mb5-705 og0-093 640-875 300-075 70-413 300-070 pmi-rmp 98-349 dev-401 70-483 hp0-s42 jn0-102 hp2-z31 642-437 1z0-053 70-341 400-201 e05-001 itilfnd c4040-252 400-101 70-467 200-310 hp5-b04d 70-533 1z0-803 1z0-434 mb2-708 1z0-051 9l0-422 n10-005 350-018 ns0-101 70-466 og0-091 070-487 70-346 300-206 1y0-201 hp0-j73 hp2-z12 98-364 hp2-h35 iia-cia-part3 c2090-610 101-400 pegacsa71v1 c4090-971 98-367 ex0-005 300-101 70-410 412-79 646-365 adm-201 300-135 70-465 2v0-620 lx0-103 640-911 pmp 1z0-052 ccd-410 70-463 sy0-401 hp0-d31 300-208 070-246 pmi-sp hp0-s41 70-534 1z0-047 70-480 70-414 010-111 312-49v8 ns0-157 700-260 3002 tb0-123 cissp 70-448 070-347 100-101 jn0-660 e20-690 210-060 70-347 70-532 1z0-808 icbb 500-260 e10-001 mb6-703 sk0-003 642-889 mb6-702 350-080 70-412 300-209 102-400 icgb vmce_v8 hp2-z34 070-411 4a0-m01 70-411 070-488 210-260 mb2-704 070-465 70-685 c_tadm51_731 aws-sysops 070-486 200-120 642-997 cbap hp0-y51 cas-002 2v0-621 70-462 98-365 070-642 70-980 640-722 300-115 70-533 70-331 070-412 mb6-704 hp2-b115 70-687 1y0-301 640-692 c_tfin52_66 400-051 220-801 1z0-133 70-417 70-487 070-480 070-483 a00-211 prince2-foundation hp0-a116 pr000041 tk0-201 070-410 1z0-067 c_tscm62_66 cisa 220-802 cism iia-cia-part1 jn0-360 70-662 74-678 c2180-401 700-501 1z0-060 cwna-106 642-999 n10-006 101 642-980 640-554 ex200 810-403 1z0-804 70-461 70-243 070-461 c4040-251 c4040-250 640-864 642-874 1z0-061 1v0-601 70-486 352-001 cca-500 1y0-400 mb2-707 640-916 642-737 642-998 300-320 1z0-062 itil 70-488 810-401 ax0-100 hp2-z33 700-280 700-701 mb2-701 2v0-621d 9l0-012 p2080-099 700-039 Carlyle y Blackstone, pesimistas sobre economía EU
PUBLICIDAD
LO ÚLTIMO

Carlyle y Blackstone, pesimistas sobre economía EU

Las dos empresas de capital privado señalaron que los problemas de los líderes políticos y la capacidad de sus propias empresas para obtener ganancias afectan el panorama económico.

economia_usa
Actualidad
Alto Nivel 29-09-2011

Reuters

29 de septiembre de 2011

Los directores de dos de las empresas de capital privado más poderosas del mundo emitieron el miércoles un nefasto panorama sobre la economía de Estados Unidos, indicando problemas para los líderes políticos y la capacidad de sus propias empresas para obtener ganancias.

"Nunca realmente salimos de la última recesión", dijo el co-fundador del Carlyle Group, David Rubenstein, en un desayuno en el Lincoln Centre que también incluía al presidente ejecutivo de Blackstone Group, Stephen Schwarzman.

"Pasarán unos cuantos años más antes de que consigamos que el desempleo alcance un nivel que sea tolerable", dijo Rubenstein.

Los dos ejecutivos supervisan fondos con valores de cientos de compañías globalmente, lo que les entrega una aguda visión sobre el estado de las economías locales.

La prolongada recesión ha dañado la estrategia de las empresas de capital privado, que compran compañías baratas con la esperanza de venderlas a mayor precio o lanzarlas a la Bolsa con una robusta ganancia en un plazo de tres a cinco años.

Si bien la recesión de Estados Unidos oficialmente finalizó en junio del 2009, la producción económica de la nación ajustada por la inflación cayó el trimestre pasado a su nivel más bajo desde el cuarto trimestre del 2007 cuando comenzó oficialmente la recesión.

El desempleo se ha quedado estancado por encima de un 9% en Estados Unidos y los economistas dicen que la lectura está más cerca de un 16% cuando el cálculo incluye a los trabajadores "subempleados" con dedicación parcial y a aquéllos que abandonaron la búsqueda de empleos.

"El venenoso diálogo político y los ataques sobre las empresas (han) llevado a la gente a ser predeciblemente muy cautelosa, a no invertir, y no querer contratar", dijo Schwarzman. "La incertidumbre general ha básicamente congelado a la economía", disparó.

Los dos gigantes de la industria del capital privado culparon a la inacción política en Washington por el estado de la economía.

COMENTARIOS
Siguiente Donald Trump se queda sin rivales en la carrera republicana

Donald Trump se queda sin rivales en la carrera republicana

La victoria sobre Ted Cruz en Indiana lo acerca a convertirse en el nominado del partido republicano a la presidencia de Estados Unidos.