Economía y FinanzasLo Último

El 10% de las familias mexicanas tiene el 80% de la riqueza

Entre 2003 y 2014, la economía mexicana creció a un promedio anual del 2.6 por ciento. Pero en el mismo periodo, la riqueza creció un promedio anual de 7.9 por ciento.

31-05-2017, 8:26:35 PM
pesos mexicanos
pixabay.com

 

La penosa desigualdad de ingresos en México no ha retrocedido y se mantiene en niveles que pueden avergonzar a cualquiera. El 10 por ciento de las familias en el país posee el 80 por ciento de la riqueza, de acuerdo con un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Medida la desigualdad a través del coeficiente de Gini, en la que cero hay una distribución  equitativa y uno en la que es muy dispareja, el país tiene 0.79, muy por encima del promedio de América Latina.

El coeficiente de Gini para los ingresos personales en 2015 mostró un valor promedio de 0.469 para 17 países de América Latina (0 representa ausencia de desigualdad y 1 desigualdad máxima), un nivel considerado alto, dijo el organismo de la ONU.

Entre 2003 y 2014, la economía mexicana creció a un promedio anual del 2.6 por ciento. Pero en el mismo periodo, la riqueza creció un promedio anual de 7.9 por ciento. “Esto significa que la riqueza en México se duplicó entre 2004 y 2014”, dijo la Cepal en el estudio Panorama Social de América Latina 2016.

La disparidad de la riqueza entre familias también se expande a las empresas. “El 10 por ciento de las empresas concentran el 93 por ciento de los activos físicos, en tanto que el 90 por ciento restante dispone de muy pocos bienes de capital. Por ello, el coeficiente de Gini de la concentración de los activos físicos asciende a la cifra récord de 0.93.”

El informe resalta que en 2015, las familias poseían el 37 por ciento de los activos en el país, equivalente a 28 billones (millones de millones) de pesos. De los cuales dos tercios están en manos del 10 por ciento de las familias más ricas del país, y el 1.0 por ciento tiene más de un tercio.

La desigualdad es una característica histórica y estructural de las sociedades de América Latina y el Caribe, que se manifiesta a través de múltiples circuitos viciosos. Avanzar hacia su reducción significativa es uno de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, suscrita por todos los países de la región en 2015. Esta agenda aboga por que nadie se quede atrás”, expresó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Relacionadas

Comentarios