HistoriasNegocios

El peso se deprecia, ¿qué consecuencias traerá?

La moneda mexicana sufrió una depreciación de 5% la semana pasada, y se espera que continúe así durante estos días. ¿Qué implicaciones tiene para nuestra economía?

27-09-2011, 3:53:22 PM
El peso se deprecia, ¿qué consecuencias traerá?
Altonivel

El denominado “súper peso” que dominó la economía mexicana durante los últimos años, y que suscitaba distintas opiniones, tanto a favor como en contra, ya no está. Hasta principios de año veíamos como su cotización alcanzaba los 11.90 pesos por dólar, su menor nivel en más de dos años, tras el excelente nivel alcanzado en octubre de 2008 (9.80 pesos).

Se sabía que en algún momento el .peso podría revertir su tendencia positiva frente al dólar, incluso los especialistas estimaron que sería durante 2011, tal y como ha sucedido. Sin embargo, la velocidad del ajuste ha sido más brusca de lo esperado, generándose una fuerte depreciación del peso frente al dólar, y no sólo en México, sino en casi todas las monedas del mundo.

¿Las razones? Para Joaquín López Dóriga Ostolaza, este fenómeno tiene su explicación en “un fuerte incremento en la aversión al riesgo a nivel global que ha provocado la venta indiscriminada de los activos financieros que se consideran más riesgosos”.

Se trata de un fenómeno conocido en inglés como flight to quality: “una migración masiva de recursos invertidos en activos riesgosos, como acciones y bonos de países emergentes, a bonos del Tesoro de Estados Unidos (EU), aún considerados como el activo menos riesgoso a nivel global”.

A pesar del gris panorama de la .economía estadounidense, el dólar sigue siendo la moneda de reserva más común a nivel global, y EU (a través de la Fed) tiene la facultad de imprimir dólares de manera ilimitada, lo que permite que los bonos del Tesoro se vuelvan un refugio para los inversionistas a nivel global. Generando así una .apreciación del dólar.

De este modo, el lunes 26 de septiembre de 2011 veíamos cómo la moneda se negociaba a 13.7193 unidades por dólar, una noticia no muy alentadora después de ver cómo la moneda acumuló una pérdida de 5% sólo la semana pasada.

A pesar de los últimos resultados, el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, no dudó en pronosticar una apreciación del .peso mexicano durante las próximas semanas.

Intervención

Existe en el país un grupo de analistas que presentan una visión contraria al optimismo mostrado por Hacienda. A juicio de éstos, lo más seguro es que el Banco de México se vea en la obligación de intervenir en el mercado con subastas de dólares, poniendo como tope los 14.50 pesos el dólar.

Hay algunos que, incluso, creen que ahora es el momento en que Banxico debe iniciar su proceso de subasta de dólares, para evitar mayores riesgos para la economía mexicana.

Consultado sobre este tema,. Agustín Carstens, gobernador de la institución, descartó la intervención de las autoridades en el mercado de cambios, ya que “el peso debería apreciarse pronto”.

De manera similar, y durante una reunión en Washington con el FMI y el Banco Mundial, José Antonio Meade indicó que “no vamos a modificar nuestra política cambiaria o la responsabilidad financiera y fiscal que nos ha dado los mejores dividendos”.

En Alto Nivel quisimos conocer la opinión de algunos expertos para entender, entre otras cosas, cuál es el escenario que se nos aproxima y cómo deben actuar las autoridades, en especial Banxico, si continúa la depreciación del peso frente al dólar.

¿Cree que el fenómeno de depreciación del peso continuará?

El director general adjunto del .Instituto Mexicanos para la Competitividad (IMCO), Manuel J. Molano Ruiz, dice que es una pregunta difícil de responder, porque México cuenta con un régimen que permite amortiguar los choques externos que puedan afectarnos.

Según el directivo, hay un exceso de liquidez en el mundo, derivado del fenómeno de oferta monetaria laxa denominado “Quantitative Easing” en los países altamente desarrollados y hoy altamente endeudados. “No es el caso mexicano; nuestro banco central ha mantenido su disciplina monetaria a pesar de las dificultades recientes de la economía mundial. Esto nos haría pensar que el proceso de depreciación cambiaria es transitorio y que el peso recuperará terreno frente al dólar. ¿Hasta qué nivel?, es imposible saberlo”.

Por otro lado, hay una fuerza que hoy es “relativamente errática”, y es la percepción de riesgo que los inversionistas tienen de cada país y cómo establecen canastas de inversión con activos financieros denominados en diferentes monedas. 

Entonces, “en la medida en que México sea percibido como más riesgoso que otros países que ofrecen rendimientos similares a la inversión, el proceso de depreciación cambiaria continuará. Es simplemente una cuestión de riesgo percibido por el público inversionista internacional”, dice Molano Ruiz.

El analista Serafín Peralta Martínez, tiene una opinión más optimista. Para éste, es casi seguro que no habrá una devaluación seria en el país, sobre todo si Banxico se dedica, con especial atención, a defender su política monetaria y se olvida por unos instantes del .crecimiento económico de México.

¿Qué implicaciones tendrá para la economía mexicana?

“La depreciación reciente dará impulso al sector exportador de la economía, pero también limita las posibilidades de los importadores. En algunas cadenas de suministro con insumos críticos de importación, el efecto puede ser delicado, sobre todo si las empresas no tomaron coberturas cambiarias”, estima Peralta Martínez.

El directivo del IMCO, por su parte, cree que este entorno no es muy propicio para México, además hace estragos en muchas economías del mundo. “Me parece que la caída del mercado accionario, de las bolas de valores en el mundo, empujará a nuestra economía a un nuevo ciclo recesivo, si la economía norteamericana, producto de este entorno bursátil, es empujada también”, apunta.

¿Qué debe hacer Banxico, de continuar la depreciación del peso?

El .Banco de México debería mantener la independencia en la política monetaria y el esquema de flotación de la moneda que se instrumentó después de la crisis de 1994-95. “Bajo ningún concepto, él debe comprometerse a un tipo de cambio fijo o a una meta de tipo de cambio”, indica Molano Ruiz.

Por su parte, Peralta Martínez aconseja desde ya estar preparados para ver una caída en el crecimiento económico mundial. Y es que las principales economías no cuentan con expectativas para el PIB. Entonces, de continuar la especulación en el mercado bursátil y una depreciación en los tipos de cambios, “preparémonos para un recesión”, adelanta.

Por lo pronto, lo recomendable es no entrar al juego de la especulación de .comprar dólares caros, porque este ya no es negocio como lo era hasta antes de 1995.

Al respecto, ambas figuras concuerdan en que Banxico cuenta con las herramientas necesarias para combatir eventualidades externas; es el que suministra al mercado de dólares mediante las subastas.

Por ello, “para que el mercado funcione sin grandes alteraciones, el Banco de México debe tomar sus propias decisiones y tener las suficientes reservas con que hacer frente a esta espiral especulativa”, concluye Peralta.

Según tu apreciación, ¿crees que Banxico debería comenzar intervenir o confías en la autoregulación del peso?

Relacionadas

Comentarios