HistoriasNegocios

¿Cómo enfrentar el sexismo en el trabajo?

A pesar de los progresos efectuados, no ha desaparecido del todo la barrera de los sexos. ¿Cómo enfrentar este problema en las empresas?

16-08-2011, 3:26:17 PM
¿Cómo enfrentar el sexismo en el trabajo?
Altonivel

Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en la región, la .igualdad de género todavía no es una realidad, pues las mujeres dedican más tiempo que los hombres a trabajos domésticos no remunerados, aún cuando la carga laboral a la que someten muchas veces es mayor.

El documento denominado “¿Qué Estado para qué igualdad?” advierte sobre las “alarmantes” .desigualdades de género que prevalecen en la región, incluido nuestro país, donde los hombres dedican 58.4 horas semanales a trabajar, contra 76.3 de las mujeres, siendo estas últimas las que reciben un menor salario.

Un dato entregado por la dirigente del Organismo Nacional de Mujeres Priístas (ONMPRI), Laura Ocampo Gutiérrez, indica que tres de cada diez .mujeres mexicanas son discriminadas en el ámbito laboral por estar casadas o tener hijos, lo que limita su incorporación al mercado.

Son algunos de los datos que comprueban una tesis que ronda en casi todas las sociedades actuales: el sexismo o discriminación por género aún existe y está lejos de retirarse.

¿Dónde lo encontramos? En política, por ejemplo, donde el mayor porcentaje de funcionarios es masculino, pero sobre todo en las empresas y negocios en general.

Tal vez no se percibe a primera vista, pero está presente. Podría ser algo simple, como un grupo de trabajo compuesto por cuatro empleados, donde la mujer está encargada de tomar las notas, “porque tiene buena letra y porque es mujer, y las mujeres siempre han cumplido con esos roles”.

Casos como éste, donde si bien no existe una .discriminación consciente, aparece lo que conocemos como “sexismo casual”, porque provienen de toda una vida condicionada por .estereotipos de género.

Se trate o no de conductas intencionales, de todas formas son una molestia para quienes deben convivir a diario con ellas. ¿Cómo las puedes evitar?

Solución alternativa

Lo primero es conversar directamente con las personas que te hacen sentir incómoda en ciertas situaciones. Sin embargo, no puedes estar quejándote cada vez que te molestas, no porque no tengas el derecho, sino porque a la larga serías vista como una persona molesta para el equipo.

En su lugar, puedes ofrecer una solución alternativa. Por ejemplo, si siempre se te piden tareas de servicio, sugiere que el grupo se reparta esa responsabilidad de manera mensual, dejando antes en claro que la tarea es de baja categoría y, por tanto, el deber debe ser compartido. Será una forma de hacerles entender “amablemente” que no eres su .secretaria.

Cambia tu forma de hablar

En general los hombres tienden a realizar reuniones con mayor tono de informalidad, lo que muchas veces se les escapa de las manos. Eso sucede, sobre todo, cuando temas de fútbol o política están de moda.

Por lo general, a ti como mujer te molesta cuando se habla de cosas que no corresponden a la junta. Pero recuerda que tú también puedes opinar sobre los temas. Así, cuando se trate de noticias de política, donde, a pesar de conocer el tema no eres consultada, puedes interrumpir de manera drástica a quien habla. Parece un método poco inteligente, pero verás como la atención se desvía hacia tu persona.

¿Es importante el sexo en esta tarea?

Toda vez que te enfrentes a una nueva tarea, trabajo o cargo, debes consultar a viva voz si el sexo es importante para desempeñarlo de una mejor forma. La respuesta inmediata, sobre todo cuando se trata de una reunión abierta, siempre será negativa, pues nadie quiere parecer discriminador.

Ingresa a su campo

Si integras una empresa donde los hombres son la mayoría, este consejo te será útil.

Los hombres aprecian cuando las mujeres se interesan o están inmersas en los temas que a ellos también les interesan. Es simple: juegan ajedrez, póker, futbol, hablan de política, autos y tragos. Así que si quieres ser vista en igualdad de condiciones por ellos, toma uno de estos “pasatiempos”, elige uno de sus deportes o juega de vez en cuando en línea con ellos. No pensarán si eres buena o mala, sino que resulta “genial” que te integres a sus actividades.

Saber cuándo abortar misión

Si bien, todas las mujeres poseen un grado de .tolerancia ante estas discriminaciones, es preciso conocer dónde se acaba. Cada persona tiene su propio límite, y si vez que regularmente es sobrepasado, denuncia y comienza a buscar un nuevo empleo.

Relacionadas

Comentarios