ActualidadHistorias

Banco de México espera para tomar decisiones: Carstens

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que analiza la desaceleración económica mundial y la volatilidad de los mercados para tomar decisiones.

03-11-2011, 8:38:45 AM
Banco de México espera para tomar decisiones: Carstens
Reuters
3 de noviembre de 2011

El manejo que Europa haga de
su. crisis de deuda jugará un rol
clave en el camino que tomen las tasas de interés en México, dijo el miércoles
el jefe del Banco de México, Agustín Carstens.

Carstens describió el actual sesgo del banco respecto a la tasa de
referencia como “neutral” y dijo que la autoridad monetaria está
observando tanto la desaceleración
económica mundial
como la .volatilidad
de los mercados internacionales
derivada de las preocupaciones por la
crisis de deuda de Europa.

“Tenemos que ver cómo estas dos fuerzas interactúan, y esto
decidirá en gran medida la decisión del banco central” sobre las tasas,
dijo Carstens en una entrevista con Reuters tras hablar en la Escuela de Negocios
de la Universidad de Chicago.

Líderes del Grupo de las 20 mayores economías del mundo (G-20) se reúnen en la ciudad francesa
de Cannes el jueves y el viernes, y los funcionarios esperan asegurar
compromisos de que fluirá más dinero para ayudar a resolver la crisis de deuda
del bloque monetario.

Europa mira a países con grandes reservas
extranjeras
, como a China y Japón y las principales economías emergentes,
para que provean de fuerza financiera adicional al fondo de rescate de la zona
euro de manera de multiplicar su capacidad en cuatro ó cinco veces, a cerca de
un billón de euros.

A México no se le ha pedido vincularse al fondo de rescate de la zona euro, dijo Carstens. “Yo me uniría a otros
mercados emergentes para sugerir que probablemente la mejor manera de hacerlo
es a través de FMI”, dijo.

El gobernador del Banco de México afirmó que Europa debe recuperar la
confianza de los inversores a medida que resuelve la crisis de deuda de la
región.

“Pienso que hay necesidad de hacer dos cosas: una, avanzar con la
implementación (del plan) y segundo, brindar más detalles al mercado”,
dijo.

“Pienso que los mercados necesitan tener una imagen más clara de
qué es lo que están tratando de hacer”, agregó. “Europa necesita de
mercados que estén dispuestos a asumir el riesgo europeo y ahora mismo no lo
están asumiendo”, añadió.

“Posición neutral”

El banco central mexicano ha mantenido las tasas de interés en 4.5% por
más de dos años.

Aunque los operadores han estado apostando a que el banco central mexicano
pronto se unirá a Brasil en la reducción
de las tasas de interés
, Carstens describió la posición de su banco central
como “neutral”.

Afirmó que el banco estaba observando la desaceleración de la economía
europea y la volatilidad de los mercados financieros de Europa.

“Tenemos que ver cómo interactúan esas dos fuerzas y eso ayudará
bastante a determinar la decisión del banco central”, agregó.

Analistas consultados por el banco central mexicano el mes pasado
recortaron sus pronósticos de
crecimiento
por quinta ocasión consecutiva, así como sus estimaciones para
la inflación, pero no pronosticaron
que el banco central bajará las tasas de los préstamos antes del próximo año.

El martes, los inversionistas veían una probabilidad ligeramente mayor a
50% de que el banco central podría recortar las tasas de interés en su próximo
encuentro de política monetaria a principios de diciembre. Los mercados
mexicanos estuvieron cerrados el miércoles por un festivo.

Carstens indicó también que el peso mexicano “probablemente se ha
depreciado demasiado”, dados los sólidos fundamentos económicos del país.

Las preocupaciones por lo que acontece en Europa han llevado a los
inversionistas a deshacerse de activos de riesgo y refugiarse en monedas que
son más líquidas.

“Una vez que se asiente el polvo en los mercados financieros internacionales, deberíamos ver una
apreciación del peso”, dijo el funcionario.

México lucha por recuperarse de una profunda recesión en el 2009, con un
crecimiento que se prevé por debajo de 4% este año y de sólo 3.24% para el
próximo.

El país es particularmente vulnerable a una menor demanda de Estados
Unidos, su mayor socio comercial.

Pero aunque Carstens ofreció algunas recomendaciones de políticas para
Estados Unidos, entre ellas concentrarse en el sector vivienda, dejó en claro
que está más centrado en lo que pasa al otro lado del Atlántico.

“A lo que le tenemos miedo es a la
volatilidad de los mercados internacionales. Lo que nos gustaría ver es un
esfuerzo de estabilización tan rápido como sea posible y, obviamente, ahora
Europa es el centro de la atención”, agregó.

Relacionadas

Comentarios