HistoriasManagement

Decidefobia, el miedo a tomar decisiones

El temor cerval a tomar decisiones es el miedo a implementar cambios en la vida el trabajo, la empresa y todo lo que te rodea tomando una decisión que puede o no ser la correcta.

14-11-2011, 10:37:18 AM
Decidefobia, el miedo a tomar decisiones
Altonivel

La .mente del ser humano es un órgano muy complejo que puede
albergar temores sobre las cosas más insospechadas. Desde la fobia a los
payasos (coulrofobia), a los espacios cerrados (claustrofobia), e incluso al
número trece (triscadecafobia), las personas han sufrido de temores
irracionales
que han sido registrados desde la antigüedad. Sin embargo, puede
afectar el desarrollo de una empresa como el temor a tomar decisiones.

El autor Edmund J. Bourne define la fobia como un trastorno
de salud emocional que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado
ante objetos o situaciones concretas. Las fobias son miedos irracionales a
enfrentar algo que tienen una raíz en problemas más complejos albergados en el
subconsiente.

La decidefobia, el temor cerval a tomar decisiones, es un
término acuñado en 1973 por el filósofo Walter Kauffman para explicar el “miedo
a la .autonomía”.  Más que nada, define el
temor que se tiene a equivocarse cuando se elige algo y a siempre tener la duda
de saber si se escogió la opción correcta.

Este problema se da en todos los rangos de trabajo y no sólo en los .niveles medios, incluso puede darse en representantes de gobierno, ya que no es una cuestión laboral per se, sino una problemática personal. 

El especialista señala que muchas veces nosotros mismos nos
generamos este miedo y permitimos que otras personas decidan por nosotros
mismos. Es el temor a implementar cambios en la vida, el trabajo, la empresa y
todo lo que te rodea tomando una decisión que puede o no ser la correcta.

Palabras como decisión, miedo, elección, frustración, cursos
de acción, etcétera, identifican las
barreras que impiden tener una certeza en lo que hacemos y con lo que
decidamos.

La decidefobia en el desarrollo organizacional puede afectar
las cuatro fases  que debe tener una
buena decisión: 1) detectar los problemas que puedan afectar el desarrollo de
una empresa y tomar decisiones correctas para solucionarlas, 2) los planes a
seguir para desarrollar estructuras que fortalezcan a la empresa sin miedo a
tomar decisiones equivocas, 3) implementación y ejecución de estos planes,  y 4) evaluación del cambio.

De acuerdo con EMagister, una buena toma de decisiones
permite vivir mejor, da control sobre la vida propia y el ámbito laboral, aleja
de frustraciones que se dan cuando no decides, y te convierte en participante
activo de la vida de la empresa.

Por el contrario, elegir se vuelve complicado cuando nuestras
emociones son inestables, cuando tenemos estrés, angustia o depresión, o
incluso en los momentos de crisis.

Existen muchas razones por las que una persona puede
desarrollar esta fobia. Según Kauffman puede deberse a un miedo a la
responsabilidad que implica elegir una opción y descartar las otras, el temor a
las consecuencias o simplemente una aversión personal a la confrontación.

Cómo manejar esta fobia

Primero que nada, si crees que este problema está fuera de
tu control, lo mejor es recurrir a la ayuda de un terapeuta que te de la guía
especializada que necesitas.

E Magister recomienda los siguientes pasos para empezar a
tomar decisiones concretas y así ganar control personal:

1. Toma la primera decisión y no te detengas

2. Decidir implica poner orden mental, involucra la
resolución de problemas. Busca la solución de los problemas, pero no te
enfrasques en las cuestiones triviales que nada sirven para solucionar la
cuestión.

3. Decídete a cambiar si te sientes insatisfecho con tu
vida.  

4. Sé optimista.

5. No actuar ni demasiado prudente, ni demasiado confiado al
decidir.

6. No delegues tus decisiones  ni hagas que otros las tomen por ti.

7. No te rindas ante ninguna adversidad.

8. Decide lo que quieres para ti; evita dejarte llevar por el “qué dirán”.

9. Recuerda que generalmente las respuestas a los problemas están en las cosas
lógicas y sencillas (Regla de Occam).

10. Actúa, no esperes a que los cambios se den por si mismos.

Relacionadas

Comentarios