HistoriasNegocios

¿Qué es la economía genómica?

Desde que el código ADN fue descifrado, las empresas han trabajado en aplicaciones prácticas para los negocios, con el fin de sacarle provecho a la información genética.

23-08-2011, 5:04:43 PM
¿Qué es la economía genómica?
Altonivel

En 2002 se completó el mapa del genoma humano, augurando mejoras indescriptibles para la humanidad. A casi diez años de este hito científico, ya se están viendo los primeros avances tangibles, es decir, que no tienen relación con el estrecho mundo de los laboratorios, revistas y seminarios científicos.

Éstos no sólo se concentran en sectores como la .salud y la .tecnología, sino también con las empresas y el comercio.

El presidente de Biotecnología de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Gerardo Jiménez, asegura que la genómica puede utilizarse en varias ramas de la economía para mejorar tanto la calidad de los productos, como la .productividad y disminuir errores en los procesos de fabricación.

En medicina, ya se puede saber con una simple prueba genética si un medicamento provocará una reacción alérgica o si una persona no es apta para cierto antihipertensivo.

Hace año y medio se completó el mapa del genoma de los mexicanos, donde se encontró que la población es más propensa a la hipertensión, al cáncer de mama y es menos receptiva a los antirretrovirales.

“Ahora lo que necesitamos es unir a la parte empresarial, .emprendedores, y a los capitales de riesgo en México con la parte científica, investigadores e instituciones, para desarrollar proyectos de alto impacto económico” que tengan relación con la .agricultura, la pesca y la ganadería, indicó Jiménez.

Asimismo, se estarían desarrollando aplicaciones para la industria petroquímica y el cuidado del medio ambiente. Mientras, la OCDE señala a la genómica como uno de los principales motores de la bioeconomía.

¿De qué se trata?

La economía basada en la invención, desarrollo, generación y uso de productos y procesos basados en los genes se conoce como bioeconomía o, más específicamente, economía genómica.

De acuerdo con la OCDE, su vertiginoso desarrollo ya le otorga un importante papel en el crecimiento económico tanto de países industrializados como de aquellos que están en proceso de serlo.

Lo anterior ya podemos verlo reflejado en cifras. Por ejemplo, el reporte “El impacto económico del Proyecto del Genoma Humano”, publicado por el Battelle Memorial Institute de Estados Unidos, muestra que el rendimiento de la inversión en genómica ha sido de 141 dólares por cada uno de los casi cinco mil 600 millones invertidos en su desarrollo inicial, y que hoy llegan a cerca de 10 mil millones

Sólo en 2010, los proyectos de secuenciación genómica y las actividades industriales y de investigación asociadas a ellos generaron 67 mil millones de dólares, 20 mil millones de dólares en ingresos entre trabajadores de EU y 310 mil empleos.

Esto es congruente con algunas tendencias que muestran el impacto que la genómica comienza a tener en la economía:

Por un lado, los sistemas de identificación genómica se utilizan en el monitoreo de especies y plagas invasivas, vigilancia microbiológica del medio ambiente, seguridad de alimentos y combate contra el .fraude comercial.

Una de sus aplicaciones ha encontrado un nicho comercial en la industria pesquera de EU; se calcula que entre 25 y 30% del pescado que se vende en ese país se etiqueta erróneamente como otro de calidad superior. Por ello, la FDA (Administración de Alimentos y Medicinas, por sus siglas en inglés) comenzó a implementar un “sistema de identificación genómico”, equivalente a un código de barras, para el cuidado y fortalecimiento de esa industria.

Además, las aplicaciones genómicas en las especies vegetales cobran importancia por su potencial contribución al reto de la suficiencia alimentaria para una población mundial que se incrementará en un tercio en los próximos 20 años.

Respecto de su factibilidad, no podemos olvidar los avances que se han realizado en cuanto a la inversión necesaria para realizar este tipo de investigaciones. Por ejemplo, mientras la secuenciación del primer genoma humano tuvo un costo de más de tres mil millones de dólares. Hoy existen decenas de laboratorios en el mundo, que secuencian genomas completos cotidianamente a un costo menor a 50 mil dólares por cada uno, y muy pronto se espera lograrlo por menos de mil dólares, lo que indica que e un futuro cercano la secuencia del genoma será parte rutinaria del .cuidado de la salud.

Desafíos

A pesar de los grandes avances en el sector, las instituciones insisten en que su desarrollo pleno requiere de la implementación de políticas coordinadas de los gobiernos, que estimulen y protejan cada uno de los pasos de la cadena de valor, desde la investigación y el desarrollo hasta la colocación de los productos en el mercado.

Simultáneamente, la OCDE trabaja en la generación de buenas prácticas que contribuyan a regular la participación de la genómica en la economía contemporánea y la implementación de nuevos modelos de participación del Estado que estimulen y normen su desarrollo.

Asimismo, destaca la importancia de diseñar una agenda de .políticas públicas orientadas a favorecer la generación de beneficios sociales y ambientales.

Según la OCDE no cabe duda que se puede monetizar la información genómica en bienes y servicios, además de identificar nuevos e insospechados mercados. Pero necesitará que muchos otros países se sumen a los esfuerzos.

¿Crees que la economía genómica jugará un papel protagónico en el comercio de los próximos años? ¿En cuánto tiempo más?

Relacionadas

Comentarios