'; Alto Nivel
HistoriasMarketing

Los 10 pecados de mercadotecnia según Kotler

Este experto, reconocido como el “padre” del marketing moderno, señala que los errores capitales de un plan de mercadeo se cometen cuando no se conoce bien al público al que se está dirigido.

01-08-2011, 4:52:55 PM
Los 10 pecados de mercadotecnia según Kotler
Altonivel

Philip Kotler es reconocido en el mundo entero como el padre
del marketing moderno, incluso la organización Management Centre Europe lo
nombró el “el primer experto del mundo en la práctica estratégica de la
comercialización“.

Kotler es autor de más de 20 obras, mismas que han sido consideradas
auténticos manuales de mercadotecnia y se han traducido en más de 20
idiomas.

En los últimos 40 años, Kotler ha forjado la mercadotecnia
como la conocemos hoy en día por sus diferentes propuestas, pero una de sus obras
más importantes es “Ten Deadly Marketing: Signs and Solutions”, que junto con
el libro “Los 10 principios del Nuevo Marketing” señalan lo que se debe
y lo que no se debe hacer en el marketing.

Con base en sus principios, te presentamos los 10 pecados capitales del marketing:

  • La compañía no está suficientemente orientada al mercado y
    dirigida a los consumidores: algunas empresas sólo definen su mercado como “mujeres
    de 20 a 40 años”, cuando  la mercadotecnia
    moderna requiere de estudios más profundos.  Es fundamental realizar estudios de mercado cada año y
    mantenerse informado sobre cómo se segmentan los consumidores.
  • Tu empresa no entiende del todo a sus clientes potenciales:
    según el experto, estas empresas
    realizaron su último estudio de mercado hace años, por lo tanto no conocen a sus
    compradores. Esto genera muchas quejas de sus consumidores, devoluciones y que la
    competencia venda mejor.
  • La empresa necesita definir mejor la competencia y
    controlarla: siempre se debe estar al tanto de lo que pasa en la industria
    propia, conocer a los competidores, lejanos y cercanos, y estar atentos a lo
    que hacen.
  • El negocio no ha gestionado adecuadamente su relación con
    las partes interesadas: esto se refiere a una mala comunicación entre empleados,
    proveedores, distribuidores e inversionistas. Un cambio mal llevado, en
    cualquiera de las partes, se reflejará en la actitud de los demás.
  • A la empresa no se le da bien encontrar nuevas
    oportunidades
    : esto sucede cuando la compañía no introduce nuevos productos
    al mercado en varios años o cuando los productos que se lanzaron no fueron
    exitosos. Se debe buscar la manera de cambiar el pensamiento del negocio para
    generar ideas innovadoras.
  • Las políticas de productos y servicios de la empresa
    necesitan un ajuste: los planes de marketing están repletos de promociones,
    presupuestos, cifras, etcétera, pero carecen de un objetivo real y de un plan
    estratégico para conseguirlo.
  • La construcción de
    marca y las comunicaciones del negocio son deficientes: esto quiere decir que
    la política de producción de la mercancía no se ajusta a la realidad, porque la compañía ofrece demasiados servicios gratuitos que el cliente no valora y
    porque otros de los servicios tienen un costo exagerado.
  • La construcción de marca y las comunicaciones de la empresa son
    deficientes: a pesar de todo el presupuesto invertido en publicidad, aún hay
    muchos de clientes potenciales que no conocen la marca. Un error fatal es
    asignarle cada año el mismo presupuesto al departamento de marketing.
  • La empresa no está bien organizada para llevar a cabo un marketing
    eficaz
    : esto pasa cuando el departamento de marketing no conoce las funciones
    que le son propias, como  investigaciones
    de mercado, publicidad, promoción y administración de ventas, así como las tendencias de consumo.
  • La empresa no ha sacado el máximo partido a la tecnología:
    esto se da porque no se usa internet y las nuevas plataformas que no ofrece,
    como redes sociales, o porque el sistema de ventas es anticuado y ya no responde
    a las necesidades del consumidor moderno.

¿Alguna vez has cometido alguno de estos pecados capitales?

Relacionadas

Comentarios