sk0-003 mb6-702 70-410 vmce_v8 mb5-705 ax0-100 640-916 cisa p2080-099 9l0-012 70-534 cas-002 1z0-060 70-461 100-101 810-403 hp2-z12 700-039 1z0-133 e05-001 cbap hp0-y51 icgb 700-701 ns0-101 70-243 c_tscm62_66 350-018 pmp 300-115 810-401 jn0-102 312-49v8 hp2-z31 hp0-s42 070-487 74-678 c_tfin52_66 642-889 1y0-400 642-874 98-365 200-120 e10-001 hp0-j73 1z0-803 102-400 hp2-z33 1z0-052 70-483 mb2-708 itil ex0-005 iia-cia-part1 cism 400-101 70-980 lx0-103 070-411 70-346 Cómo se mide el éxito profesional
PUBLICIDAD
LO ÚLTIMO

Cómo se mide el éxito profesional

Si bien se tiende a medir el éxito de una manera personal, también existen factores externos que te ayudan a saber cuándo eres un profesional completo. Conócelos

éxito_profesional
Management
Alto Nivel 27-05-2011

Altonivel

El éxito es conocido globalmente como una situación de triunfo donde la persona obtiene los resultados esperados y, por tanto, se encuentra satisfecha. Éste se relaciona por lo general con el ámbito laboral y social, donde se torna positivo conforme se cumplan las metas esperadas.

Determinar a qué se refiere es sencillo, pero saber cómo medir nuestro nivel de éxito se transforma en una tarea mucho más compleja, debido a la subjetividad del concepto.

  • Objetivos

Para tener éxito, debes contar con objetivos. Ese es un punto crucial dentro del concepto "éxito", sin importar donde te desempeñes. ¿Cómo saber si has alcanzado el éxito, si ni siquiera tienes claro lo que quieres? Desde este punto de vista, se puede definir como disponer y autoimponerse metas claras, y la posterior habilidad para gestionarlas.

Un ejemplo: aquellos políticos que inician su carrera teniendo como meta final la consecución de la presidencia, no alcanzarán el éxito hasta no transformase en la figura más importante de su país. Sin embargo, cuando la persona lo hace sólo con el afán de dirigir su estado o transformarse en embajador, con el fin de erradicarse en otro país, sin dejar de servir a los suyos, tendrá muchas más posibilidades de alcanzar el éxito pleno.

  • ¿Personal?

Hay varios autores que se refieren al éxito como un elemento personal, es decir, que cada profesional es capaz de decidir, por sí mismo, y de acuerdo a sus propias metas, cuándo lo ha alcanzado.

Tomemos como ejemplo a Bill Gates. Existen personas que miden su éxito respecto de cuanto se acercan a su fortuna. Si creas un negocio, ¿cuánto genera éste comparado con el de él?

Asimismo, cuando alguien te dice "imagínate un rico", seguramente ves a una persona bien vestida, de postura firme, con objetos de valor a su alrededor y distinguida. Entonces tenderás a alcanzar esa idea.

El problema se presenta cuando, según el concepto de otra persona, ser millonario implica viajar por el mundo, y tener la libertad de vestirse como guste. Entonces su éxito va a ser alcanzar esa idea, por más que ambos lleguen a tener la misma cantidad de dinero.

  • Fórmula matemática

Una tercera forma de entender el éxito profesional tiene su explicación en una fórmula matemática que incluye a quienes te rodean. Es decir, todo lo contrario al concepto entendido como “personal”.

La pura consecución de resultados es una buena indicación para medir el éxito. Pero no tiene una correlación absoluta, ya que hay profesionales que destacan por su eficacia a la hora de conseguir buenos resultados y, sin embargo, su carrera no se desarrolla de la forma que merecen.

Por ello, muchos de dedican a analizar sobre los factores que pueden establecer las bases reales del éxito y observaron un factor común entre todos aquellos profesionales que se destacan en sus distintas empresas. Éste se podría expresar con la siguiente formula: E= Tc-tc, siendo E (éxito), Tc (tiempo que los demás emplean en criticarte) y tc (tiempo que tu empleas en criticar a los demás).

No lo dudes, cuanto mayor sea la cifra resultante (en positivo) más éxito tienes.

  • Tiempo

Para muchos millonarios el principal lema es: “el tiempo es oro”. Para ellos, el éxito no se mide según la cantidad de dinero que ganas cada cierto periodo en un empleo o cargo bien pagado, ni tampoco en la cantidad de patrimonio neto que puedes tener de tus negocios e inversiones.

El verdadero éxito, en cambio, se mide en proporción a la cantidad de tiempo libre que tienes para dedicarte a cosas que son mucho más importantes que trabajar por necesidad o por codicia.

Dicho de otra forma, toda vez que seas capaz de decir que tienes el dinero suficiente para vivir de manera cómoda y, a su vez, el espacio suficiente para disfrutar de las cosas que te gustan, estarás en presencia del éxito. Siempre y cuando esos sean tus objetivos, eso nunca se debe olvidar.

COMENTARIOS
Siguiente ¿Ser o no ser mamá? 3 preguntas que te ayudarán a decidir

¿Ser o no ser mamá? 3 preguntas que te ayudarán a decidir

Algunas lo nombran como el trabajo más difícil del mundo y el peor remunerado, sin embargo, también son muchas las que aseguran no existe nada mejor en la vida que ser mamá. ¿Cómo encontrar una respuesta?