ActualidadHistorias

Economía de Brasil deja de ser “grandiosa”

Pese a que las finanzas brasileñas siguen siendo muy buenas en comparación con EU y Europa, analistas y empresarios señalan que la población carioca esta sobre endeudada.

19-08-2011, 8:10:50 AM
Economía de Brasil deja de ser “grandiosa”
Reuters
19 de Agosto de 2011

Luego de varios años dinámicos en que se ganó la reputación
de “China cercana” entre algunos inversores occidentales, .Brasil
parece estar entrando ahora en un patrón de crecimiento económico de alrededor
de un 3 a un 4% en el futuro previsible.

Pese a que eso aún es bueno en comparación a los deprimidos
estándares de Europa y Estados Unidos, deja a Brasil atrás de sus verdaderos
pares, los otros miembros del denominado grupo BRICS de grandes mercados
emergentes.

Varias empresas están descartando planes de inversión frente
a utilidades decepcionantes y economistas de Wall Street han recortado sus
previsiones el 2011 y los próximos años.

El principal culpable es el consumidor de clase media de
Brasil, que impulsó la expansión de años recientes mediante la compra de
automóviles y televisores a un ritmo récord, pero que ahora se encuentra
sobreendeudado.

Otras restricciones incluyen el pobre clima de negocios en
comparación a sus pares; la incapacidad de la presidenta Dilma Rousseff para
conseguir grandes reformas al código tributario y otros cambios para ayudar a
impulsar el crecimiento; y la crisis económica global, que se traduce en
perspectivas inciertas para las materias primas brasileñas.

Economía en desaceleración

La mayor economía de .América Latina aún goza de un alto
nivel de empleo. Incluso un crecimiento moderado podría ser suficiente para
asegurar el objetivo de Rousseff de sacar de la extrema pobreza a otros 16
millones de brasileños, o casi una décima parte de la población del país, a
fines del 2014.

Ciertas áreas de la economía, como el petróleo costa afuera
y la construcción civil probablemente seguirán creciendo con fuerza. Factores
como la demografía y una deuda nacional relativamente pequeña seguirán
trabajando a favor de Brasil.

Sin embargo, un creciente número de líderes empresariales,
inversionistas y funcionarios de gobierno ya expresan nostalgia respecto a los
años de bonanza.

Alrededor de dos tercios de grandes empresas que cotizan en
la Bolsa de Valores de Sao Paulo incumplieron las expectativas de ganancias en
el segundo trimestre, según un análisis de Reuters.

Varios economistas han recortado recientemente sus
estimaciones económicas respecto a Brasil, incluyendo a Gray Newman, de Morgan
Stanley, quien el miércoles recortó su previsión para el crecimiento del país
sudamericano en el 2012 a un 3.5% desde un 4.6% previo.

Volviendo a la tierra

Virtualmente nadie esperaba que continuara el ritmo de
crecimiento económico del 2010. Difícilmente alguien previó una resaca tan
fuerte a partir de esa bonanza en términos de una inflación por sobre el centro
de meta y de una de las monedas más .sobrevaloradas del mundo.

Muchos líderes industriales se han sentido decepcionados por
la incapacidad de Rousseff de reducir la carga tributaria de Brasil, que es una
de las más altas del mundo.

La mandataria ha descartado realizar una gran reforma fiscal
que podría dar cabida a más dinero para inversiones, que es poco de acuerdo a
estándares del mundo emergente.

Relacionadas

Comentarios