md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 22:00 21/12/2014
Síguenos:

¿Qué caracteriza al liderazgo del siglo XXI?

Un nuevo líder está obligado a convivir con elementos como Internet, que pueden significar tanto un beneficio como un perjuicio.

liderazgo_sigloXXI

Las redes sociales obligan a los líderes a un compromiso tal, que deben estar preparados para soportar los ataques, aún cuando lo hagan bien.

27-05-2011
POR: Altonivel

El significado de liderazgo ha cambiado mucho respecto del concepto que teníamos en el siglo XX. Hoy, gracias a las comunicaciones y las nuevas tendencias en negocios, las aspiraciones son otras; los personajes a quienes admiramos ya no son como antes.

Cuando escuchábamos la palabra "líder", percibíamos una sensación muy concreta. Por ejemplo, "líder es la persona capaz de inspirar y guiar a individuos o grupos".

También está la definición que se le atribuye al ex-secretario de estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger que dice: “La tarea del líder es mover a su gente desde donde se encuentra hacia donde no ha estado. El público no comprende plenamente el mundo hacia donde va. Los líderes han de invocar una alquimia de visión grande. Aquellos que no lo hagan serán juzgados como fracasos, aunque gocen de gran popularidad por el momento”.

Eso hasta ahora, puesto que el nuevo contexto presenta también nuevas exigencias. Para explicarlo existe un término bastante coloquial, pero no por ello menos decidor:

“Líder es aquel que es capaz de levantar su cabeza por encima de la de los demás, poniéndose al frente y, a pesar de los tomates que le puedan lanzar por ese único motivo, sólo se preocupa de quitárselos y seguir adelante, persiguiendo un sueño y creando el camino que demuestre y permita ver a los demás que es posible”.

Dentro de esta definición hay varios elementos a destacar, que determinan, de una forma u otra, el perfil de los nuevos líderes. Estos son:

  • Decidido

Cualquier persona que destaque en la sociedad actual, inmediata e ineludiblemente será atacado. De acá podemos obtener la paradoja de “los tomates” como si de un teatro antiguo se tratase, pero incluye en ese líder la firmeza de decisión de aceptar que ocurrirá y que en vez de enfrentarse a quien se lo ha tirado, simplemente se limpiará y seguirá hacia delante.

Esto sucede sobre todo en las redes sociales, donde el público, de forma anónima, no tiene reparos en reprochar los errores de nuestros lideres.

  • Al frente

Otra cualidad que va inmersa en la propia palabra de liderazgo es que siempre es él quien va al frente del grupo, abriendo caminos. Al respecto, se puede decir que existen muchos empresarios de la vieja escuela, que se consideran a sí mismos líderes, pero que se mantienen en la retaguardia, diciendo a sus equipos lo que deben hacer y midiendo los resultados, para evaluar si la estrategia fue correcta.

El verdadero líder, en cambio, es el que sale a la calle y prueba sus teorías, sufriendo en carne propia los errores de dichos planteamientos.

  • Toma en cuenta a los demás

En la sociedad actual, las personas cada vez se preocupan menos por lo que les sucede a los demás. Eso nos lleva a una situación de aislamiento emocional, que nos perjudica la autoestima y nos impide sacar lo mejor de nosotros.

El líder de la sociedad de este siglo debe, por tanto, ser una persona capaz de ver en cada uno cualidades que ni siquiera ellos mismos son capaces de observar. De esta manera logra que los demás crezcan desde dentro por el reconocimiento que han recibido, y eso se valora con gratitud.

  • Innovador

Tanto proceso, método y calidad del siglo pasado dejaron un poco de lado la creatividad de los trabajadores. Hoy se necesitan personas con gran inventiva, que generen nuevas ideas de hacer las cosas y de tratar a los equipos de trabajo, para poder descubrir modos diferentes de motivar a los empleados.

  • Globales

Los líderes de este momento histórico tienen que estar al tanto de todos los departamentos e involucrarse con cada uno de ellos, para ver qué necesitan y poder apoyarles. El mismo concepto de globalización, que hoy está más de moda que nunca, explica la conexión que debe tener un líder con todo su entorno.

Desde este punto de vista, las empresas ya no están destinadas a manejar clientes del mismo barrio o ciudad durante toda su historia. Hoy, gracias a Internet, resulta mucho más sencillo tener clientes de otros lugares del plante, sin tener nuevas sucursales, incluso, sin tener un negocio. Quienes manejen los grupos, deben poder comunicarse con estas distintas realidades.

  • Personalizado

El gran avance del sistema educativo ha permitido que la gran mayoría de los empleados tengan carrera, estudios de postgrado, idiomas, manejo de informática; esto hace que los directivos tengan equipos de trabajo muy calificados y sean capaces de dirigir profesionales que les aventajen mucho en cuanto a formación se refiera, lo único que les queda por acumular es la experiencia laboral.

Las necesidades de las personas cambian, pero sobre todo el modo de dirigirlas para que trabajen cumpliendo los compromisos y alcanzando los objetivos.

comentarios