HistoriasManagement

Convierte tu organización en una empresa inteligente

Debes preocuparte de emplear las capacidades humanas de tus empleados y potenciar todas esas cualidades en pro del funcionamiento de tu compañía.

11-11-2011, 7:01:18 AM
Convierte tu organización en una empresa inteligente
Altonivel

En un mercado cada vez más competitivo, las empresas deben replantearse constantemente las formas en las que operan, tanto interna como externamente. En este caso, para mejorar las funciones internas las compañías deben mejorar su inteligencia.

Pero, ¿a qué se refiere esto? Carlos Herreros de HFC Consultores, señala que una .empresa inteligente es la que crea y re-crea continuamente su futuro, asume que el aprendizaje es una actividad continua y creativa de sus componentes humanos y se transforma continuamente como respuesta a las necesidades de los individuos que la componen, así como las de las empresas, organizaciones e individuos con las que se relaciona (clientes, proveedores, grupos sociales, entre otros).

Para lograr esto en tu negocio deberás diseñar y ejecutar ese modelo de .estrategia emergente, por lo que necesitas crear o modificar la visión y misión de la empresa, ser sensible para captar los cambios y entender cómo afectan a la empresa. Lo anterior, obviamente está relacionado con nuestras capacidades humanas. Si se aplican estos puntos, la empresa experimenta un cambio cualitativo.

Al respecto, Herreros plantea cuatro rutas de acción:

1. Emplear las capacidades humanas esenciales de todos quienes están vinculados a la empresa.

2. Ampliar estas capacidades como las del conocimiento, habilidades, comprensión y actitudes para entender las necesidades de los demás y trabajar en red con ellos.

3. Formar un todo con lo ya planteado antes para que esto se convierta en competencias útiles para la empresa y para su competitividad.

4. Desarrolla principios nuevos y análisis en profundidad para poner en práctica todo lo anterior de forma más productiva y humana.

Por su parte el autor del libro “La Quinta Disciplina”, Peter Senge, señala que una empresa inteligente es aquella que está organizada de forma consistente con la naturaleza humana, lo que puede desarrollarse en cinco tipos de competencia.

Calidad de juicio

 

Pensar en las organizaciones y en sus entornos como sistemas en los que existen conexiones de manera que una actuación en una parte afecta al sistema en su conjunto. Nos permite la visión a largo plazo y ver el todo y no partes.

Dominio personal

 

Es la competencia para clarificar y profundizar en la visión personal, captando más claramente la realidad. Con esto, podemos ver relaciones más que recursos aislados y pautas o estructura, más que acontecimientos aislados. En definitiva, es como uno ve y entiende el mundo y determina la forma en que pensamos y actuamos.

Gestionar los modelos mentales

 

Aflorar nuestras visiones internas del mundo, esto es, cómo funciona para someterlos a escrutinio cuando salgan a la superficie. Requiere la práctica de la conversación para equilibrar la indagación de las posiciones de los demás y la defensa de las nuestras, es decir, exponer nuestro pensamiento y estar abierto al de los demás.

Armonizar las visiones personales

 

Es la capacidad de .liderazgo para construir una visión compartida por toda la empresa. Las visiones son siempre personales y por eso tienen que ser armonizadas por quienes dirigen, no por medio del “mando y control” sino porque toda la empresa lo desea.

Aprendizaje en equipo

 

Los equipos inteligentes están formados por personas inteligentes. El trabajo en grupo no puede ni debe aplastar al individuo.

Si bien estos aspectos son muy importantes, Carlos Herreros señala que debemos poner más atención en la estructura porque “determina el conocimiento y no al revés”. Esto es, cuando una organización modifica su comportamiento como respuesta a un conocimiento y percepciones nuevos está adquiriendo nuevas habilidades o aptitudes para crear, adquirir y .transferir conocimiento.

Por lo tanto, estamos frente a una organización inteligente que persigue y logra mayores niveles de moral, participación y productividad, reducción de costos y aumentos de márgenes, productos innovadores, mejoras en el servicio al cliente y en su cuota de mercado.

Si sigues estos consejos, de seguro que tu empresa funcionará de forma inteligente.

¿Has aplicado alguno de estos conceptos antes? ¿Cómo te ha funcionado?

Relacionadas

Comentarios