HistoriasNegocios

La revolución de la energía

El gas natural y los biocumbustibles pueden repuntar gracias al transporte. Mientras la solar pierde terreno.

16-01-2012, 3:17:08 PM
La revolución de la energía
Altonivel
 

El Índice bursátil Cleantech de BofAML cayó 33% en el 2011, un dato inferior a la cifra promedio del S&P500. Según los analistas de BofAML 2012 será un año difícil para el sector de las energías alternativas, al igual que 2010 y 2011. 

En 2011, la caída del sector se atribuye, sobre todo, al desplome de 51% de la energía solar, a los bajos precios del gas natural y a la desaparición de subvenciones y subsidios públicos para el sector.  Sin embargo, los expertos pronostican una recuperación para 2013.  

Las nuevas fuentes energéticas dependen de subvenciones

Gran parte de la energía solar en Estados Unidos a la fecha ha sido en forma de servicios de electricidad apoyados por el Renewable Portfolio Standard (RPS), mientras que en Europa, se concentra en paneles sobre azoteas que son apoyados por las tarifas de alimentación a la red eléctrica (feed-in tariffs),  ninguna de las cuales es sustentable sin el sostén regulatorio. La única fortaleza en este momento para la generación de energía solar, está en la debilidad de los combustibles fósiles cuando hablamos de la generación, distribución y almacenamiento de energía, especialmente en mercados en desarrollo altamente aislados y cuya red eléctrica es pequeña o inexistente. El truco es que las ganancias para las energías renovables están en donde los combustibles fósiles no estén presentes.

Transiciones energéticas tardan de 30 a 50 años

En retrospectiva, las expectativas eran demasiado altas en cuanto a la adopción de energías alternativas. La historia de transiciones energéticas indica que el movimiento es gradual; hoy, esto es aún más cierto dado el tamaño de la infraestructura actual. Los influjos del dinero e inteligencia de Silicon Valley pueden acelerar la adopción de energías limpias, pero no de manera dramática. Los lentos ciclos de reemplazo son un problema –el ciclo de remplazo de una PC es de alrededor de cuatro años, mientras que el sector automotriz se renueva casi cada 15 años y las plantas de carbón duran entre 40 y 50 años-.

Una vez que las expectativas se reducen, las noticias no son tan malas. Por ejemplo, la mitad de la generación incremental (adiciones a la capacidad neta) actualmente viene de energías renovables. Así,  aunque la transición hacia energías limpias está siendo más lenta de lo esperado, sigue en curso.  

En el corto plazo

Después de llegar al punto más alto en el otoño de 2010, las revisiones sobre el sector de las energías limpias se han deteriorado. Los resultados más recientes han sido tan malos que creemos que tienen que tocar fondo pronto. En el 2012, es probable que las ganancias se encuentren en la primera fase de la recuperación, lo que sugiere que las acciones serán comerciables, pero todavía no observarán tendencias alcistas de mediano plazo.  

En nuestra opinión, para la segunda mitad del año, el ciclo de LED observará un repunte. Las posibles señales, serán: 

 Impulso al gas natural: Si el precio del gas natural permanece deprimido, ¿finalmente obtendrá un impulso como combustible de camiones de transporte? Pensamos que sí, aunque es probable que los resultados se vean hasta el 2013, cuando estén disponibles los motores de 12 litros de Cummins Westport.     

Mejora en la demanda de LED. Una mejora de las ventas globales de LED es posible en la segunda mitad del año con el repunte de las luces de fondo para televisores y las aplicaciones más generales de iluminación.

Los productos derivados se recuperan primero. Tanto los descensos como los repuntes de la demanda parecen comenzar con el consumidor e ir subiendo por la cadena de valor. La sobre demanda en energía solar y en LED impactó primero a los distribuidores y a las firmas de componentes, para después impactar a los proveedores de equipamiento y a los de poli silicón. Consecuentemente, cuando mejore la demanda, los vendedores de productos derivados más cercanos a los clientes podrían ver primero la recuperación.  

Nuestro equipo cree que es más probable que el 2013 proporcione mejores oportunidades de inversión a largo plazo ya que: (1) las tecnologías se volverán más económicas; (2) existe la posibilidad de revisiones al alza los de ingresos; (3) habrá una ola de nuevas compañías que cotizarán en la bolsa; y (4) existe la posibilidad de sorpresas al alza en cuanto a los precios de los combustibles fósiles y preocupaciones climáticas.

Transportes, tema clave para 2012

Este año será difícil para las energías alternativas ya que los problemas macro convierten los temas “verdes” en un lujo. Dentro de las tecnologías limpias, preferimos compañías de transporte y eficiencia. Las primeras tienen la oportunidad de romper con el esquema del petróleo e incluir biocombustibles, vehículos eléctricos y gas natural. Esto no resulta evidente dada su inmadurez, pero el amplio spread de petróleo y gas natural le dará a las compañías de transporte algo de apoyo.

Por analistas de BofML.

Relacionadas

Comentarios