HistoriasTecnología

Películas 3D, tecnología que rompe taquilla en el cine

El cine ha cambiado notablemente por la tecnología 3D. Ahora películas de tercera dimensión como Avatar o Toy Story rompen taquilla, por sus efectos especiales. Pero, ¿son mejores filmes que los del cine tradicional?

08-06-2011, 1:54:01 PM
Películas 3D, tecnología que rompe taquilla en el cine
Altonivel

La forma de hacer cine ha cambiado con los avances tecnológicos. Los efectos especiales han transformado al cine analógico en digital, y antes de un pestañeo, aparece la tercera dimensión (3D), donde el espectador tiene la sensación de estar en el propio lugar, donde los objetos se acercan a él hasta creer poder tocarlos.

Incluso, en lo que hubiese sido algo impensado hace algunas décadas, muchas filmes se hacen acreedoras de “reconocimientos artísticos” por manejar eficientemente los efectos especiales creados mediante software computacional. Este fue el caso de El Señor de los Anillos y la Guerra de las Galaxias.

Sin embargo, la primera película que utilizó secuencias generadas por computadora fue Tron, creada por Disney en 1982, en la que se utilizaron casi treinta minutos de animación hecha en un ordenador y combinada con los personajes de la película.

En aquella época fue todo un logro; sin embargo, en la década de los noventa se vio superado por las grandes producciones cinematográficas, como Matrix, y la íntegramente digital, hecha en computadora como Toy Story, de Pixar.

Lo más reciente hace referencia a la tecnología 3D, donde los espectadores reciben unas 144 imágenes por segundo, en lugar de los 24 fotogramas que posee el cine tradicional, y donde la película que marca pauta fue, sin duda, Avatar.

Avatar, el último punto de inflexión

Desde 1995, James Cameron, el director de filmes como Terminator y Titanic, elaboró un guión de 82 páginas para Avatar, imaginando un mundo que en ese entonces resultaba imposible llevar al cine, incluso se cree que hoy tampoco existe la tecnología necesaria para desarrollar el inmenso proyecto.

Según contaban los medios especializados, la agencia encargada de digitalizar la película (Weta Digital) habría puesto al servicio del director unos cuatro mil servidores blade BL2X220c de Hewlett-Packard, distribuidos en 34 racks. Los que, a su vez, contenían un total de 40 mil procesadores y 104 terabytes en RAM.

Para graficarlo en forma más sencilla, podemos decir que ese sistema ocupa los lugares 193 al 197 de la lista de las 500 supercomputadoras más rápidas del mundo. Incluso, se dice que durante el último mes de la producción de Avatar, el centro de datos funcionó las 24 horas del día, realizando procesos que “movían” entre siete y ocho gigabytes de datos por segundo.

Otro de los adelantos tuvo referencia con las cámaras 3D usadas por la compañía. Dichos aparatos realizaba una captura de dos lentes, generando una ilusión óptica de “profundidad”, principio básico del cine 3D.

Sin embargo, en este caso, con la nueva cámara de 3D, la sensación va mucho más allá que simples capas distanciadas unas de otras; toda la pantalla adquiere profundidad, dando una sensación de inmersión en la propia imagen.

Al final, la tecnología funciona engañando al cerebro para que perciba tres dimensiones.

La tecnología 3D que impulsó Cameron ya está siendo probada por otros directores como Peter Jackson y Steven Spielberg, quienes por su gran amistad con el director de Avatar fueron invitados a los sets de filmación.

Tintín y la tecnología Digital Motion Capture

 

Este filme, realizado por Steven Spielber y Peter Jackson promete ser continuar con la revolución tecnológica-cinematográfica en 3D. “The Adventures of Tintin: The Secret of the Unicorn“, será la primera de tres cintas que llevarán a la pantalla el ya clásico personaje franco-belga de Hergé.

La tecnología con la que fue desarrollado es la Digital Motion Capture (CGI), que consiste en el uso de gráficos realizados por computadora en tiempo real, pero también puede incluir escenas de corte preelaboradas.

Según dijo Peter Jackson en una entrevista con la revista Empire, “con la tecnología CGI podemos mantener los rostros estilizados y caricaturizados de las ilustraciones de Hergé, pero haciéndolos reales“.

Esta tecnología ya fue usada en otras cintas, para trabajar personajes como Alicia, en “Alicia en el país de las Maravillas“, de Tim Burton, y en la ya comentada “Avatar“.

Para Jeffrey Katzenberg, responsable de los estudios DreamWorks no existe “razón por la que en unos cinco o siete años todos los filmes no sean en 3D. El cine será 3D porque una vez demostrado que existe algo mejor ¿por qué echarse atrás?”.

Relacionadas

Comentarios