Estilo de VidaHistorias

Los primeros maestros de la fotografía

Hoy tomar una foto es aparentemente muy sencillo, pero esto se lo debemos a las técnicas y procedimientos que nacieron de la mente de grandes hombres.

18-08-2010, 5:00:00 PM
Los primeros maestros de la fotografía
Alto Nivel

La industria de la fotografía sorprende constantemente con nuevas cámaras y sofisticadas funciones. Hoy, tomar una buena foto conlleva un proceso extremadamente distinto al de aquella época en que las primeras cámaras de foto comenzaban a dominar la captura del tiempo en un pedazo de papel.

A continuación repasaremos el inicio de la historia de la fotografía a través de las primeras personalidades que dedicaron su vida al desarrollo de un gran artevisual. Estos son los primeros maestros de la fotografía:

Joseph Nicéphore Niépce (1765-1833)

El francés Joseph Nicéphore Niépce es conocido como “el inventor de la fotografía”. Para lograr sus primeras fotos, necesitó ocho horas de exposición a plena luz del día.

Su inquietud de capturar momentos y hacerlos fijos, nació por otro interés en la litografía. Fue en 1816 que consiguió sus primeras imágenes, aunque ninguna de ellas se conserva. Eran fotografías en papel y en negativo. En 1818, obtuvo imágenes en positivo; a ese proceso lo denominó “heliografía”.

Sus trabajos más importantes son “Punto de vista desde la ventana de Gras”, que se conserva actualmente en la Universidad de Texas. También debemos mencionar “La Mesa Puesta” una borrosa instantánea de una mesa dispuesta para ser utilizada en una comida, que se conserva en el Museo Nicéphore Niepce.

Man Ray (1890-1976)

Man Ray, el maestro de la experimentación y la fotografía de moda, también fue pintor, cineasta, poeta, ensayista, filósofo y un líder del modernismo americano que impulso en ese país los movimientos dadaísta y surrealista.

Sus primeros trabajos fueron bastante estáticos, inspirados principalmente por el cubismo y el expresionismo. Fue hasta que se hizo amigo de Marcel Duchamp que empezó a añadir movimiento a sus obras. En 1915, realizó su primera exposición de arte individual con muchas pinturas y dibujos. Fue en este tiempo que también empezó a incursionar en la fotografía.

Posteriormente se convirtió en fotógrafo retratista de personalidades de la cultura. Creó una visión surrealista de la forma femenina y utilizó técnicas como la solarización para crear nuevos caminos en el mundo del arte.

No en vano, sus fotografías son consideras autenticas obras de arte, en donde se reflexiona acerca de lo psicológico del personaje al mismo tiempo que las formas de estas atractivas mujeres se muestran en sensuales posturas. Un equilibrio perfecto en un agradable juego compositivo, cuya herencia perdura hasta hoy.

Henri Cartier-Bresson (1908-2004)

Es el turno de hablar del padre del “fotorreportaje”. Si algo sabes de fotografía es imposible que alguna vez no hayas visto la célebre fotografía de este francés donde un hombre está saltando un charco de agua (“Detrás de Gare Saint-Lazare”, 1932). Ahí radica la principal característica de Henri Cartier-Bresson: captar el instante decisivo.

Henri pertenecía a una familia de la alta burguesía que le inculcó el gusto por el arte. En 1931 se interesó por la fotografía y empezó a sacar las primeras instantáneas con una Leica. Fotografiaba al sujeto de forma discreta, sin distraerlo o pedirle que posara.

En cuanto a la técnica, Cartier-Bresson sabía componer con rigor, miraba con detenimiento los gestos, cómo los elementos se yuxtaponían y disparaba en ese segundo crucial. A lo largo de su carrera, este artista retrató a grandes de la talla de Pablo Picasso, Henri Matisse, Édith Piaf, Fidel Castro y el Che Guevara. Además, su cámara estuvo presente en importantes eventos, como la muerte de Gandhi y la Guerra Civil Española.

¿Ya conocías el trabajo de estos visionarios artistas? ¿Qué opinas de las diferencias entre la fotografía de nuestros tiempos y aquellas primeras imágenes?

Relacionadas

Comentarios