HistoriasNegocios

Acciones de Apple, ¿cuándo comprar?

En 2003, los títulos de la compañía de Steve Jobs valían 7,5 dólares. En 2012 su valor podría llegar a 500. ¿Es tarde para comprar?

31-01-2012, 9:30:10 AM
Acciones de Apple, ¿cuándo comprar?
Altonivel
Twitter: @altonivel

Apple (AAPL) reportó resultados que superaron de manera extraordinaria los estimados por los analistas y, tras estos datos, el precio de sus acciones marcó un nuevo máximo histórico por encima de los 453 dólares la semana pasada. Los inversionistas se preguntan si todavía están a tiempo de tomar posiciones o si ya ha pasado el tiempo de invertir en la compañía tecnológica.

Las dudas resultan comprensibles teniendo en cuenta el extraordinario retorno de estos activos en los últimos años. Los papeles en cuestión llegaron a cotizar por debajo de los 7.5 dólares en el año 2003, y tras acercarse a la barrera de 200 en 2007, cayeron por debajo de la zona de 90 dólares con la crisis financiera en 2009, fecha a partir de la cual han subido de manera notable hasta sus niveles actuales.

Bien sabido es que puede resultar peligroso comprar acciones de empresas que están batiendo récords en momentos de optimismo. El inversionista podría terminar siendo el último en subirse al tren, el que compra cuando los inversionistas experimentados empiezan a salir, y quedar así en posesión de un activo con magras perspectivas futuras. El sector tecnológico es particularmente propenso a esta clase de situaciones, dado que es muy dinámico y las nuevas tecnologías reemplazan rápidamente a las anteriores, generando así enormes oportunidades de negocios, pero también grandes riesgos en caso de quedar posicionado en contra de las nuevas tendencias.

Además, el hecho de que la compañía haya reportado resultados tan positivos en el último trimestre puede resultar un arma de doble filo. Resulta evidente que se trata de un reflejo positivo sobre la salud de la empresa y sus perspectivas de crecimiento a mediano plazo, pero también hay que tener en cuenta que las expectativas de los analistas estarán puestas de aquí hacia el futuro en los nuevos reportes de resultados. Al haber dejado la vara de medición tan elevada, Apple corre riesgo de que los próximos reportes de ganancias parezcan poco alentadores en comparación con este último tan extraordinario.

La era post Steve Jobs

Otro motivo de preocupación podría ser el aspecto humano en la dirección de la empresa. La muerte de Steve Jobs ha sido, sin lugar a dudas, un evento de alto impacto dentro de la compañía, y en todo el planeta, cabe entonces la pregunta al respecto de si Apple podrá continuar con su ritmo de innovación y crecimiento. Si bien las últimas noticias de la empresa reflejan más que positivamente el desempeño de la gerencia en los últimos meses, la pérdida de Jobs es todavía demasiado reciente como para realizar una evaluación definitiva sobre su sucesión al mando de la empresa.

Estos cuestionamientos, entre otros, son siempre bienvenidos como ejercicio crítico a la hora de tomar decisiones de inversión. Especialmente cuando la comunidad de Wall Street se muestra optimista sobre las perspectivas de un activo, el inversionista debe prestar particular cuidado a los diferentes argumentos a favor o en contra de una decisión de inversión.

Sin embargo, en el caso particular de Apple, los números fríos parecen indicar que todavía resulta conveniente posicionarse en estos papeles a pesar de su notable crecimiento. Si comparamos por ejemplo la relación entre el precio y las ganancias de la empresa mediante el ratio Precio/Ganancias, ésta es moderada. Apple cotiza a un ratio Precio/Ganancias de menos de 10 veces sus resultados estimados para el próximo año.

Sus papeles siguen estando a buen precio si los comparamos con los de las otras empresas con perspectivas de crecimiento que cotizan en un ratio Precio/Ganancias cercano a 15 veces sus ganancias esperadas, y en algunos casos muy por encima de ello.

Pronostican un crecimiento de 19% anual

Los analistas de Wall Street pronostican en promedio un crecimiento cercano al 19% anual para las ganancias de la empresa durante los próximos cinco años. Este objetivo es un claro desafío para cualquier compañía, pero es un crecimiento bastante inferior al que Apple alcanzó en los últimos años. Considerando los lanzamientos de nuevos productos, las posibilidades de expansión geográfica y el valor de su marca, no parece que Apple sea una empresa incapaz de cumplir con esos pronósticos.

Repasando los fundamentales de la compañía, no da la impresión de que sea demasiado tarde para invertir en el fabricante del iPhone y del iPod. La valuación parece más que razonable en su relación Precio/Ganancias y las expectativas de crecimiento bastante moderadas considerando la trayectoria de la firma. Tenemos un valor estimado de 550 dólares para estas acciones y recomendamos la colocación de stop loss por debajo de los 415 por acción.

Andrés Cardenal es analista de Sala de Inversión América. 

Relacionadas

Comentarios