md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 08:00 22/10/2014
Síguenos:

Lecciones de liderazgo de Maquiavelo

De acuerdo con algunos consultores, el liderazgo propuesto por Nicolás Maquiavelo es idóneo para los líderes del nuevo siglo. Descubre por qué.

liderazgo_maquiavelo

De acuerdo con Maquiavelo, un buen líder conoce la gestión de otros líderes y lo imita.

08-08-2011
POR: Altonivel

“Más vale ser temido que amado”, escribió Nicolás Maquiavelo en su opera prima “El Príncipe”, publicada en 1512. Esta afirmación ha sido debatida por un gran número de consultores, quienes afirman que un líder afectuoso puede más que un líder controlador.

Sin embargo, hay quienes afirman que el tipo de liderazgo al que se refiere Maquiavelo es idóneo para las empresas del siglo XXI. Los consultores han encontrado cinco características en el líder del autor de “El Príncipe”: astucia, pragmatismo, inteligencia, encanto personal y ser despiadado.

De acuerdo con Jordi Lopez Camps, Maquiavelo propone a un líder adaptativo, es decir, aquel que puede cambiar conforme las circunstancias lo requieran. Asimismo, el experto en biología con un master en calidad de la formación, indica que Maquiavelo sentó “las bases para la teoría del liderazgo basada en capacidades o características inherentes a las personas líderes”.

Así, las lecciones que Maquiavelo dejó para las líderes del siglo XXI son:

Más vale ser temido que ser amado: esta ha sido una concepción errónea; de acuerdo con lo estipulado por el autor de El Príncipe, lo ideal es ser temido y ser amado. El poder de la coerción es efectivo, pero desgastante; sin embargo, si la gente te estima y está convencida de tu proyecto, lo defenderá hasta la muerte.

Un líder que conoce la historia de otros líderes: un pasaje de la obra de Maquiavelo describe que: “… el príncipe debe leer historia y estudiar las acciones de los grandes hombres para ver cómo se conducían”. Un buen líder investigará modelos de gestión y buscará conocer las historias de éxito, a fin de ser capaz de adaptarlos a su situación particular.

Examina victorias y derrotas: asimismo, el líder que propone Nicolás Maquiavelo es un líder analítico y evaluador. En El Príncipe escribe que es importante que el líder examine las razones de las victorias de los grandes personajes y conozca los motivos de las derrotas, a fin de “imitar las primeras y evitar las segundas”.

Ser despiadado: más que referirse a un líder déspota, Maquiavelo describe a un líder fuerte, que sabe controlar sus emociones y que no se muestra vulnerable ante los demás. Esto le permite tener una visión más fría sobre las situaciones y tomar decisiones con mayor inteligencia. Es bueno mostrar el lado humano, siempre y cuando éste no repercuta en las decisiones estratégicas de la empresa.

Astucia: la astucia en los negocios es fundamental. El Príncipe indica que: “No hay otra forma de guardarse de las adulaciones que de hacer comprender a los hombres que no te ofenden si te dicen la verdad; pero por otra parte, si todos pueden decirte la verdad, dejan de guardarte respeto. Por tanto, un príncipe prudente debe tomar otro camino, que es el de elegir en su estado a unos hombres sabios, para concederles sólo a ellos la libertad de hablarle con franqueza, y sólo sobre aquello que él pregunte”.

Así, el líder de Maquiavelo es un líder que logra ser respetado por sus pares y subordinados, que aprenden de los grandes, que evalúa sus resultados, que sabe manejarse con inteligencia y que se rodea del capital humano más capacitado.

¿Consideras que el liderazgo de Maquiavelo responde a las necesidades de los líderes del siglo XXI?

comentarios