HistoriasNegocios

Grecia fuera de la UE, ¿lo ideal?

Grecia se prepara para tomar una de las más importantes decisiones políticas de su historia moderna ¿Debe aceptar las condiciones de la UE para aguantar o seguir un camino aislado?

07-11-2011, 4:28:01 PM
Grecia fuera de la UE, ¿lo ideal?
Altonivel

Con la ya segura salida del primer ministro de Grecia, .Yorgos Papandreu, se ha dispuesto el 19 de febrero de 2012 como la fecha para elegir a su reemplazante, pero antes, un “gobierno de unidad” deberá apoyar el .paquete de ayuda internacional y aplicar los planes de ajuste que exige la Unión Europea. Sin embargo, todavía persiste la posibilidad de optar por una salida del conglomerado de países antes de aceptar el rescate. Pero ¿es realmente factible dicha opción?

Si Grecia opta por seguir el camino que lleva desde hace años, deberá cumplir con todas las medidas y reformas que exigen sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI), con tal de recibir 130 mil millones de euros hasta 2014 y una eliminación del 50% de su deuda para que no entre en default. A todas luces un buen negocio, aunque muchos no están dispuestos a “ser controlados”.

De lo contrario, si opta por no aceptar las condiciones, el país se enfrentaría a un escenario poco alentador en cuanto al apoyo financiero futuro, y prácticamente desconocido en términos políticos.

Posibles consecuencias

En primer lugar, los .líderes europeos rechazarán renegociar los requisitos del segundo rescate y bloquearán la ayuda urgente de ocho mil millones de euros del primer plan de asistencia. Esto fue dado a conocer inmediatamente después de que Papandreu esbozara la posibilidad de realizar un .referéndum para que fuera la misma gente quienes decidieran el destino del país, lo que finalmente fue desechado.

Sin embargo, con el correr de las horas la posición se endureció: según varios líderes europeos, entre ellos Angela Merkel, dijeron que Grecia debe elegir entre aprobar las reformas económicas o simplemente .abandonar el euro.

“Los griegos tienen una elección: reformar y permanecer en. .zona euro o no reformar y salir. No hay tercera vía. El gobierno debe comprender por lo menos que en algún momento se acabará nuestra paciencia”, dijo al respecto líder del socio minoritario del gobierno de coalición de .Angela Merkel, Philipp Roesler.

El problema que surge de todo esto es que, según la Comisión Europea, una eventual salida de la zona del euro implicaría también su exclusión de la Unión Europea (UE), ya que el Tratado de Maastricht de 1992, y el posterior Tratado de Lisboa, de 2007, no prevén una salida de la moneda única, sin una salida también de la Unión política. Esta opción se dispuso en el artículo 50 del documento firmado en Lisboa.

La vida fuera de la Unión

Si Grecia, a pesar de todos los riesgos que corre, optara por la salida del conglomerado, tendría la obligación de introducir una nueva moneda, la que “caería al piso y la inflación estaría por los cielos”, asegura Peter Dixon, economista del Commerzbank.

Asimismo, el nivel de vida se vería afectado gravemente. Los activos de los bancos en Grecia y aquellos en el extranjero que tienen deuda griega serían devaluados. Y no podrían pedir prestado comercialmente.

Quien esté en el gobierno tendría que imponer controles de capital para prevenir que salga todo el dinero. Así que, “en el mejor de los casos, Grecia no tendría ningún poder de adquisición, todo sería costoso y, además, estaría en quiebra”, prevé Dixon.

Una comparación en ese sentido es Islandia, cuya moneda sufrió una depreciación masiva cuando sus bancos colapsaron en 2008. Su divisa, la corona, perdió más de la mitad de su valor en un verano, sus tasas de interés rápidamente crecieron 15% y la inflación llegó a 14%.

Un tema no menor es que no existe ningún mecanismo comprobado para .dejar el euro pues una situación como esta nunca fue prevista por los políticos europeos que decidieron unirse. Simplemente tendría que notificarle al Consejo de la Unión, es decir, a los jefes de Estado, que se quiere retirar. En teoría, el Consejo entonces decide cuáles son los términos de esa salida de acuerdo con una mayoría calificada.

Pero hay esperanzas. El mismo Artículo 50 considera que los miembros del Consejo deben establecer un marco futuro que mantendrá un país, en este caso Grecia, en su futura relación con la UE. Lo que puede significar una salida no excluyente del todo.

Por otro lado, hay quienes piensan que no sería tan terrible optar por una salida completa. Países como Islandia, Liechtenstein y Noruega, que no integran al conjunto de países, poseen un buen presente y aún tienen acceso al mercado común.

¿Será ese el camino que deberá tomar Grecia?

Relacionadas

Comentarios