ActualidadHistorias

Finanzas de Egipto, en problemas

La presión política para aumentar el gasto, aunado a la escasez de inversión extranjera, debilitará la moneda.

27-01-2012, 10:19:17 AM
Finanzas de Egipto, en problemas
Altonivel
27 de enero de 2012

A un año del derrocamiento de Hosni Mubarak, Egipto enfrenta varios retos económicos, políticos y sociales.

En lo económico, el crecimiento sigue debilitado y pone en apuros el presupuesto. La recesión de la eurozona y la incertidumbre política mantendrán el crecimiento del PIB suprimido en 2012. El crecimiento en el tercer trimestre de 2011 fue de tan sólo 0.3%, a pesar de que el consumo privado observó un rebote relativo. La tasa de desempleo alcanzó un altísimo 11.9%, mientras que el aumento del salario mínimo podría retrasar la creación de empleos en el siguiente periodo, aunque de alguna manera brindará apoyo al gasto del consumidor. Por su parte, la inversión y las exportaciones siguen débiles.

Tomando en cuenta nuestras proyecciones para los ingresos egipcios y la presión política que exige aumentar el gasto, proyectamos un déficit fiscal superior al 10% del PIB para  2012. La balanza de pagos se sumerge más en terreno negativo; el programa del FMI brindará apoyo, pero el tamaño importa.

Las reservas se evaporan

Si contrastamos las pérdidas de 8,500 millones de dólares (mdd) en las reservas de efectivo registradas en lo que va del año fiscal, con nuestra proyección de una necesidad de financiamiento de 12,000 mdd para el año entero, se puede percibir la gravedad de la situación de la balanza de pagos y la falta de apoyo externo. Es probable que tanto los flujos de portafolio hacia el exterior como la escasez de inversión extranjera directa sigan debilitando el financiamiento de Egipto.

Mientras tanto la incertidumbre política no permite una recuperación económica significativa y,  al ritmo actual de utilización de las reservas de efectivo, a menos que se materialice un apoyo externo sustancial o un cuantioso paquete del FMI, con la desventaja de un clima de inestabildad, consideramos que las reservas caerán, durante la primera mitad de 2012, a niveles que incitarán al Banco Central de Egipto a contemplar una devaluación de la Libra egipcia.

Aunque el tamaño actual del préstamo del FMI no cubrirá completamente el déficit de la balanza de pagos, podría atraer otros apoyos multilaterales, en particular si está respaldado por una mayoría de las fuerzas políticas. 

Aunque es probable que las reservas de efectivo sigan mermando durante la primera mitad de 2012, un programa del FMI eliminaría algunos riesgos.

Las ventas de bonos del tesoro egipcio (en dólares) y el incremento del interés que otorga el país sobre su deuda en 100 puntos base reflejan la presión que enfrenta la Libra egipcia. Consideramos que los rendimientos de los bonos del tesoro egipcio seguirán bajo presión hasta que se materialice un financiamiento externo. En nuestra opinión, una manera efectiva de estimular la economía sería una divisa más débil.

Relacionadas

Comentarios