HistoriasMarketing

Cómo influencian tus compras los supermercados

Estas prácticas son parte del diseño de merchandising de las cadenas minoristas y se utilizan para influenciar las decisiones de compra a través de la música, colores y acomodo de los productos.

08-08-2011, 4:18:34 PM
Cómo influencian tus compras los supermercados
Altonivel

Los supermercados son uno de los mejores ejemplos de un diseño
mercadológico pensado a detalle. Cada parte del establecimiento, desde el
estacionamiento hasta los productos cercanos a la caja registradora, están acondicionados
de tal manera que invitan al .consumidor a comprar más y mejor.

Estas técnicas de persuasión son prácticas de .merchandising, es
decir, utilizar el diseño del local y el acomodo estratégico de .productos para
influenciar el ánimo de los compradores. Estas prácticas son ejercidas por todas
las cadenas de minoristas en el mundo, son habituales y totalmente legales, pues al final
del día no fuerzan las intenciones de compra.

El sitio especializado de negocios BusniessInsider publicó
las 15 maneras en que los supermercados influencian las decisiones de compra de
sus clientes.  

  • El carrito de compras: este invento de 1938 fue diseñado
    para que los clientes puedan hacer compras más grandes con comodidad. Una persona
    que utiliza una canasta evidentemente no planea cargar demasiados productos,
    por lo que el carrito aumenta estas posibilidades de consumo.
  • Productos de alto margen en la entrada: los productos horneados
    y las florerías suelen encontrarse cerca de la entrada principal del
    supermercado, cuando el carrito está vacío y el espíritu es alto. Estos productos
    de alto margen de ganancia son más propensos a ser comprados en impulso, además
    levantan el ánimo con sus olores y presentaciones agradables.
  • Esenciales hasta el fondo: productos de consumo básico, como
    los lácteos y la carne, se encuentra en la pared trasera de la tienda para que las
    personas tengan que cruzar toda la tienda para llegar a ellos.
  • Pasillos “pista”: son los caminadores centrales de la tienda
    que se conectan a los diferentes pasillos de los productos. Están acondicionados
    para ofrecer movilidad por la tienda, sin dar acceso inmediato a los productos verdaderamente
    importantes.
  • De derecha a izquierda: el tráfico de la mayoría de estas
    tiendas es de derecha a izquierda. Esta práctica y la tendencia de conducir el
    carrito por este lado hacen que los elementos más propensos de compra se
    encuentren del lado derecho del pasillo.
  • Nivel ojo: los artículos que la tienda realmente quiere que
    compres se encuentran a la altura de la vista. Por ejemplo, en el pasillo de
    bebidas los paquetes se encontrarán en la parte inferior; las bebidas saludables
    estarán arriba y los de consumo más caro estarán a nivel de los ojos y tenderán
    a estar cerca del final del pasillo.  Los
    artículos para niños se encontrarán a la altura en que los pequeños puedan
    acceder a ellos y pedirles a sus padres que se los compren.
  • El tamaño sí importa: las personas tienden a pasar más tiempo en tiendas más grandes, pero su nivel de compra dependerá de qué tan
    concurrido sea el establecimiento. En una tienda llena, el usuario limitará sus
    compras de impulso, es menos social y se sentirá más nervioso.
  • Colores: el diseño de imagen de una tienda se basará en
    tonalidades más cálidas para la parte exterior, que atraerá a los clientes;
    mientras que en el interior, los tonos fríos aumentan la contemplación y las
    compras.
  • Música: BusinessInsider reporta que la música ayuda a
    definir cómo se hacen las compras. Las melodías lentas hacen que las personas
    se tomen su tiempo en las compras y gasten más; la música rápida sólo hace que
    los clientes se muevan más rápido, aunque no afectan los hábitos de compra. Por
    su parte, la música clásica tiende a inspirar la compra de productos de lujo.
  • Productos de impulso: son aquellos que se encuentran en la
    fila hacia la caja
    y en donde se encuentran los dulces y revistas. Unos minutos
    en la fila pueden hacer que una persona sucumba a la tentación y compre la
    revista que estaba hojeando.
  • Tarjetas de cliente frecuente: sirven para
    premiar a los clientes fieles y los mantiene como consumidores habituales de la
    cadena.

¿Qué otras estrategias has identificado en los supermercados para incrementar sus ventas?

Relacionadas

Comentarios