HistoriasNegocios

¿Por qué México está (o no) preparado para una nueva crisis?

Hay signos, tanto en Europa como en Estados Unidos, que indican una inevitable crisis mundial, según el BM. ¿México tiene las herramientas para resistirla?

16-08-2011, 5:09:00 PM
¿Por qué México está (o no) preparado para una nueva crisis?
Altonivel

“Ajústense los cinturones, por que la montaña rusa que vamos a bajar será extremadamente veloz. Estamos en los primeros momentos de una tormenta nueva y diferente, no es igual que en 2008”; estas fueron las palabras con las que Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, intentó prevenir al mundo de la “nueva y más profunda recesión”.

Hay signos inquietantes tanto en .Europa como en .Estados Unidos. En éste último país, la actividad industrial está en baja, el consumo cae, el PIB sólo ha crecido 1.3% en el primer semestre y el desempleo sigue alto (9.1%), aunque, al parecer, se ve una pequeña mejora.

Según los expertos, no es tanto la rebaja en la calificación realizada por .Standard & Poor’s, sino las enormes dificultades que tuvieron para llegar a un acuerdo sobre el presupuesto y el nivel de endeudamiento de ese país lo que generó la mayor inquietud en los mercados mundiales.

Es preciso recordar, además, que el compromiso alcanzado no basta para resolver el problema que sus finanzas públicas le presentan.

Por otra parte, la crisis de la .deuda estadounidense se suma a la que ya afecta a la zona euro desde hace dos años. Algunos países, como España e Italia, registran lastimosos niveles de crecimiento, 0.2% y 0.3% respectivamente, en el segundo trimestre. Se espera, además, que Francia siga el mismo camino, mientras que Grecia ya parece no tener vuelta atrás.

Pero no sólo eso, ya que el titular del BM advirtió que, a diferencia de la pasada crisis, los gobiernos tienen ahora menos margen de maniobra para estimular la economía. “La mayoría de países desarrollados ha agotado su margen fiscal” y su política monetaria, aseguró.

Con tales antecedentes, para cualquiera resulta casi inevitable el nacimiento de una .nueva crisis económica, en tiempos donde apenas se lograba salir de la anterior. Conociendo aquello, la duda sobre una nueva crisis cede su lugar a otra interrogante, válida para todos los países: ¿estamos preparados para un evento de esta magnitud?

En el caso de México, han aparecido respuestas diametralmente opuestas. Aunque existe un consenso general al decir que, viniendo desde Estados Unidos, de todas formas impactará nuestra economía, las diferencias se comienzan a ver cuando se trata de el blindaje del país ante tal escenario.

¿Por qué sí?

 

  • Hacienda

A juicio del secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, principal imagen económica del país, México está bien preparado para hacer frente a la volatividad de los mercados, tras el recorte de la nota crediticia de Estados Unidos.

“En esta coyuntura, habrá una gran volatilidad. Afortunadamente, nuestros indicadores macroeconómicos son bastante robustos, podemos aguantar”, dijo el titular de la SHCP.

Sus palabras encuentran base al asegurar que desde hace varios años, México ha aplicado una rigurosa disciplina fiscal que le ha valido contar con el grado de inversión de las tres principales .agencias calificadoras y desde el año pasado reactivó un mecanismo para acumular reservas internacionales. Incluso, pronostica un crecimiento de 4.3% para finales de este año.

De todos modos, Cordero dijo que la economía se verá afectada, aunque no a niveles preocupantes. Aseveró que no hay economía en el mundo que no vaya a ser perjudicada por estos embates, pero que México está listo para paliar los impactos de esta problemática global en la economía real, aquella que tiene que ver con el contacto directo entre empresas, familias y consumidores.

  • Felipe Calderón

Ante esta interrogante, el presidente de México asegura que su administración está preparada para enfrentar las turbulencias financieras que aquejan a Estados Unidos y Europa, “a diferencia de hace 30 años”, ya que “ hoy las .crisis de deuda y de turbulencia financiera se presentan especialmente en naciones desarrolladas”.

El mandatario argumenta que las reservas internacionales del país ascienden a un máximo histórico, de casi 135 mil millones de dólares, más del doble del total de la deuda externa mexicana.

Además, las medidas que se están tomando con un “manejo  responsable y prudente de nuestra economía, hemos logrado salir adelante en un entorno extraordinariamente complejo en el ámbito internacional”, aseguró.

Sin embargo, tal como Cordero, ve casi imposible que cualquier país del mundo no sea impactado; sobre todo México, por la cercanía que tiene con la potencia mundial.

  • Pablo Rodríguez Regordosa

El subsecretario de .Hacienda cree que las fortalezas que permitirán a México pasar con buen pie por una nueva crisis, se encuentran sostenidas en las reservas internacionales y en la línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional, así como la colocación de bonos a 100 años en el mercado norteamericano.

Según el funcionario, durante la última década la Federación ha trabajado en materia fiscal; esto es, ha alargado plazos de su deuda pública ha reducido la deuda externa; asimismo, continua fortaleciendo el sistema bancario.

Destaca que a estos factores se suma el crecimiento de las aseguradoras, las Afores, las sociedades de inversión, entre otros organismos institucionales que están dando financiamiento a empresas y proyectos productivos, lo que permite atenuar los efectos adversos de una crisis mundial.

  • Jorge Sánchez Tello

El analista y consultor económico mexicano asegura que la posibilidad de un estancamiento económico en Estados Unidos asusta principalmente a México, por ser uno de los países con mayor vínculo comercial con Estados Unidos. Sin embargo, contaría con indicadores macroeconómicos fuertes para resistir.

A su parecer, el Banco de México ha hecho un ejemplar trabajo; pero “evidentemente si EU llega a tener alguna recesión o .menor crecimiento, México también crecerá menos; el sector exportador mexicano sería el más afectado”.

  • Carlos Jiménez Macías

El senador priísta asegura que en México existe una macroeconomía con indicadores bastante estables, “tenemos una deuda y un déficit muy pequeños, yo creo que sí hay condiciones para resistir, pero eso no quiere decir que al final del día esto no surta un efecto”.

  • Sherlin Pierce

La economista británica, al igual que la mayoría, cree que de todos modos el país se verá afectado, pues el destino de más del 80% de sus exportaciones van para EU.

Sin embargo, asegura, hemos logrado fundamentos económicos fuertes. Mientras sus ingresos no petroleros se ubican en 10.1% del PIB, sus reservas internacionales ascienden a un monto récord, cuenta con líneas de crédito flexibles desde 2009 con el FMI, además de contar con plazo de deuda de 7.4 años, “lo cual reduce el riesgo para el país”.

  • Wan Young Choi

Funcionario del GPW Institute de Corea dijo que México tiene impermeable, botas y paraguas frente a un posible huracán categoría cinco.

Aseguró, además, que esto se ve como una oportunidad para México, porque es momento de atraer inversiones al país como un refugio seguro.

¿Por qué no?

Mientras el gobierno intenta dar señales de optimismo al mercado, varias entidades internacionales y economistas no ven a México lo suficientemente preparado para enfrentar una nueva crisis.

  • FMI

El Fondo Monetario Internacional, de mano de su nueva representante -.Christine Lagarde– prevé efectos adversos en México, de incrementarse la inestabilidad económica actual y de mantener la misma política que ha tenido durante el último tiempo.

En momentos en que el país no ha logrado recuperar el nivel de empleo previo a la crisis, el deterioro de las condiciones internacionales imprime una carga adicional en la economía.

Asimismo, la reciente inestabilidad financiera “puede afectar adversamente a México, por su estrecha vinculación con los mercados internacionales de capital”, aseguró. Ello ocurrirá, si “el contagio” se extiende más allá de los países que están en el epicentro de la crisis de la deuda europea (España e Italia) y esta situación deriva en incertidumbre y en una generalizada aversión al riesgo.

El escenario podría empeorar, ya que los riesgos citados serán mayores si sigue en aumento el alza en los precios del petróleo, lo que a la larga implicaría un fuerte efecto negativo relacionado con un menor crecimiento de EU, el principal comprador de productos manufacturados mexicanos.

  • CEESP

Para el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, la incertidumbre mundial y las medidas que vaya tomando de aquí en adelante el Gobierno de Estados Unidos para resolver sus problemas de deuda tendrán un impacto importante sobre la economía mexicana, que se verán agraviada de no reforzar sus medidas.

A parecer de la institución, el país puede ver peligrar su expectativa de crecimiento de 4% para este año, lo cual limitaría la posibilidad de seguir ampliando la plantilla laboral formal como hasta ahora e incidiría negativamente en la necesaria recuperación del mercado interno.

Por ello, considera que este momento (antes de manifestarse en mayor grado la crisis) deben realizarse las reformas que requiere la economía para lograr tasas de crecimiento elevadas y, al mismo tiempo, reducir la dependencia con la economía estadounidense. 

Asimismo, aseguró que las empresas no sólo dependen de .financiamiento, sino también del fortalecimiento de la demanda, por lo que sería importante iniciar acciones para la generación de empleos mejor remunerados.

  • Antonio Benítez Lucho

El diputado priísta cree que la economía mexicana no está lo suficientemente preparada para resistir una nueva crisis. Incluso, se manifiesta en contra de los dichos de Cordero sobre el supuesto “blindaje” que tiene el país.

“Si el secretario de Hacienda lo ve desde el punto de vista del ciudadano, qué bueno para el país. Me refiero a que las finanzas de este país estén blindadas, pero la realidad del fenómeno mundial es que se caen todas las bolsas del mundo, entonces eso es contradictorio con la realidad que está viviendo la economía internacional”, manifestó a la prensa hace algunos días.

  • Alfredo Coutiño

El director para Latinoamérica de Moody’s Economic.com afirmó que, independientemente de su blindaje financiero, un camino a la recesión de Estados Unidos afectaría a México por su alta .dependencia económica.

Al respecto, dijo que ante un escenario de regreso a una recesión en Estados Unidos y de moratoria y salida del Euro de Grecia, Irlanda y Portugal, todo el mundo resultaría afectado, especialmente México y Canadá, por su dependencia con respecto al ciclo económico estadounidense.

Las opiniones parecen estar inclinadas hacia la primera opción, es decir, que México sí está fuertemente blindado ante cualquier crisis, aunque todavía falta por hacer. ¿Por cuál postura te inclinas?

Relacionadas

Comentarios