ActualidadHistorias

Devastadora sequía en México amenaza con prolongarse

El país sufre su peor sequía en siete décadas ya que la ausencia de lluvia alcanza a casi un 70% del total del territorio nacional.

24-11-2011, 10:12:58 AM
Devastadora sequía en México amenaza con prolongarse
Reuters
24 de noviembre de 2011

México sufre su peor .sequía en siete décadas, que amenaza
con prolongarse durante el próximo año, arrasando con miles de hectáreas de
cultivos y cabezas de ganado y presionando el abasto interno de algunos
alimentos.

La ausencia de lluvia alcanza a casi un 70% del total del
territorio, afectando a 19 de los 32 estados del país, que han visto una
inusual mala temporada, pero es en Coahuila, San Luis Potosí, Sonora,
Tamaulipas y Zacatecas, en el norte, donde la falta de agua ha causado mayores
estragos.

Durante el año, miles de hectáreas de cultivo se han perdido
y unas 450,000 cabezas de ganado han muerto por la falta de pastizales que no
han crecido en las áridas tierras, mientras las presas, llenas tradicionalmente
por estas fechas, apenas alcanzan entre un 30 y 40% de su capacidad.

“Es un caso de suma gravedad”, dijo Ignacio
Rivera, subsecretario de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura
(Sagarpa) a Reuters. “Las estadísticas de precipitación en el país nos
hablan de que este ha sido el año más seco en los últimos 70 años”,
agregó.

México tiene una superficie cultivable de 22 millones de
hectáreas en dos ciclos (primavera-verano y otoño-invierno) y hasta 2010
contaba con un hato de poco más de 32.6 millones de cabezas de ganado bovino.

Rivera dijo que de las 8.1 millones de hectáreas de
superficie agrícola que la Sagarpa tiene aseguradas contra alguna catástrofe
natural, se han cobrado las pólizas de unas 600,000, que han perdido el total
de su producción, mientras otras 3.8 millones de hectáreas están siendo
evaluadas.

Panorama preocupante

Y las previsiones de los expertos no ofrecen un buen
panorama en el corto plazo. Con el frío invierno a la vuelta de la esquina y el
suelo más árido por la falta de riego, las heladas podrían azotar a la región
con mayor fuerza.

“Es una situación preocupante, y es más preocupante
porque ya terminamos las épocas de lluvias (…) tendríamos que esperar a junio
del 2012 y ver cómo vienen las lluvias”, explicó por su parte Felipe
Arreguín, subdirector técnico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En el norteño estado de Durango, donde una tercera parte de
la población vive del campo, las autoridades prevén importantes pérdidas en la
producción de granos y semillas, como el frijol, que junto con el maíz, es la
base de la dieta de los mexicanos.

“Es una tragedia porque prácticamente no hay cosecha.
Es una situación crítica que no tenemos frijol ni siquiera para el
autoconsumo”, dijo a Reuters Jorge Herrera, gobernador de la entidad.

Cifras oficiales señalan que se espera un pérdida del 28% en la producción de frijol para este año, mientras que la recuperación a
niveles tradicionales de 1.2 millones de toneladas dependerá de las condiciones
climáticas.

En maíz, del que México es uno de los primeros cinco
.productores mundiales, se espera una caída a alrededor de 20 millones de
toneladas, desde una expectativa ya revisada a la baja de 23 millones de
toneladas, debido a las heladas de inicios del año y la sequía.

¿Mayores importaciones?

Analistas piensan que de no revertirse pronto la situación
las autoridades se verían obligadas a elevar sus importaciones de alimentos
para hacer frente a una menor producción local.

Según Herrera, Durango habría producido este año apenas un
20% de las 250,000 toneladas de maíz y frijol que suele cosechar
anualmente.

México importa tradicionalmente millones de toneladas de
maíz amarillo y otros granos para alimento de animales, mientras que el maíz
blanco que produce -el 90 por ciento del total- lo destina para consumo humano
y algunas exportaciones.

En frijol, México produce en promedio poco más de 1 millón
de toneladas e importa alrededor de 70,000 toneladas.

Especialistas y autoridades proyectan que las afectaciones
podrían prolongarse hasta muy entrado el próximo año y no descartan que puedan
extenderse a nuevas regiones, a menos que haya un cambio súbito en la temporada
de lluvias
.

Por lo pronto, los pronósticos de lluvias hacia los próximos
tres meses es que serían un 30% menos de lo normal, explicó por su
parte el secretario del Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira, que encabeza una
serie de programas para proveer de agua y empleo entre las regiones más afectadas.

Los altos precios de los granos fueron una preocupación a
inicios del año y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (.FAO,
por su sigla en inglés) de la ONU prevé que los mercados de materias agrícolas
permanecerían estrechos.

Esto mantendrá precios altos y volátiles, a
pesar de las mejoras en el suministro y una demanda que se debilita.

Relacionadas

Comentarios