md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 18:00 25/10/2014
Síguenos:

Alimentos que ayudarán a fortalecer tus músculos

Conoce qué alimentos mantienen saludables y en buen estado tus músculos, los principales encargados del movimiento y de bombear sangre al organismo.

alimentacion_musculos_saludables

Los músculos irrigan sangre a todo el cuerpo por ello debes mantenerlos saludables.

POR: Estilo Hoy

El ser humano tiene más de 600 músculos en el cuerpo; éstos ayudan a prácticamente cualquier actividad motriz: levantar objetos, correr, pero quizá no sabías que también ayudan a la irrigación de la sangre por todo el cuerpo.

Existen 3 tipos de músculos: músculo liso, músculo cardíaco y músculo esquelético. Cualquiera de ellos está compuesto por millones de pequeñas fibras elásticas. También debes saber que funcionan de 2 maneras, unos los controlamos de forma voluntaria y otros como el corazón, hacen su trabajo solos.

Músculo liso

Son involuntarios y están dispuestos en capas o láminas, una encima de la otra. El cerebro y el cuerpo les indican a estos músculos lo que tienen que hacer sin que nosotros siquiera pensemos en ello.
 
Se encuentran en en el estómago y el sistema digestivo; se contraen y se relajan para ayudar a la comida a avanzar a través del cuerpo. También se encuentran en el útero de las mujeres. Los músculos del útero ayudan a expulsar al bebé fuera del cuerpo de la madre durante el parto. También hay músculos lisos ocultos tras los ojos que ayudan a enfocar cuando miramos algo.

Músculo cardiaco

El músculo que constituye el corazón se llama músculo cardiaco o miocardio. Las robustas fibras musculares del corazón se contraen para bombear sangre al resto del cuerpo y luego se relajan para dejar entrar de nuevo la sangre, después de que ésta haya circulado por todo el cuerpo.

Músculo esquelético

Estos músculos también se llaman estriados. Son aquellos cuyos movimientos podemos controlar, por ejemplo al caminar. Colaboran con los huesos para dar al cuerpo fuerza y potencia. En la mayoría de los casos, un músculo esquelético comienza en el extremo de un hueso, al cual está unido, lo recubre en toda su longitud, incluyendo la articulación (el lugar donde el hueso se une con otro hueso) y finaliza en el extremo de otro hueso.
 
Los músculos esqueléticos están unidos a los huesos a través de los tendones. Los tendones son una especie de cuerdas hechas de un tejido muy resistente que conectan músculos y huesos entre sí. Los tendones están tan bien unidos a los huesos que cuando contraemos un músculo, el tendón y el hueso se mueven a la vez.

Alimentación para tus músculos

Robert Wolfe, especialista en envejecimiento y longevidad de la Universidad de Arkansas, EU, señala que “existe una conexión directa entre la masa muscular y la buena salud”.
 
“A medida que envejecemos vamos perdiendo músculo, sobre todo, si no los utilizamos”, agrega el experto. Y subraya que esa pérdida a menudo afecta nuestra calidad de vida, nuestro equilibrio, fuerza y capacidad para recuperarse más rápidamente de una enfermedad o accidente.
 
Wolfe y otros expertos recalcan por eso la importancia de una buena alimentación que garantice el buen funcionamiento y estado de los músculos. ¿Sabes qué incluir en tu dieta para tener una musculatura saludable? Pon atención:
 
Pescado: sobre todo los más ricos en ácidos grasos esenciales Omega-3, como el atún, salmón, sardinas enlatadas o la trucha arcoiris. El pescado contiene los aminoácidos necesarios para que el organismo produzca músculo y para la reparación de los tejidos.
 
El aminoácido más importante es la leucina que forma parte del código genético e interviene en la formación y reparación del tejido muscular; también ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

Huevos: no sólo aportan las proteínas necesarias para mantener músculos sanos, sino también energía; también contienen leucina.

Carnes rojas magras: aportan proteínas; además contienen vitamina B12.

Camotes: son una gran fuente de potasio y antioxidantes, también necesarios para fortalecer los músculos.

Quinoa: se recomienda por su alto contenido de proteínas de buena calidad, carbohidratos y por ser fuente confiable de energía. Este cereal integral también aporta al organismo y a los músculos, minerales esenciales como  el hierro y potasio.

Ten presente que otros alimentos ricos en potasio son la lechuga, el kiwi, los pimientos y naranjas. Te recomendamos ingerir entre 5 y 9 porciones de vegetales, de las cuales 3 sean ricos en potasio.

Ahora ya sabes cómo cuidar esta parte tan importante de tu cuerpo.

comentarios