 JN0-332 A00-240 1Z0-511 070-457 117-202 CQE 1Z0-803 200-125 070-465 200-120 MB6-703 EX200 1V0-601 ADM-211 CISA BH0-007 1Z0-531 1Z0-883 9L0-521 642-999 M2090-744 700-270 9L0-012 74-697 70-483 1Z0-450 070-412 Sector retail, ¿adiós al código de barras?
PUBLICIDAD
LO ÚLTIMO

Sector retail, ¿adiós al código de barras?

Tras varios años dominando el mercado mundial, entra en escena el primer sistema capaz de hacerle frente al código de barras: la tecnología RFID.

código_barras
Negocios
Alto Nivel 13-03-2012

Altonivel

Twitter: @altonivel


La globalización, de la mano de la tecnología, es una tendencia que ha logrado llegar a todos los sectores del mercado, incluyendo al retail.

Durante los últimos años, las tiendas de todo el mundo, especialmente las grandes cadenas, han visto mejoras en distintos aspectos como las TPV (terminales de puntos de venta) que incrementan su efectividad mediante opciones “thin-client” y la integración con el resto de los sistemas de la tienda.

Otro cambio está en los dispositivos de Autoservicio o “self checkout” que proporcionan ahorro al comercio minorista y comodidad al usuario. Mientras tanto, los dispositivos móviles también hacen lo suyo; pues permiten ahorrar dinero y tiempo, ofreciendo una gran herramienta para el servicio al cliente. Avances a las cuales se suman las etiquetas electrónicas de góndolas que pueden proporcionar al cliente una gran cantidad de información en tiempo real.

Pero, a pesar de todo esto, el registro y enumeración de los productos se ha mantenido inmóvil desde la aparición del código de barras en 1966.

Si bien este sistema de codificación, basado en un conjunto de líneas paralelas verticales que permiten reconocer un artículo y así poder consultar sus características asociadas como el precio, sólo alcanzó la masificación unos 15 años después de implantarse en el mercado, ya cuenta con casi cuatro décadas de uso exclusivo en el mundo sin tener contrincantes de peso.

Y aunque en algún momento se pensó que el código QR- similar al de barras pero bidimensional- podría reemplazarle, éste ha sido utilizado para contenidos digitales como codificaciones de videos, música e imágenes, pasando a formar parte de los smartphones y otros aparatos móviles.

Pues bien, el tiempo no pasa en vano, y hasta los sistemas más consolidados en el mundo tienen sus días contados. Tal es el caso del código de barras que, según los expertos, ya tiene su reemplazo: la tecnología  RFID.

Bienvenido RFID

La tecnología RFID (siglas en inglés de identificación por radiofrecuencia), que en definitiva se trata de etiquetas inteligentes o chips para identificar los productos, principalmente prendas de vestir.

Su uso permite el control unitario absoluto y una rapidez hasta diez veces superior al código de barras, lo que supone ahorros logísticos muy importantes. Por ejemplo, gracias a esta tecnología, se puede hacer una comprobación del stock en los centros logísticos o en una tienda en segundos, ya que lee toda la información de golpe.

También se agiliza el cobro en las cajas, pues en lugar de pasar el código de barras de cada una de las prendas por el escáner, se suman todas juntas.

Wal-Mart, es uno de los primeros en incluir dicha tecnología de forma masiva, primero implantándola en la mercancía y ahora en su stock de ropa.

En 2007, American Apparel llevó a cabo un test con estas etiquetas en determinadas tiendas, que elevaron sus ventas un 14.3% gracias a la mejor gestión del stock. Mientras que la estadounidense Macy’s, el segundo mayor almacén del mundo por detrás de Sears, también lo ha aplicado con éxito.

Los expertos no dudan en asegurar que debido a sus múltiples beneficios, dicha técnica no tardará muchos años en eliminar al código de barras del mercado, o por lo menos dejarle en segundo lugar.

¿Qué implicaciones positivas encuentras el RFID? ¿Podremos pasar el carrito del súper a través de un arco y pagar de forma inmediata, en lugar de tener que "marcar" todos los productos en caja? 

COMENTARIOS
Siguiente El modelo educativo que México debe perseguir

El modelo educativo que México debe perseguir

La puesta en marcha del modelo educativo debe ser la más importante revolución del país, sin embargo, no se podrá llevar a cabo si el gobierno no es capaz de controlar lo que a él le corresponde.