ActualidadHistorias

Brasil profundiza combate contra la inflación

Pese a los esfuerzos del gobierno de Rousseff para detener la escalada de precios, trabajadores en varias industrias han amenazado con huelgas exigiendo grandes aumentos salariales.

28-09-2011, 8:29:46 AM
Brasil profundiza combate contra la inflación
Reuters
28 de septiembre de 2011

Brasil redujo un impuesto sobre la gasolina y trabajadores
bancarios se unieron a una creciente ola de huelgas por salarios el martes, lo
que subrayó presiones sobre los precios en el país, pese a que el Banco Central
insistió en que la .inflación está bajo control.

El recorte en el impuesto sobre la gasolina permitirá a la
petrolera estatal Petrobras mejorar sus márgenes de ganancias sin recurrir a
alzas de los precios a los consumidores en las estaciones de servicio, que
habría tenido el efecto secundario de empeorar la inflación.

El creciente Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio
(IPCA) ha sido uno de los mayores desafíos de la presidenta .Dilma Rousseff
durante su primer año de mandato, con un alza de un 7.33% en los 12 meses hasta
mediados de septiembre, mucho más que el techo del rango de la meta del gobierno,
de un 6.5 por ciento.

El índice IPCA se ha mantenido por sobre el rango de meta
del 4.5% anual, con una tolerancia de más o menos dos puntos porcentuales,
desde abril.

La combinación de una inflación que se acelera y la
desaceleración de la economía de Brasil, más la crisis financiera en .Europa,
han remecido a los mercados financieros brasileños en las últimas semanas.

El costo de los combustibles se ha añadido a los problemas
inflacionarios y un activo mercado laboral también han preocupado a autoridades
monetarias, como el presidente del Banco Central, Alexandre Tombini.

Con el desempleo cerca de niveles históricamente bajos, los
salarios se han elevado consistentemente, otorgando a los trabajadores más
dinero para gastar en un surtido de bienes, desde autos nuevos a
electrodomésticos.

Trabajadores en varias industrias han amenazado con huelgas
o han dejado de trabajar, exigiendo grandes aumentos salariales.

El martes, trabajadores bancarios se unieron a la tendencia
al llamar a una huelga indefinida, siguiendo el ejemplo de los trabajadores del
servicio de correos, que comenzaron una huelga hace dos semanas.

Los trabajadores bancarios están pidiendo un aumento
salarial del 12.8%, mientras que los bancos están ofreciendo un incremento del
sueldo del 8%, informaron medios locales.

Las exigencias de los trabajadores ilustran cómo muchos
brasileños están intentando simultáneamente protegerse del aumento de precios
al mismo tiempo de aprovechar la bonanza económica de los últimos años.

Ambos comportamientos probablemente complicarán los
esfuerzos de las autoridades de reducir la inflación en los próximos meses.

Relacionadas

Comentarios