HistoriasManagement

Cómo sobrevivir a un trabajo que odias

Estar en un empleo que te desagrada puede ayudarte a mejorar tu preparación académica, formar una red de contactos profesionales o incluso encontrar un mejor puesto dentro de tu empresa.

16-01-2012, 1:19:22 PM
Cómo sobrevivir a un trabajo que odias
Altonivel

Suena tu reloj despertador y de inmediato sientes la desesperanza de tener que ir a la .oficina; te enfermas con regularidad y durante el día no dejas de mirar el reloj hasta la hora de la salida, y buscas cualquier pretexto para trabajar lo menos posible. Odias tu trabajo y no sabes qué hacer.

De acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), los mexicanos se encuentran entre los empleados que más tiempo pasa en el trabajo con cerca de 10 horas diarias de labor.

Según una encuesta de Trabajando.com, cuatro de cada siete empleados no se siente a gusto con su trabajo. Y es que con una economía tan volátil como la que atraviesa el mundo, las personas temen cambiar de trabajo y dejar la poca seguridad que tienen en su labor actual. Aunque eso signifique soportar un salario pobre, mal ambiente laboral o una pobre cultura empresarial.

De acuerdo con el sitio Live Your Own Legend, las causas más comunes para odiar un trabajo son .hacerlo solo por el dinero, sólo por el estatus que te da, porque toda tu familia lo hizo, porque es el puesto que se espera que tengas al salir de la universidad, para aparentar ser más inteligente o por estar en una empresa cuyos valores no van de acuerdo con los tuyos. 

Según Chris Illuminati, Life Style Correspondant de Ask Men, existen dos opciones para lidiar con el problema: cambiar de trabajo o aprender a disfrutar de tu empleo, ya que el estar en una labor que no te agrada no significa que no puedas sacar provecho de la situación. 

El especialista ofrece cuatro consejos para sacar el máximo beneficio de trabajo que odias si tu situación económica actual no te permite dejar tu empleo:

Construye relaciones personales

Lo mejor para evitar que te gane la rabia en la oficina es hacer que el tiempo sea el más agradable posible, recuerda que no hace daño tener con quien platicar durante los descansos.  Lo primero es mantener el agrado de las personas en puestos gerenciales para aprender cómo fueron creciendo en la empresa. También puedes ser un maestro y tomar a los nuevos empleados bajo tu tutela y mostrarles las cuerdas.

Esto te ayudará a generar una red de contactos efectiva que en su momento pueda ayudarte a cambiar de empresa; es más, dice Illuminati, puedes pensar en tus compañeros como los compañeros de celda que te ayudarán a sobrevivir o en su momento a escapar.

Involúcrate, encuentra proyectos en los que te interese trabajar, ya sea para conocer gente nueva o para ganar experiencia que puedas poner en tu currículo. Trabajar en un proyecto puede ayudarte a combatir el aburrimiento y darte nuevas fuentes de inspiración.

Si no hay ningún proyecto en ciernes, inicia uno propio. Platica con tus compañeros para conocer qué les hace falta para realizar su labor y busca soluciones para mejorarlo que se le puedan presentar a la gerencia.  Hazte indispensable y la gente empezará a tratarte de manera diferente en la oficina.

Aprende sobre el trabajo que realmente quieres

A veces el odio al trabajo no viene por la empresa o el ambiente, sino por la labor en si misma;  tal vez trabajar con números todo el día te aburre o manejar la administración de un negocio no es tu llamado.  Es el momento para hacer preguntas dentro de las áreas de tu empresa sobre las cuestiones que tiene que ver con tu trabajo ideal. Incluso puede ser el momento para explorar diferentes opciones de carrera dentro de la misma compañía.

Si se abre una posición dentro de tu empresa que crees que podría ser interesante llevar a cabo, no dudes en decirlo y aplicar por el puesto. Esto te ayudará a definir si lo que te disgusta es tu labor diaria o la compañía para la que trabajas.

Otra buena opción es tomar las clases o cursos de capacitación, esto te ayudara a mejor tu labor día con día y hacerla más productiva e incluso más satisfactoria.

Escapa

Ya estás al final del camino pues descubriste que odias tanto tu descripción de labores como la empresa en la que laboras. Es momento de cambiar de trabajo.

Sin embargo si esta no es una opción real debido al entorno económico, puedes encontrar maneras de escapar mentalmente de tu trabajo. Puedes meditar, llevar un cuaderno para escribir historias, leer un libro, aprender un idioma a través de tu reproductor mp3, etcétera. 

Asegúrate de salir de la oficina cada vez que puedas, ve a dar un paseo para aclarar tu cabeza y nunca dejes de tomar tu hora de comida.

Se acerca el final

Fíjate una fecha para encontrar un nuevo trabajo. Ve tu trabajo actual como el medio que te permitirá conseguir lo que necesitas para acceder a tu siguiente empleo como experiencia, habilidades, contactos, documentos, etcétera.

Ask Men ofrece estos 11 tips para tolerar un trabajo odiado.

  • Grita, llora y patalea.
  • Recuerda que nada es permanente.
  • Dedícale tiempo a tus hobbies.
  • Ponle sabor a tu trabajo escfuchando música o deportes.
  • Mantén el sentido del humor.
  • Concéntrate en tu vida fuera de la oficina.
  • .Sé un mejor trabajador, evita perder tu tiempo en algo que odias.
  • No pongas en riesgo tu empleo hasta no tener una solución permanente.
  • Organiza tus actividades en el trabajo.
  • Ponte metas de búsqueda de empleo.
  • Busca ayuda profesional de ser necesario.
  • Trabaja de 9 a 5, es decir, no te lleves los problemas de la oficina a casa. 

 

¿Alguna vez tuviste un trabajo que odiado? ¿Cómo lo superaste?

Para saber más:

.8 consejos para hacer más dinámica tu carrera

.¿Estás listo para un MBA?

.10 tips para hacer una buena planificación de carrera

Relacionadas

Comentarios