ActualidadHistorias

Brasil atrae negocios de extranjeros, a pesar de todo

El Banco Central brasileño prevé que la inversión extranjera directa aumente un 45% en el 2011 hasta un récord de 70,000 millones de dólares

18-11-2011, 9:44:03 AM
Brasil atrae negocios de extranjeros, a pesar de todo
Reuters
18 de noviembre de 2011

 

Apenas dos semanas después de aterrizar en Brasil para
explorar el mercado, Eduardo Acuña ya volaba de regreso a México con varios
contratos en la maleta.

“Me senté a platicar con el primer desarrollador de
centros comerciales y salí con dos negocios casi cerrados”, recuerda
Acuña, presidente de la unidad brasileña de la mexicana .Cinépolis, la cuarta
mayor cadena de cines del mundo.

“Pensé que iba a demorar dos meses en montar la empresa
y echarla a andar, pero acabé tardando un año (…) Eso es Brasil: Es muy fácil
encontrar la oportunidad …luego el problema es concretarla”, explicó.

La experiencia de Acuña es bien conocida por los hombres de
negocios extranjeros que llegan a Brasil a por una tajada del mayor mercado de
América Latina y chocan con una burocracia kafkiana, costos estratosféricos,
impuestos redundantes y las tasas de interés más altas del mundo.

Y a pesar de todo siguen llegando. El .Banco Central prevé
que la inversión extranjera directa aumente un 45% en el 2011 hasta un récord
de 70,000 millones de dólares.

La razón es simple: un voraz mercado doméstico responsable
de un 60% del Producto Interno Bruto (PIB) que permitirá este año a Brasil
amortiguar el impacto de la crisis mundial y crecer más de un 3 por ciento.

Los ejecutivos que aterrizan en .Sao Paulo descubren rápido
que la capital financiera de Brasil es una de las ciudades más caras y menos
eficientes del mundo.

El Big Mac cuesta casi el doble que en Londres, el alquiler
de oficinas ronda los precios de Manhattan, la burocracia es tres veces peor
que en las naciones desarrolladas, los costos laborales enormes y la corrupción
generalizada.

“El costo de una estructura de personal en Brasil es,
por ejemplo, entre 20 y 30%  más caro que en Argentina”, dijo
Ezequiel Barrenechea, director regional de Corporación América, un holding
argentino que ganó este año la primera concesión privada de un aeropuerto en
Brasil.

“Pero a mediano y largo plazo todos eso se amortiza
perfectamente y las utilidades terminan siendo iguales que en otros países,
sobre todo por el volumen del mercado”, agregó.

Y luego están los problemas de infraestructura. Apenas un 12%
de las carreteras de esta nación del .BRICS están asfaltadas, contra, por
ejemplo, más de un 80% en China o Rusia.

Todo eso forma parte del “Costo Brasil“, un cóctel
de burocracia, distorsiones cambiarias, déficit de infraestructura y otros
problemas que frenan el potencial del país y también las inversiones.

Mário Bernardini, asesor de la Asociación Brasileña de
Industria de Máquinas y Equipamientos, hizo las cuentas y llegó a la conclusión
de que producir bienes de capital en Brasil es un 43,85 por ciento más caro que
en Estados Unidos o Alemania.

“Eso inhibe las inversiones (…) En la práctica en
Brasil hay pocos proyectos ‘greenfield’ (desde cero). Lo que hay son
adquisiciones de empresas para comprar una participación de mercado”,
dijo.

El Banco Mundial calcula que el tiempo necesario para
establecer un negocio en Brasil es casi 10 veces superior que en un país
desarrollado.

“Los costos son altos, pero el retorno potencial
también es alto. Por eso los empresarios están dispuestos a pensarlo bien y
venir a hacer negocios”, dijo un diplomático estadounidense en Sao Paulo.

Relacionadas

Comentarios