A FondoEconomía y Finanzas

10 claves para entender qué se juega en el nuevo TLC

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte está cerca de comenzar. Para entender los puntos clave, te presentamos este decálogo.

03-08-2017, 6:30:43 AM
tlcan tlc estados unidos mexico

Por Hannah Hollandbyrd / PODER. 

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) empieza el 16 de agosto y para conocer los temas que buscará empujar el gobierno mexicano, se tuvo que filtrar un documento enviado al Senado. El gobierno está todavía en los últimos días de consultas públicas, pero el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, ya advirtió que no habrá mayor transparencia. “No esperarán ustedes, claramente, conocedores de negociaciones, que yo exprese públicamente mi estrategia”, dijo el funcionario.

Por su parte Estados Unidos tuvo consultas públicas desde el 23 de mayo con el sector privado, organizaciones de la sociedad civil e individuos y publicó videos y testimonios, además de la lista de objetivos oficiales. Estas son las preocupaciones y prioridades de quienes participaron en las consultas.

1. Un tratado atrasado para internet

El comercio electrónico no existía cuando entro en vigor el TLCAN en 1994. El paradigma en 2017 es otro. Desde 2005, el flujo de datos por entre los países ha incrementado 45 veces, e internet forma gran parte de la vida diaria. El comercio electrónico ha llegado a todas las capas de la sociedad siendo una actividad económica que mueve miles de millones de dólares cada año.

Varias empresas han recomendado un nuevo capítulo que regule y evite barreras al comercio electrónico. Una queja frecuente es la práctica conocida como “localización de datos” que obliga a procesar y guardar los datos de sus usuarios tanto en los países donde operan como en su país de origen. Según las compañías, esta regulación impide el carácter libre del internet.

Otros temas a tratar serán el flujo seguro de datos entre los países firmantes, la protección de la propiedad intelectual digital y la eliminación de aranceles en productos digitales como música y videos.

2. Una frontera más rápida

Cada día cruzan la frontera entre México y Estados Unidos mercancías con un valor de negocio equivalente a más de un millón de dólares por minuto.El problema es que cruzar la frontera es un proceso largo e ineficiente.

Varias empresas y organizaciones han propuesto cambios que agilizarían el proceso. Por ejemplo, el establecimiento de una super-agencia compuesta por miembros de los tres países para implementar cambios, un mejor uso de datos y tecnología en la infraestructura fronteriza y un sistema con el que agentes aduanales mexicanos y estadounidenses revisarían cargas juntos.

3. Reducir abusos contra trabajadores migrantes

Trabajadores mexicanos que viajan a EU con visa H2A, H2B o TN (visa profesional) para trabajar en industrias estadounidenses enfrentan discriminación, condiciones peligrosas, alojamiento inadecuado y robo de salario, entre otros abusos.

Mujeres como Adareli Ponce Hernandez, trabajadora migrante y activista en el Centro de los Derechos del Migrante denunció en las consultas que los abusos contra trabajadores migrantes no son ni justos ni legales, y que sufren discriminación por su sexo y reciben menos (y peores) ofertas de trabajo que sus compañeros.

La modernización del TLCAN ofrece una oportunidad para corregir los abusos y eliminar las brechas legales y sistemicas que permitan a los migrantes trabajar y vivir en el país vecino.

Wall of Crosses in Nogales

4. Reglas de origen, la base del tratado

Para que un paraguas hecho en México pueda ser exportado a EU bajo el TLCAN, al menos 55% de la sombrilla debe de contener materias mexicanas. Un producto también puede ser considerado originario de un país firmante si su última transformación significativa tuvo lugar en ese sitio. El porcentaje de cada producto está regulado por las llamadas reglas de origen.

Este sistema es uno de los elementos centrales del tratado y será fuertemente debatido por los futuros negociadores. Algunos actores, como empresas que fabrican autos, buscarán que el porcentaje sea reducido o mantenido mientras que el gobierno de EU buscará aumentarlo para asegurar que los contenidos de productos son verdaderamente norteamericanos.

5. El medio ambiente debe ser tomado en serio

La protección al medio ambiente se encuentra en un subacuerdo del TLCAN. Un resumen del gobierno de Estados Unidos indica que para empezar, este tema debería formar parte del mismo cuerpo del tratado y se le dé más importancia. Varias organizaciones de la sociedad civil han pedido nuevas cláusulas para aprovechar innovaciones tecnológicas recientes y lograr una mayor rendición de cuentas de las empresas con respecto al medio ambiente.

El medio ambiente se ha visto afectado por el TLCAN. El incremento del comercio transnacional no ha ido acompañado de una regulación efectiva de la materia. La ley mexicana obliga a que los deshechos peligrosos producidos por empresas extranjeras regresen al país de origen de la compañía, sólo 30% de los deshechos vuelven y a penas el 12% pasan por un proceso de saneamiento adecuado, según un reporte por la organización ambiental Sierra Club.

El impacto sobre la vida humana también ha sido nocivo, haciendo que muchas poblaciones mexicanas, como Ciudad Juarez, sufran altos niveles de hepatitis A y enfermedades respiratorias debido a la contaminación y a la falta de infraestructura.

6. Las demandas de empresas a estados

Cuando una empresa de uno de los paises del TLCAN y trabaja en otro cree que existe discriminación en contra de su compañía por ser extranjera, tienen el derecho a presentar una demanda en contra del estado frente a un tribunal.

Estos tribunales, conocidos como Mecanismo de Solución de Diferencias entre Inversores y Estados (ISDS, por sus siglas en inglés) están compuestos por tres miembros: uno escogido por el estado, otro por la empresa, y el último por ambos lados.

El ISDS ha sido criticado porque las empresas pueden presentar un caso de “discriminación” cuando un Estado introduce legislación ambiental o laboral que impacte la rentabilidad de sus inversiones. En los últimos 20 años de 25 casos de inversionistas contra México, 9 han sido resueltos a favor de las empresas. Estados Unidos ha resultado ganador en la mayoría de las demandas que se han presentado en su contra.

7. La falta de protección de propiedad intelectual en México

México ocupa la posición 67 en el Índice de Derechos Propietarios, EU y Canadá ocupan las posiciones 14 y 11, respectivamente. Este diferencia toma relevancia en el comercio electrónico y la oferta de servicios por internet, los cuales requieren un alto nivel de protección.

Durante las consultas en Estados Unidos, diversos actores, como la Cámara de Comercio de EU y la Alianza para el Derecho a la Propiedad indicaron que México debe regular de mejor forma su protección a la propiedad intelectual.

8. Aranceles irregulares: los de minimis

Un estadounidense que quiere comprar un producto que sólo encuentra en México (por Amazon o cualquier otro sitio de internet, por ejemplo) puede gastar hasta 800 dólares estadounidenses sin tener que pagar un impuesto para importar. Cuando un consumidor mexicano compra un producto estadounidense basta que sea de 50 dólares para que tenga que pagar un impuesto. En Canadá, el nivel es de 20 dólares.

El nombre técnico de los aranceles o impuestos a la importación es de minimis y muchas empresas estadounidenses quieren homogeneizarlos porque los niveles actuales dificultan el comercio electrónico con México y Canadá.

9. ¿Mantener el status quo es proteger intereses?

Las economías de los países de América del Norte están fuertemente vinculadas y el TLCAN forma la base de millones de consorcios transfronterizos. Muchas empresas desean mantener el estatus quo básico mientras que modernizan el tratado para reflejar la economía del siglo XXI.

En el sector de energía, por ejemplo, más de 25% de la electricidad en México se basa en gas natural que proviene de los EU La región de América del Norte está a punto de lograr autosuficiencia en el mercado de combustibles líquidos, esto debido a los aranceles bajos o inexistentes que aprovechan empresas en el sector energético[22]. Industrias gigantes e importantes como la automotriz, el mercado de textiles y agricultura podrían verse afectadas por cambios en el esquema básico del TLCAN. De aumentar aranceles en el comercio, millones de empleos también se verían en riesgo y los consumidores podrían pagar precios más altos.

10. Trump y el TLCAN

El TLCAN volvió a ponerse en discusión durante la campaña presidencial en EU. La discusión sobre la exportación de empleos a otros países fue especialmente fuerte y se supone que la administración de Donald Trump se inclinará hacia un tratado menos abierto hacia México y Canadá.

Esto podría dañar los intereses de empresas de los tres países. Por ejemplo, alrededor de 6 millones de empleos estadounidenses dependen del comercio con México. La región de América del Norte ha crecido su conexión comercial en los más de veinte años de vida del TLCAN.

Aunque muchas organizaciones de la sociedad civil lo ven como oportunidad para conseguir un tratado más justo también tendrán que evitar que EU tome la oportunidad de la renegociación para cambiar a peor el sistema de comercio libre.

Nota del Editor: Este texto fue publicado originalmente en RindeCuentas.org, de la organización PODER, con quien Alto Nivel tiene una alianza de intercambio de contenidos.

Relacionadas

Comentarios