HistoriasNegocios

El papel de la auditoría interna: Deloitte

Javier Romero, líder de sustentabilidad y cambio climático de Deloitte indicó la importancia de realizar una auditoría interna que muestre el compromiso ambiental de las empresas.

01-08-2011, 11:56:18 AM
El papel de la auditoría interna: Deloitte
Edgar Apanco

Para la consultora Deloitte no era suficiente su gama de servicios en auditoría,
impuestos, consultoría, legal y finanzas corporativas.

Por ello, hace un par de años empezaron a
trabajar en la sustentabilidad como
parte de una oferta integrada.
Javier Romero, líder de Sustentabilidad y cambio climático de Deloitte, pasó
todo un año de regreso en las aulas, donde se empapó del tema y de las
tendencias actuales.

“Lo que más me sorprendió es que se trataba de
un tema que habíamos dejado a los ecologistas o a los políticos”, afirma el
directivo, quien ahonda en los temas abordados en nuestro Informe de Alto Nivel
sobre Responsabilidad Social Empresarial.

¿Qué
papel juega el Consejo de Administración en la sustentabilidad?

La sustentabilidad no sólo es el cambio climático,
son tres aspectos: el ambiental, el económico y el social. Debido a esto, el
Consejo debe estar consciente de que dañar el medio ambiente, acabar con la
materia prima y afectar a la comunidad termina por perjudicar a la empresa.

El Consejo debe ser consciente del entorno.
Debe tener un mapa de riesgo, sabiendo dónde puede paralizarse la operación del
negocio desde el punto de vista económico, financiero, de mercados, consumidores,
autoridades, ONG o comunidades locales.

En
.Responsabilidad Social Empresarial existen dos aspectos fundamentales, la
mitigación y las oportunidades. ¿En qué consisten?

Así es. El primero responde a la pregunta:
“¿Cómo contribuye mi empresa a ser menos onerosa para el planeta en el uso de
recursos?” En cuanto al segundo, tiene que ver con inversiones que vienen para
desarrollar nuevas tecnologías, o bien, proyectos relacionados con tipos de energía,
metodologías de tratamiento del agua, un nuevo tipo de transporte, el reciclado
de productos…

¿México
está aprovechando éstas .oportunidades de negocio?

Sí. La hipoteca verde será una norma para el
Infonavit; ya hay más de 100 empresas que fabrican calentadores solares.
También viene la prohibición de focos incandescentes, la construcción de
muebles de cartón o la producción de electricidad a partir de basura, como
sucede en Ciudad Juárez, donde se inauguró una planta.

¿Cómo
auxilia Deloitte los proyectos de Responsabilidad Social?

Nosotros desarrollamos para la ONU la
metodología de implantación del Pacto Mundial. Es igual que cualquier otra
implantación; incluye el compromiso de la alta dirección, los parámetros, la
visión, el plan de trabajo, los avances, las correcciones. Ya sea este o cualquier
otro parámetro, ninguna empresa puede darse el lujo de no tener una estrategia.
Las organizaciones han de aceptar esta nueva ética de la RSE.

¿Qué
esperaremos en los próximos dos años para México?

Desde que la BMV anunció la intención de lanzar
el Índice de Sustentabilidad, el campo de acción por fin está pasando de los
ecologistas y políticos al ámbito empresarial, a la industria.

Lo que espero es que cada vez más empresas
presenten sus reportes de sustentabilidad y que la mayoría se cuestionen qué
deben hacer. Lo que no se vale es que no lo hagan.

Dentro
de la implantación ¿qué papel juega la auditoría interna?

Para ejemplificarlo: nosotros hemos ayudado al
servicio postal de Estados Unidos. ¡Imagínate la cantidad de camiones y rutas
para seguir la huella de carbono! Ello requiere todo un sistema de medición y
de reporteo, una verdadera auditoría interna.

El reporte mínimo de .GRI implica al menos 10
indicadores medibles con tendencia y resultados. Uno muy completo puede tener
hasta 100 indicadores ambientales, sociales, económicos, de anticorrupción. SAP
y Oracle, por dar dos ejemplos, ya están creando toda las suites de manejo de
sustentabilidad, tal como se maneja cuentas por cobrar.

En México, Elektra ya sabe en tiempo real
cuánto están consumiendo de energía, con focos rojos que indican si alguien
dejó una luz prendida o si el taquero de la esquina o la feria del fin de
semana estaban ‘colgados’ de la sucursal.

UPS pudo reducir 8% el consumo de gasolina con
sólo prohibir que sus vehículos dieran vuelta a la izquierda, porque implica
pararse. Dijeron: “No hay vueltas a la izquierda, todo tiene que ser fluido,
debemos rehacer las rutas”. Obviamente para una empresa de servicios de
logística era un indicador básico.

¿Y en
Deloitte qué indicador redujeron?

Nuestra huella de carbón más fuerte es por los
viajes, por los desplazamiento en avión. Por ello, impulsamos tecnologías para
trabajar de forma remota, con salas de teleconferencia y software en todos los
equipos para estar en línea.

¿Cuál
sería el mensaje final de Deloitte?

No hay forma que pensemos que el precio de la
energía va a bajar, que va a haber más recursos, que no habrá regulaciones cada
vez más complicadas. Esto llegó para quedarse. Puedes adoptarlo ahora, aprovechar
las oportunidades de negocios y ganar en la curva de aprendizaje, o esperarte a
que se haga imposición.

La gran pregunta es: ¿cuál es su estrategia de
la organización ante la sustentabilidad?

Relacionadas

Comentarios