Estilo de VidaHistorias

5 platillos internacionales para maridar con tequila

La bebida mexicana varia de intensidad dependiendo de su estilo y preparación, y puede emparejarse con sabores y texturas de la cocina internacional.

21-02-2011, 5:00:00 PM
5 platillos internacionales para maridar con tequila
César Albarrán

Cuando nos sentamos a disfrutar de un buen tequila en una tarde lluviosa,
generalmente nos imaginamos botanas típicas mexicanas, como un guacamole,
chalupas poblanas, chapulines o un ceviche fresco. Todas ellas son muy buenas
opciones, pero si pensamos un poco más allá y nos atrevemos a explorar cómo se empareja el tequila con sabores y texturas
de otras cocinas que tienen
paralelos con la mexicana, podemos terminar gratamente sorprendidos.

Esta bebida varía en la intensidad de sus notas dependiendo
de su estilo y preparación. El tequila
blanco
se lleva bien con sabores
sutiles
, como el de los pescados o los platillos poco condimentados. El reposado soporta sabores más complejos y el añejo complemente a platillos con sabores fuertes, como el caso de la cochinita pibil, clásico de la
gastronomía yucateca.

Estas son 5 botanas del mundo entero que podrían
llevarse bien con un tequilita. En la degustación, como en la vida, hay que ser
aventureros.

Para tequila blanco

“Tacos chinos”


Este platillo es uno de los clásicos de la comida china en los restaurantes
occidentales. Es un platillo muy fresco que se puede llevar bien con un tequila
blanco. Consiste en una mezcla de
vegetales
finamente picados –generalmente apio, cebolla, zanahoria y
hongos– mezclados con carne molida y
aderezados
con salsa de ostión. También puede añadirse un poco de ajo,
chile o jengibre, dependiendo de qué tan fuerte desees que sea el sabor. Esta
mezcla se coloca dentro de una hoja entera de lechuga iceberg y se come como si
fuera un taco. Ideales para una tardecita tequilera en la que no desees algo
demasiado pesado.

Rollitos de
verano vietnamitas


Este es una de las botanas que está ganando auge
fuera de su país de origen, Vietnam.
Consiste en una lámina de papel de arroz
(la puedes conseguir en tiendas especializadas) que rellenas de fideos vermicelli, también de arroz, verduras crudas como zanahorias en
juliana, menta, cilantro, lechuga picada y alguna proteína como pollo o, mejor aún, camarones. Son de
sabor delicado y puedes aderezarlos con salsa tipo “sweet chilli”. No abruma al
sabor del tequila y son tan ligeros como un guacamole. Si los ves en un menú,
no dudes pedirlos como el acompañamiento ideal para tu tequilita.

Para tequila
reposado

Samosas


Estas delicias que encuentras en los restaurantes
con comida típica de la India son
muy parecidas a los antojitos mexicanos, pero te darán sabores a los que no
estás acostumbrado. Son un tipo de empanada
frita
en forma triangular con un relleno
salado
que suele tener cebolla, lentejas o garbanzo y alguna proteína como cordero o pollo molido. Se acompañan
con chutney de tomate, mango, ciruela o cualquiera que sea la especialidad de
la casa. Lo salado y especiado de la samosa, el dulce del chutney y lo pungente
de un tequila reposado crean una combinación más que placentera.

Roti canai


Se recomienda maridar el tequila reposado con platillos un poco picosos y con buen
contenido de carbohidratos, por lo que el roti, un pan que suele comerse en Asia acompañado con un curry especiado,
es una excelente opción. La variedad malaya, llamada roti canai, es una finísima lámina de pan que alcanza hasta medio
metro de diámetro pero después es doblada en un triángulo lleno de sabor. Se
suele servir junto a un curry picosito hecho a base de cordero.

Para tequila
añejo

Sticky date
pudding


Para este tipo de tequila se necesita un platillo
que tenga sabor fuerte y complejo
pero nadie dijo que debe de ser salado. De hecho, se recomienda emparejar a los
añejos con postres. Este clásico de
la cocina inglesa se lleva bien con el tequila ya que tiene especias como la canela y el clavo,
además del sabor intenso del dátil.
Como está hecho con una base de pastel esponjado, generalmente cocinado al
vapor o en baño maría, no es demasiado pesado ni opaca a los tonos del tequila.
Ideal para finalizar una cena formal.

Relacionadas

Comentarios