Estilo de VidaHistorias

Restaurante Kong en París, pura sofisticación

Echa un vistazo al sofisticado diseño de este restaurante en pleno corazón parisino; una gran propuesta de la estrella del diseño Philppe Starck.

26-08-2011, 9:48:05 AM
Restaurante Kong en París, pura sofisticación
Altonivel

El restaurante Kong es un lugar súper
sofisticado que se encuentra en el último nivel del edificio de las oficinas
centrales de la firma Kenzo, en .París.

Por su privilegiada ubicación, el .restaurante Kong tiene una vista
panorámica excelente al río Sena; el menú corre a cargo del prestigioso chef Richard
Pommies y el diseño de la decoración es obra del diseñador francés estrella Philppe
Starck
.

El ambiente del restaurante Kong es muy parisino,
sofisticado y moderno. Se trata de una especie de enfrentamiento entre lo
clásico y lo ultramoderno, pero en esta batalla nadie sale ganador, los estilos
conviven en absoluta armonía.

Lo clásico del restaurante Kong comienza por
el edificio donde está instalado. Algunos de los muebles son transparentes: sillas
tipo Luis XV con estampados de caras en el estilo pop de Andy Warhol, en combinación
con enormes pantallas de plasma y alfombras de colores muy vibrantes.

La comida en el menú de Kong es saludable,
muchas ensaladas, sashimi (pescado crudo estilo japonés), carpaccios, rollos de
camarones, sushi, sándwiches gourmet y brochetas de pescado y mariscos son los
destacados.

Kong es un restaurante con mucho lujo pero al
mismo tiempo muy accesible por su atmósfera artística y pop. Durante los fines
de semana se transforma en un bar VIP con excelente música y deliciosos
cocteles únicos del lugar.

Sobre el artista creador del restaurante Kong

El diseñador industrial francés Philippe
Starck tiene un estilo minimalista con un toque estridente, ¿ligera
contradicción verdad? Pero gracias a su talento estos adjetivos pueden conviven justo como los estilos del restaurante Kong. Éste es su sello
personal y distintivo.

Philippe Starck redecoró la dependencia
central del Palacio del Elíseo por encargo del entonces presidente de Francia
François Miterrand y desde ese momento su trabajo va de la mano de la arquitectura.

Su fuerte son los hoteles: el Delano en Miami,
el Mondrian en Los Ángeles, el Hudson en New York, el Clift en San Francisco.

Philppe Starck no ve el diseño como una cuestión
de producción de objetos de uso diario sino como un acto catártico que
involucra pasiones y una búsqueda ante las  interrogaciones que nos surgen en este mundo hipermediático y sobre revolucionado.

Relacionadas

Comentarios