HistoriasMicrositio

Un balón de oro para la crisis de Europa

Los banca sana codicia el metal precioso, mientras la tóxica, que aglutina la mayoría de las reservas, lucha por recapitalizarse.

03-01-2012, 10:01:30 AM
Un balón de oro para la crisis de Europa
Elie Smilovitz
Twitter: @smilovitz

La Europa del euro tiene, en conjunto, un Producto Interior Bruto (PIB) que roza los 18 billones de dólares. Pero en algunos países, la deuda excede al PIB. Sólo en las naciones rescatadas (Irlanda, Portugal y Grecia) ésta alcanza 874 mil millones. Mientras que las deudas soberanas de Italia y España oscilan entre los los €2.4 y los €3 billones de euros aproximadamente. Así, el monto total de deuda de los países rescatados, más las de Italia y España, podría representar un tercio de la economía de Estados Unidos (EU) o cuatro veces el PIB de México.

Los rescates de los países en riesgo de quiebra de la eurozona han sido cuantiosos: (Grecia 110.000 millones; Portugal €78.000 millones; Irlanda €85.000 millones, aproximadamente, más nuevos tramos para la economía griega que elevan bastante la cifra inicial). Sin embargo, en caso de que la comunidad internacional tuviera que rescatar a Italia y a España, el monto necesario sería mucho mayor al que se pagó por Grecia, Portugal e Irlanda: (España, €600.000 millones e Italia, entre €1 billón y €1.8 billones).

La pregunta que algunos se formulan es: ¿de dónde saldrá el dinero para rescatar a Italia o a España o aprobar nuevas ayudas para los países endeudados en la eurozona? Sobre todo en un momento en que la banca privada europea está restringiendo el crédito, el Banco Central Europeo (BCE) exige la recapitalización de las entidades bancarias y las arcas estatales, semivacías, tienen que solventar los pagos de pensiones, subsidios al desempleo y otras facturas del estado de bienestar. Además de recortar sus presupuestos a través de planes de ajuste por valor de miles de millones de euros, para cumplir con las condiciones impuestas por prestamistas como el Fondo Monetario Internacional (FMI).  

País % deuda / PIB PIB 2010
(En billones
de $USD)
Deuda
(En billones
de $USD)
Situación
Grecia 142% .305 .433 (rescatado)
Italia 119% 2 2.38  
Portugal 108% .229 .246 (rescatado)
Bélgica 97% .465 .451  
Irlanda 96% .204 .195 (rescatado)
Alemania 83% 3.3 2.7  
Francia 82% 2.5 2  
Austria 70% .376 .263  
Holanda 62% .783 .485  
España 60% 1.4 .840  
TOTAL        

 Fuente: Elaboración propia con información de Futuresmag.com, 24hgold.com, Reuters, FT.

FMI y oro, dos opciones

El FMI podría llegar a financiar parte de la deuda de los países europeos. No obstante, esa institución no presta sin condiciones. Sus rescates llevan aparejada la implantación de una batería de reformas de corte neoliberal que choca frontalmente con la Estado de bienestar en países como España o Italia. El resultado de los rescates del FMI en países como México  —hacia la segunda mitad de los 70 y primera de los 80— o en Rusia —durante el proceso de disolución de la U.R.S.S.— transformaron a las economías rescatadas; desataron una privatización amplísima que, desafortunadamente, se basó en muchos casos en procedimientos oscuros y clientelistas, lo que acentuó la desigualdad social y la distribución dispareja de la riqueza. Eso no quiere decir que los resultados serán similares en Grecia o en otros países europeos, pero existe el riesgo de que las sociedades rescatadas no puedan evitar fisuras que lastimen el tejido social. 

Hay que tomar en cuenta que la coyuntura política y económica en los países europeos determinará el grado y la velocidad de implantación de esas reformas, que llegarán más pronto que tarde. La paradoja es que ahora el FMI, dirigido por la francesa Christine Lagarde, busca dinero en países que están en vías de desarrollo o son emergentes; lugares en donde las necesidades de una parte significativa de la población son apremiantes por encontrarse en situación de pobreza y hasta de pobreza extrema.

De pronto, el factor oro irrumpe en el escenario por un costado, porque los países europeos, incluso algunos muy pequeños y muy endeudados, como Portugal, tienen inmensas reservas. El propio FMI tiene más de 3 mil toneladas y, de ponerlas a la venta, países como China, India o varios en Latinoamérica aumentarían sus arcas para respaldar sus economías, ante la incertidumbre en el mercado de divisas.   

Sobre el terreno, la banca europea necesita aumentar su capitalización en billetes para garantizar los depósitos de sus clientes y dar créditos. Simultáneamente, los bancos centrales en Europa poseen un respaldo en oro que equivale a una parte significativa de sus reservas totales en dinero (Portugal, 81%, Grecia, 78%; Italia, 71%; España; 39%).  Mientras que en Latinoamérica o en Medio Oriente los bancos tienen capitalizaciones en dinero que exceden en porcentaje a las de los europeos, pero carecen de oro. Y tener más oro en medio de un entorno de volatilidad económica fortalece las monedas locales y las protege de la especulación.

De hecho, la banca de países latinoamericanos y de algunos asiáticos, entre ellos China, ha comenzado a comprar metal amarillo. Así, mientras que la banca “sana” invierte en oro, la “enferma” sigue conservando en sus arcas las mayores reservas de ese metal precioso.

El club dorado

Si las restricciones a la venta de oro impuestas por el BCE fueran eliminadas, entonces países como Portugal, Italia o Irlanda podrían financiar una parte de su deuda por sí mismos. Los lusitanos podrían devolver el 30% de su rescate, mientras que Italia e Irlanda podrían pagar entre un 10 y un 15% de su deuda.

Así, la posibilidad de revertir el equilibrio en la balanza de los depósitos de oro puede ser una posibilidad para recapitalizar a la banca en Europa, mientras Latinoamérica y China incrementan sus reservas del metal.

Aumenta la demanda en Latinoamérica y Asia

En 2011 México multiplicó sus reservas de oro casi 20 veces, otros, como Corea del Sur, las triplicaron. Según el Consejo Mundial del Oro, el promedio de las reservas que los países respaldan con ese metal oscila en un 10%. Sin embargo, para alcanzar esa cifra, China, México o Corea del Sur tendrían que comprar grandes cantidades de oro, pues el porcentaje de reservas que tienen respaldadas con ese metal son de apenas 1.6, 4 y 0.4%, respectivamente.

Hasta 2004, los bancos centrales tenían reservas en oro por valor del 19% de sus bienes, hoy, muy pocos alcanzan esa cifra —Suiza, por ejemplo, tiene un 17%—. Ante la depreciación del dólar y la .inestabilidad del euro, los bancos centrales buscan diversificar sus reservas, y el oro, que no ha parado de apreciarse en la última década, conforma una de las inversiones más rentables. No obstante, no hay que dejar de lado que el BCE restringió a 400 toneladas anuales (desde 2009) el tope de venta de oro por parte de los bancos centrales europeos.

País % / Reservas en oro Toneladas Valor en miles
de millones de $USD
(1.700 dólares
por onza)
Portugal 81% 421 $22.4
Estados Unidos 74% 8.133 $487
Alemania 71% 3.401 $203
Italia 71% 2.451 $147
Francia 66% 2.435 $146
Holanda 59% 612 $33
Austria 56% 280 $14.6
España 39% 281 $14.7
Bélgica 36% 227 $13.3
Turquía 6% 116 $6.6
Grecia 78.7% 112 $5.4
Argentina 4.5% 55 $3.2
México 4% 100.1 $5.3
China 1.6% 1.054 $63
Perú 3.6% 34.7 $1.8
Brasil 0.5% 33.6 $1.7
Corea del Sur 0.4% 14.4 $0.7

Fuente: Elaboración propia con información de Futuresmag.com, 24hgold.com, Reuters, FT.

 

Relacionadas

Comentarios