1Z0-001 HP0-634 1Z0-854 JN0-331 ST0-130 HP2-T31 1Z0-507 P_SD_64 GB0-180 A2010-564 C2090-913 HP2-K18 C2180-270 000-433 351-018 920-345 000-745 000-191 070-545-VB 70-346 ITIL-F-CHS SD0-302 920-232 642-426 HP2-B100 LOT-917 000-210 MB4-641 920-252 000-995 310-810 1Z0-517 920-807 50-632 TB0-105 310-045 000-235 000-992 350-040 270-551 920-344 E20-011 C2090-735 350-024 074-325J 1Y0-A25 070-225 HP2-H25 1Z0-204 000-268 000-M23 000-M220 E20-016 000-386 HP2-B27 920-533 JK0-U11 CUR-011 1Y0-A20 70-515 ¡Viva México! Los mejores platillos gourmet | Alto Nivel
md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 09:00 04/08/2015
Síguenos:
button_facebook_follow button_twitter_follow button_google_follow linkedin_button addthis_button_rss addthis_flipboard

¡Viva México! Los mejores platillos gourmet

Celebra el Bicentenario de nuestro país llevando a la mesa estas delicias que representan lo mejor de nuestras raíces y cultura.

¡Viva México! Los mejores platillos gourmet

¡Viva México! Los mejores platillos gourmet

POR: Estilo Hoy

La comida mexicana refleja mucho más que el buen sabor y la calidad de los ingredientes; en cada platillo se transmiten historias y recuerdos de una cultura basada en rituales religiosos, la magia y el arte.
 
Posee sabores distintivos y sofisticados con gran condimentación. Reúne tradiciones gastronómicas indígenas y europeas, entre otras muchas.
 
Hablamos de una tradición gastronómica que ha recibido muchas influencias: española, cubana, africana, del Oriente Medio y asiática son sólo algunas.
 
Este 2010, año en que México celebra su Bicentenario, recordamos esos platillos únicos de México para el mundo:
 
· Escamoles
Los escamoles son uno de los mejores representantes de la gastronomía mexicana, de hecho son denominados como “el caviar azteca”.
 
Es un plato exótico, pues hablamos de los huevos de la hormiga Liometopum gigante negro, que hace su casa en la raíz de las plantas de maguey y agave.
 
Los prestigiosos son considerados un producto de lujo, y en Europa son uno de los platillos más in que podrías probar. Además, tienen alto valor nutritivo y un exquisito sabor.

Cabe señalar que las hormigas de donde provienen son sumamente agresivas, lo cual, junto con la imposibilidad de reproducirse todo el año, hace difícil su explotación y convierte a los escamoles en un platillo muy preciado y exclusivo. Los escamoles se cosechan cada año, entre los meses de marzo y abril;
se comen fritos con mantequilla y epazote, en mixiote, en mole, en barbacoa, con huevo, entre otras maneras. Su olor y sabor perfumado con epazote y ajo es de lo más tasty. Por eso los europeos están dispuestos a todo con tal de degustar este maravilloso producto.
 
· Chiles en Nogada
Son apreciado en todo el país, especialmente en Puebla, donde nació. Hablamos de un platillo mestizo, porque tanto los ingredientes como los procedimientos culinarios fusionan lo mejor de ambos mundos.  

Por ejemplo: el arte de desvenar los chiles pertenece a la tradición indígena, la mezcla de lo dulce y lo salado del relleno es la influencia árabe en España, así como el fascinante equilibrio de las especias; y la nogada es propia de la cocina europea.
 
Las narraciones que llegan hasta nuestros días cuentan que el Chile en Nogada fue un platillo creado para deleitar a Don Agustín de Iturbide a su paso por la Ciudad de Puebla en 1821, después de firmar los Tratados de Córdoba el 24 de agosto, hecho que dio fin a la guerra de Independencia de México.
 
Al parecer fueron las monjas agustinas del Convento de Santa Mónica, quienes usaron toda su inventiva y gusto culinario, para agasajarlo con un platillo original y especial a fin de conmemorar la ocasión. Desde entonces, es una rica tradición festejar el mes patrio con los sabores y colores del Chile en Nogada.
 
Los colores de este platillo: el verde del chile, el blanco de la nogada y el rojo de la granada, plasman los colores de nuestra bandera, convirtiéndolo en un símbolo de las fiestas mexicanas.
 
Si quieres darle aún más sofisticación puedes agregarles salsa de chocolate.
 
· Gusanos de Maguey
Otro plato que forma parte de las delicias culinarias de México. Este gusano, alimento de emperadores aztecas y asombro de los primeros españoles en América, tiene en los estados de México, Hidalgo y Tlaxcala a sus mayores productores.
 
Son llamados así porque son larvas de mariposa que crecen en las hojas y las raíces de la planta maguey, una planta originaria de México aunque en la actualidad se encuentra también en otras partes del continente americano.
 
El gusano de maguey fue descrito en el siglo XIX por el científico alemán Alexander Von Humboldt como "la más sutil de todas las producciones que la naturaleza ha concedido a los pueblos de América septentrional".
 
A pesar de esto, el alimento está en peligro de extinción, por el saqueo de que son víctimas los productores de la planta.

Los usos gastronómicos que suele darse al gusano de maguey es bastante variado, pero lo más habitual es freirlos con mantequilla y colocarlos en una torilla con un poco de guacamole.
 
· Cochinita Pibil
La comida yucateca del sureste del país es exquisita y diferente. Si hablamos de esta zona no podemos dejar fuera a la cochinita pibil, un platillo basado en carne de cerdo adobada con achiote, envuelta en hoja de plátano y cocida dentro de un horno de tierra. Se acompaña con cebolla encurtida en naranja agria.
 
El término Pibil es un método de cocción que tiene su origen en la palabra maya pib que significa enterrado.  

Además, existe una variación del platillo denominada "pollo pibil", donde la carne de dicha ave sustituye a la de cerdo. ¿Quieres aprender a prepararla? Observa este entretenido video.
 
· Mole

El mole es la famosa salsa elaborada a base de chiles que deleita se ha trasformado también en un gran producto de exportación.

El mole combina varios ingredientes, como pollo, chiles anchos, mulato, pasilla, chipotle, jitomates, almendras, nueces, pasas, ajonjolí, clavo, canela, perejil, pimienta, cebolla, ajo y claro, tortillas.

No se trata de una mezcla de ingredientes al azar, sino de una de las comidas más tradicionales y ricas de nuestro país que resulta de un lento proceso culinario que se inició en la época prehispánica y que se fue perfeccionando durante la Colonia, hasta llegar en la actualidad a nuestra mesa en infinitos formatos.

La leyenda cuenta que en el convento de Santa Rosa, ubicado en Puebla, Sor María del Perpetuo Socorro, preparaba un platillo para la visita del Virrey de la Nueva España para agradecer los favores de éste a su comunidad.

Este platillo resultó muy picante, no recomendado para el paladar de la distinguida visita, por lo que la monja decidió agregar almendras, clavo, canela, ajonjolí y cacahuate para reducir su efecto.

Éste gustó tanto al Virrey, que, en agradecimiento, mando a construir una cocina totalmente cubierta de Talavera y que actualmente se encuentra en el Museo de la Cerámica (ex convento de Santa Mónica). No dejes de tenerlo en tu mesa.

comentarios