ActualidadHistorias

Venezuela nacionalizará oro

El presidente Hugo Chávez pidió el apoyo de sus fuerzas armadas para tomar control de la zona de oro. La medida, indican analistas, quitará dinamismo a la industria.

18-08-2011, 7:55:06 AM
Venezuela nacionalizará oro
Reuters
18 de Agosto de 2011

Venezuela dijo el
miércoles que nacionalizará la industria
aurífera
para elevar sus reservas
internacionales
en momentos en que el metal cotiza cerca de máximos
históricos, un paso más en la toma del control estatal de sectores clave de la economía.

Sin embargo, la
medida no chocaría con los intereses de la mayor exportadora del metal en el
país, la ruso-canadiense Rusoro,
aunque la norma minaría el dinamismo del sector.

“Les informo
que pronto voy a aprobar una ley habilitante para comenzar a tomar la zona del
oro y ahí cuento con ustedes (Fuerzas Armadas) porque eso sigue anarquizado:
mafias, contrabando”, dijo el presidente Hugo Chávez al canal estatal,
pidiendo a los militares controlar la zona productora.

“Tengo ya las
leyes para reservar al Estado la actividad de exploración y explotación del oro
y todas las actividades conexas. Es decir, vamos a nacionalizar el oro y vamos a convertirlo, entre otras cosas, en
reservas internacionales porque el oro sigue incrementando su valor”,
agregó.

Horas después del
anuncio, el líder socialista volvió a aparecer en televisión y en un contacto
telefónico dijo que transferirá miles de millones de sus reservas
internacionales desde Europa y Estados Unidos a los países del grupo .BRIC para diversificar su cartera.

Hasta agosto, las
reservas de Venezuela sumaban 29,097 millones de dólares, de las que el 63 por
ciento están en oro, o unas 365 toneladas.

Como principal metal
de refugio, el oro ha subido en las últimas semanas a un récord de más de 1,800
dólares la onza por los temores a una recesión global y a las crisis de deuda
en Estados Unidos y Europa.

El miércoles,
presionado por las declaraciones de Chávez, el metal volvió a subir y el contrato
al contado rondó los 1,792 dólares.

Desde que asumió en
1999, Chávez, un militar retirado de 57 años que hace dos meses anunció que
padece de cáncer, ha nacionalizado grandes proyectos petroleros, bancarios y
cementeros, entre muchos otros.

Venezuela se
recupera de una recesión de casi dos años, pero la inflación sigue siendo la
más alta del continente y Chávez necesita fuertes sumas de dinero para costear
su campaña a las elecciones presidenciales del 2012, en las que intentará
acceder a un nuevo mandato.

 

Rusoro a salvo,
inversión en riesgo

 

La mayor exportadora
de oro que opera en Venezuela, la ruso-canadiense Rusoro, aseguró que la medida,
que abarca la exploración y explotación, no la afectará porque apunta a las
empresas que se dedican a la actividad ilegal.

La producción formal
de oro en Venezuela ronda las seis toneladas y, según cálculos oficiales, la
informal es alrededor del doble.

“El (Chávez) no
dijo que va a nacionalizar todo el sector, él dijo que peleará contra las
mafias en el negocio del oro que, principalmente, son pequeños mineros que
venden el oro ilegalmente”, dijo a Reuters el presidente ejecutivo de la
firma, Andre Agapov, en contacto telefónico desde Moscú.

El ejecutivo dijo
que la relación con el Gobierno venezolano es de las mejores e incluso calificó
al mandatario como su “amigo”, aunque Rusoro ha manifestado su
descontento con la legislación local que limita sus exportaciones auríferas a
50% de su producción.

Esta férrea
legislación que el Gobierno no piensa relajar, aunada a la nueva normativa
propuesta por Chávez, alejaría la inversión que el mandatario intenta atraer al
sector minero para depender cada vez
menos de los intermitentes precios del petróleo,
su principal producto de exportación.

El Grupo Agapov,
accionista mayoritario de Rusoro, está presente en Venezuela a través de
diversas empresas mineras con participación estatal.

Venezuela tiene
grandes yacimientos de oro sin explotar en el sureste del país y la zona es
rica, además, en otros minerales como hierro, bauxita y diamantes.

Entre los mayores yacimientos sin explotar están Brisas y
Las Cristinas, con unas 30 millones de onzas de reservas estimadas, donde
tenían contratos las canadienses Gold Reserve y Crystallex hasta que fueron
echadas del país.

Los constantes problemas
laborales
y la desinversión han
hecho que las empresas mineras, incluidas en la Corporación Venezolana de
Guayana (CVG), produzcan por debajo de su capacidad instalada y presenten
constantes paralizaciones.

Relacionadas

Comentarios