HistoriasNegocios

Invertir en arte para el futuro

Las obras de arte son activos tan valiosos como el oro, pues incrementan su valor a medida que pasa el tiempo. Pero, ¿son una opción real para diversificar tu cartera?

29-11-2011, 3:22:03 PM
Invertir en arte para el futuro
Altonivel

Una de las principales máximas del inversionista tiene relación con la diversificación de su cartera o como se dice “No poner todos los huevos en la misma canasta”. Ello implica buscar participar tanto en diferentes empresas y sectores, además de alternarse entre el terreno financiero y no financiero.

En busca de esta diversificación, cada vez más inversionistas optan por el negocio del arte, donde se invierten más de 50 mil millones de dólares cada año a nivel mundial.

¿Las razones? A juicio de los expertos, este tipo de activos son una muy buena opción de negocios pues pueden generar un retorno de entre 12% y 40% anual, aunque cabe recordar que no se puede garantizar un rendimiento total. 

Las obras de arte son tan seguras como el oro cuando se inversión se trata, ya que pueden incrementar su valor a medida que pasa el tiempo; tal como ha pasado con muchos artistas. Según Natalia Herranz, de Revista Inversionista, “el arte de gran calidad lo sigue siendo en los buenos y malos tiempos”.

Somerset Gallery añade otras razones a la lista: en primer lugar, la liquidez: “las inversiones en arte tienen liquidez, ya que si te encuentras en un apuro puedes disponer de este activo fácilmente”.

Otro motivante es su inversión a largo plazo, porque no es tan volátil como las acciones “que hoy suben y mañana bajan” y es poco factible que artistas consumados pierdan su fama en el futuro. Todo lo contrario.

Por último, está su versatilidad; el arte es “una inversión que puedes asegurar y en muchos casos es deducible de impuestos. Otra vertiente de adquirir arte es la activación de economías locales al comprar directamente la obra de un artista local”, indican en Somerset.

A tomar en cuenta

A pesar de la gran oportunidad, los operadores coinciden en que no es tan fácil ingresar al sector. En este sentido, resulta importante asesorarse a través de contactos en galerías de arte que avalen tu opinión.

Natalia Herranz, asegura que para seleccionar una obra se debe tomar en cuenta la calidad de la pieza, el artista y el género, además de considerar su éxito en el mercado y las posibilidades de retorno de inversión.

La agencia Reuters, hace algún tiempo también reunió una serie de reglas para los inversionistas que optan por lanzarse al mercado artístico-financiero. De este modo aconsejan:

Inversiones potenciales

Tanto en las casas de subastas, como de comerciantes privados. “Si eliges a un particular, asegúrate de que pertenezca a una asociación profesional”, indicó el prestigioso medio.

Procedencia

Otro asunto importante es verificar el origen de una obra antes de adquirirla. El llamado es a no confiar en una casa de subastas o intermediario para hacer esto.

Vendedor

“Verifica al vendedor”. Nunca temas hacer preguntas sobre la persona que vende la obra, además de la propia adquisición. Al respecto, es preciso nunca invertir en ejemplares robados. Existen registros como el Art Loss Register donde te puedes asegurar que los cuadros no hayan sido sustraídos de manera ilícita. 

Estado

“Asegúrate de que tu inversión esté conservada y mantenida de forma apropiada para evitar que pierda valor”, recomienda Reuters.

Guerras

Otro de los elementos a mirar con lupa es su procedencia bélica. Debes tener cuidado con aquellas obras que se hayan obtenido durante saqueos o guerras pasadas, sin importante el tiempo que haya pasado.

Seguro

El último elemento es el seguro. Tal como un automóvil, las obras de arte pueden sufrir accidentes y no está de más preverlos.

Relacionadas

Comentarios